domingo, 24 de julio de 2011

¿Qué es el amor?



A veces es difícil expresar en líneas lo que el corazón guarda y experimenta. Me doy cuenta que a veces no soy consciente del hermoso regalo que me da la vida a diario, y que recibo más de lo que creo "perder".



El amor no es un sentimiento. Es un estado...le llamo el "estado de amor". Y es que los sentimientos van y vienen, nos llenan y nos abandonan. Los sentimientos no pueden ser gobernados y pocas veces (casi nunca) podemos decidir qué sentir. Por eso no se puede ejercer un juicio de valor cuando alguien siente algo "bueno" o "malo", pues sólo lo siente, no requiere voluntad.

El amor por el contrario, sí que requiere una elección, requiere voluntad y requiere acción.  Y es que el amor puede tener como efecto colateral un sentimiento "bueno" o positivo, lo que es lo mismo decir, una sensación interna placentera. No obstante, también es contradictorio, porque el amor nos puede producir un dolor tan intenso que podemos hasta perder la noción de la realidad y creer que el dolor es el único sentimiento real (volvemos al tema del sentimiento).

El amor requiere elección

Creo firmemente que se puede elegir a quien amar, pues podemos elegir  a quién odiar (el antagónico). Tienen el mismo funcionamiento. Quien ha odiado entiende más de esto pues lamentablemente es el sentimiento más fácil de albergar, y creo que todos los experimentamos en nuestras vidas en algún momento...No se puede decir lo mismo del amor, que se experimenta en menor medida si nuestro entorno no decide amarnos y estamos abiertos a reconocerlo. Un entorno carente de amor, puede ser caldo de cultivo de una persona llena de odio, una persona que no entiende de compromisos con los demás, de fidelidad, de lealtad, de sacrificio, de responsablidad. Simplemente es una persona que centra su vida en sí misma.

El amor requiere voluntad

Voluntad en el sentido de fuerza interior que mueve a la acción de decidir. Es decir, no vale con elegir sino tener la fuerza para hacerla efectiva. Te sonará la frase "Es que no puedo perdonarlo/a", "por más que lo intento, no puedo olvidar", "no puedo dejar de pensar estas cosas". Son acciones, que requieren una madurez interna, ejercitada en tomar decisiones, por más difíciles que lo sean. Cuando hacemos algún ejercicio físico,  practicamos cualquier expresión artística o simplemente "estudiamos", estamos ejercitando la voluntad. Nos sobreviene la pereza, nos sobreviene el cansancio, el desánimo...pero nuestra voluntad nos mueve a llegar al último momento del ejercicio.

Por esta razón cuesta tanto perdonar, o cuesta tanto comprometerse. Si no hemos trabajado esa fuerza interior, nos vence. Muchos en algún momento somos conscientes de ello pero no hacemos nada al respecto, ya ni si quiera porque no se desee, sino porque no se sabe cómo.

El amor requiere acción

Llegados a este punto, si hemos elegido al ser amado, y además tenemos voluntad para amarlo, la acción es la manifestación externa de esos dos procesos internos. El amor se demuestra.

Y hablar de acción implica no necesariamente quedarnos en expresiones tan básicas (no con esto menos importantes) de afecto como los besos o abrazos....Hablar de acción implica actuar para que el amado sea feliz. Lógicamente esto tiene su matiz. Podemos elegir hacer "feliz" a una persona en un tiempo corto, o pensar en hacerlo feliz durante mucho tiempo (o hasta que la muerte nos separe).

Muchas son las personas que anteponen sentirse bien, a hacer lo correcto. Prefieren a veces callar, a decir lo que se debe decir, o dejar de hacer con tal de no sentirse "mal". Creo honestamente que son malos caminos, caminos egoístas.

La acción de amor debe estar limpia de egoísmo, sino no es amor. Si somos capaces de pensar en la otra persona, podemos incluso hasta sentir dolor. 

Quien dice que el amor es un sentimiento, se equivoca. El amor es un conjunto de sentimientos, pero su base, su esencia no está en los sentimientos...está en esa fuerza interior, llamada voluntad.




4 comentarios:

  1. El amor a veces llega y no avisa, es un torbellino, no siempre se elige. Querer diria yo que si es más una elección. No se, yo así lo he percibido.
    Hermosas reflexiones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario San. También creo en que el amor llega. Pero creo que llega cuando estamos preparados para reconocerlo...igual se pasa de largo sin darnos cuenta. ¡Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. el arte de vivir es una pagina de internet que es creada para los que quieren cambiar su habitos de cambiar su propia vida y dejarse relajar a ti misma de verdad eso es un mundo de oportunidades nuevas para aprender nuevas tecnicas para sobrellevar en la vida de uno mismo y de saber controlar tus emocones y ser positivo vos misma de eso se trata de quererte cada dia mas y de amarte

    ResponderEliminar
  4. Gracias Anónimo. Realmente el arte de vivir y dejar vivir es para mí un estilo de vida, una forma de concebir el mundo y la web es nuestro canal. No obstante comparto los demás comentarios sobre entender las emociones y quererse cada día más. Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!