Ir al contenido principal

Cuando ayudar a los demás es el centro de tu negocio

Si caes por tus problemas, levántate por tus sueños
Foto de la web www.kikibu.com

Para dedicar tu vida a ayudar a los demás, tienes que tener vocación. Sobre todo en carreras de servicio, ya sea en el sector salud o la enseñanza, etc.

Lo que me encanta de verdad es cuando puedes crear una empresa y puedes hacer que otros sonrían, crezcan y sean mejores personas, empleados y clientes.


Kikibú es un negocio en el que motivarse y motivar es el centro de sus acciones y a su vez materializa este sentir en sus productos: camisetas, polos, joyas personalizadas y un largo etc.

Conocer a Mar García (gerente de Kikibú), es una gozada. Una persona con mucha energía y entusiasmo (que además contagia) que piensa y vive Kikibú. Sus clientes, sintonizan con esta filosofía y son recurrentes, y es que el trato es muy familiar, muy cercano.

Ahora están lanzando un nuevo servicio que creo redondea el concepto de su negocio: Desarrollo personal a través del Coach.

Con este servicio puede ayudar a todos aquellos que se replantean el cambio en su vida y que han aplazado el mismo por miles de excusas.

"Vive la vida que quieras" o "Fortalece tu autoestima y autoconfianza" son frases que se hacen realidad con las sesiones de coaching.

Si vives en Madrid, no puedes perder esta oportunidad. Kikibú ofrece la primera sesión bonificada al 100% para que no haya ninguna excusa, y las tres siguientes sesiones bonificadas en un 60%, quedando en 30€ dichas sesiones (cada sesión está valorada en 75€). Si no estás en Madrid, siempre tienes la posibilidad de consultar la posibilidad de videoconferencias.

Noticias como esta merece la pena difundir...¿Vas a desaprovechar esta oportunidad?


Comentarios

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…