martes, 17 de mayo de 2011

El Perú es más grande que sus problemas




Perú es un país de contrastes. Un país en donde el "gringo" (el descendiente de extranjeros, principalmente norteamericanos), el indio (o "cholo"), el negro, el chino, el amazónico y demás cruces se mezclan y conviven.

La distancia permite ver cosas que dentro uno a veces no percibe...como la rana dentro de la olla que caliente al agua progresivamente, y la rana no se da cuenta hasta que es muy tarde.

Perú es un país racista, pero curiosamente no es xenófobo. En otras palabras: no termina de aceptar que su país es multiracial y pluricultural. El extranjero siempre es mejor aceptado que el nacional.

La informalidad, la deslealtad, la "pendejada" son parte de la cultura generalizada. El bien común nunca es el bien común, es el mío.

El hacinamiento de ciertos colectivos, marginados por su pobreza o "clase social". Caldo de cultivo de la violencia y la delincuencia.

Pero como dije, país de contrastes. Esta realidad, convive con su parte polar.

Me he encontrado en el Perú con este tipo de gente antes mencionada, pero también con gente increíble. Idealistas y gente activa que vive por un Perú y mundo  mejor.

Curiosamente en este ambiente, también encontré lealtad. Lealtad no de algunos, sino de muchos amigos (aunque no me salvé de alguna decepción).

Mis orígenes hacen que lleve la sangre negra de mi bisabuelo, la sangre india de mi bisabuela y la sangre "blanca" de mi abuelo: vivo esa mezcla con orgullo y siento cada vez que la estupidez está asociada a cualquier manifestación de marginación o racismo.

Aunque me han inculcado el que me sienta orgulloso de mi país, muchas veces he sentido vergüenza ajena por actuaciones negativas de connacionales. Creo más de un peruano habrá sentido lo mismo en algún momento.

No obstante, a pesar de todas esta fuerzas encontradas, una inciativa estupenda lanzada para llevar lo bueno, lo rico, lo que aporta nuestra cultura al mundo, en forma de documental, ha despertado ese "orgullo" cholo que uno lleva a dentro. Es impecable....

La marca Perú, el PERÚ, estoy convencido, es más grande que sus problemas....