lunes, 14 de julio de 2014

Cuando no vemos lo que realmente importa y la resaca mundialista

Un grupo de mujeres palestinas llora durante el funeral de la familia Abu Muamar en Khan Younis

Un grupo de mujeres palestinas llora durante el funeral de la familia Abu Muamar en Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza. (EFE) - 20 minutos

Tenía pensado este post para la "resaca" del mundial, después de la final. Y no es que me haya puesto a festejar a lo "germano" (si hubiese sido mi selección peruana sí, pero hoy es una utopía) sino que considero que hemos estado muchos pendientes de los goles y jugadores "estrella" y hemos dejado pasar cuestiones que realmente importan. Es una pena que en estos días hayan pasado más cosas de las que hablar.

Protestas contra el mundial

Y es que los problemas sociales no resueltos, más las sumas inmorales destinadas a infraestructuras para el mundial (11.000 millones de euros ) no son buena mezcla.

Vivienda, salarios, condiciones de trabajo, seguridad, estudios...todo ello exigido y con justa razón antes, durante y al finalizar el mundial. Estoy convencido que de ganar Brasil las cosas quizá se hubieran apaciguado un poco, pero creo que la gente empezará a despertar del letargo mundialista y a exigir a la presidenta Dilma Rousseff explicaciones, y sobre todo, acciones.

Bombardeos a Gaza

No pretendo dármela de periodista (no lo soy) pero como ser humano puedo dar mi opinión. Francamente los enfrentamientos en oriente me resultan muchas veces confusos, pero en esta ocasión entiendo que hay un despliegue desproporcionado de fuerza, justificando un objetivo: vencer a Hamás quien gobierna la Franja de Gaza, y que junto a Cisjordania conforman los llamados territorios Palestinos.

Hace unos días, Israel recibió 45 proyectiles provenientes de Gaza, en principio por Hamás, y a diferencia de otros ataques, éstos no tuvieron víctimas pero se acercaron peligrosamente a zonas del centro y sur de Israel. Pues bien, Israel ha decidido atacar a cuanto se mueva dentro de la franja, causando ya en seis días 150 muertos y 1.154 heridos con sus proyectiles dirigidos a civiles.

No hay objetivos militares... hasta el momento hay varios niños entre las víctimas mortales y hoy han bombardeado un centro para discapacitados.

¿Debemos callar ante esta desproporción? Como ves, durante estos días de fútbol unos eran "callados" por protestar y  un niño moría por un proyectil porque era un "peligro".

A veces dejamos de ver lo que importa, sobre todo cuando espectáculos de interés mundial cumplen su función: entretener, abstraernos de la realidad.¿Qué podemos hacer?¿Qué puedes hacer?

Un abrazo...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!