martes, 6 de septiembre de 2011

Las vacaciones más felices de mi vida


Puedo decir que estas han sido las vacaciones más felices de mi vida sin lugar a duda. Y no porque haya visitado una playa paradisiaca, ni porque haya visitado la ciudad más impresionante del mundo. Soy feliz porque en este mes Dios me ha regalado el amor a borbotones, no, a maretazos.