martes, 19 de abril de 2011

El poco desarrollo de la personalidad puede afectar a la comunicación



Para hacer progresos en el proceso de mejorar las habilidades para comunicarnos, conviene tener presentes algunos principios básicos:

Casi toda conducta tiene una intención positiva

Las personas cuando actúan generalmente tienen como objetivo el bienestar, un resultado positivo. No siempre se consigue por diferentes factores, por tanto debemos estar atentos y abiertos a entender las razones del otro para comprender y solucionar. 

La gente suele elegir la mejor opción dentro de una situación

Las personas que cometemos errores, jamás obramos pensando en que queremos equivocarnos. Cada opción que se toma, se toma en un contexto determinado, por lo que hay que entender que detrás de cada acción hay una razón, acertada o no según nuestro punto de vista, pero una razón al fin y al cabo.

No lo sabemos todo, no conocemos todo

Tenemos limitaciones conceptuales  y perceptuales, por lo que no siempre tendremos la razón completa ni absoluta. Conviene escuchar al otro para aumentar nuestra visión de la situación y comprender mejor las situaciones.

Siempre tenemos la posibilidad de elegir

Siempre tenemos opciones. Siempre y en cualquier situación. Aunque no tengamos el control de lo que ocurre a nuestro alrededor, siempre podemos controlar nuestras reacciones y respuestas. De nosotros depende el que los problemas tengan o no solución.

Para problemas nuevos, soluciones nuevas

Existe siempre una solución para cada situación si estamos preparados para buscarla y encontrarla. Hay que evitar lo que se ha llamado la habilidad para ser incompetente, que es aplicar métodos antiguos para afrontar los cambios. Es ideal buscar varias soluciones, pues cuantas más tengamos, es más probable que tengamos lo que queremos.

Los cambios producen cambios

Hay quienes argumentan que el cambio depende de uno mismo. Esto puede no ser del todo correcto. Según los principios de la electrónica, sabemos que un cambio en un elemento, provoca cambios en los demás.

La comprensión verdadera va acompañada de la experiencia

Se puede hablar y explicar de manera virtuosa, sin embargo entender de verdad sólo es posible cuando uno mismo lo experimenta.

No hay fracasos, no existe el fracaso

Cuando algo no sale como se ha planeado, se habla de fracaso y entonces surge la irritación, el enojo, la impotencia, el sentimiento de culpa y la depresión.

El planteamiento es erróneo. Debemos entender que el camino a la perfección, implica la caída, el error, y es nuestra obligación intentarlo de nuevo probando otras formas.

Ejemplo: Thomas Edison nunca habló de fracaso los mil intentos antes de conseguir la bombilla eléctrica. Habló de haber descubierto mil materiales que no eran adecuados como filamentos de la bombilla.

Estos principios básicos afectan directamente a nuestra forma de pensar, de entender a las personas y a nosotros mismos. Todo esto facilita la interacción con los demás, y por ende la comunicación tiende a ser más directa, más clara, libre de prejuicios y complejos.



==============================================
 
¿Te gustó el post? ¿Tanto como para invitarme un café? :)

2 comentarios:

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!