miércoles, 19 de enero de 2011

Viajes Dorimar: Una presunta estafa que afectada a más de uno




No es mi estilo hablar en tono de estafa pero espero que esto sirva a alguien, y se tomen cartas en el asunto.

Hace unos días, una amiga cercana tenía que viajar a Perú para acompañar a su hijo que participará en un concurso de baile, y regresar con él.

Por sugerencia de una persona que en este momento no le da la cara, le recomendó comprar el billete en la "Agencia" Viajes Dorimar, a cargo de la "Señora" Doraliza Armijos Castro.

Al parecer, esta "empresa" compraba billetes a la empresa "Latin Tours", quien en este problema se ha portado a la altura de las circunstancias.

Resulta que habiendo pagado el billete completo a Perú, la empresa Dorimar pagó solo una parte del billete, dejando impagado el mismo. Hasta allí, puede parecer un problema puntual.

Lamentablemente, esto no le ha ocurrido sólo a ella, sino al parecer a más personas, como comentan los vecinos de la dichosa agencia, quienes en estos días ven un desfile de personas preguntando por la "señora Dorita", y que según dice quien contesta el teléfono móvil (que no se identifica) "El marido está en Perú y ella está ingresada"... Al parecer esta información no es correcta y ella está en Perú disfrutando del dinero de toda está gente que se ha quedado cada uno con su drama personal (nos llegó un email de personas que tienen que regresar y no tienen billete de regreso).

Esta agencia tiene varios anuncios en internet, por lo que avisamos que tengan cuidado, y sobre todo, aquellos que hayan comprado algún billete, comprueben que el localizador del vuelo indique que el billete no ha sido reembolsado y que pueden viajar.

Una pena que estas cosas ocurran de esta forma...ojalá la justicia llegue, aún a la distancia y esta persona de la cara, pues es lo que piden muchos afectados.



martes, 11 de enero de 2011

El movimiento... o morir



Nuestra naturaleza está en movimiento. El reposo absoluto es la muerte. (Blaise Pascal)

Esta frase de Pascal, me suena muy radical, pero oculta una realidad tan sencilla como el ver correr el agua de un arroyo.
De lo único que debemos estar seguros, y que muchas veces obviamos y olvidamos es que el movimiento es inherente a la vida. Si es así ¿Por qué nos resistimos al mismo?¿Por qué luchamos cuando nuestra situación personal cambia: la pérdida del empleo, la muerte de un ser querido, el abandono, un accidente inesperado...?.

Aunque sabemos que la vida en si es cambiante, nuestra mente se aferra a ideas, recuerdos, certezas.... con la consecuente frustración y sufrimiento  que llega cuando el panorama es tal.

El enquistarse mentalmente, sin albergar esta situación natural de movimiento y evolución, nos lleva a dogmatismos y situaciones en las que nuestras "verdades" se convierten en tales para nosotros, sin que realmente lo sean. (De allí tanto atropello y genocidio histórico).
En esta nuestra vida, en la que todo es movimiento, no nos queda otra que disfrutar del mismo, crecer y aprender....o todo lo contrario.



==============================================

¿Te gustó el post? ¿Tanto como para invitarme un café? :)









lunes, 10 de enero de 2011

La importancia de la madurez personal



Una imagen que no quitaré de mi retina es la de mis padres andando de la mano como dos enamorados. Debo reconocer que cierta envidia sana he tenido al verlos tan felices a pesar de los 34 años de casados que llevan juntos.

Personalmente no te he tenido la misma suerte en mis relaciones (es decir, no he tenido relaciones duraderas) y si ha ocurrido, es que debe haber un denominador común, en ese sentido el denominador común soy yo.

Más que buscar excusas y justificaciones, es importante analizar qué estamos haciendo igual que puede ser un factor determinante para que una relación no prospere. Considero que la persona, en la medida que madura como tal, tiene más opciones de tener relaciones maduras (en todos los aspectos).

Lo más importante entonces es buscar la madurez personal, el equilibrio en los aspectos personales necesarios para que podamos ser capaces de aportar, de llenar la vida de la persona que decide estar a nuestro lado o nuestro prójimo.

Podríamos mencionar varios aspectos, pero hay algunos que son básicos :

1. Emocionales: Ser capaz de asumir que nuestros estados emocionales dependen de nosotros y no de los demás. Una lucha titánica por transformar las impresiones externas en estímulos positivos para fortalecernos emocionalmente.  Es decir, eliminar de nuestro vocabulario "por tu culpa estoy mal".

2. Afectivos: Ser capaz de poder administrar la soledad y no crear dependencias. Las dependencias lamentablemente son originadas por la falta de seguridad en uno mismo, la poca capacidad de asumir responsabilidades (es más fácil culpar al otro de una mala decisión).

3. Espirituales: Encontrar la fuerza interna motivacional que nos lleve a encontrar un sentido a nuestra vida, una razón de ser. Esto quiere decir que si se practica (o no) una religión determinada, tengamos esa fuerza interna para luchar sin descanso para superar los propios problemas, sin caer en la desesperación, sabiendo que cada cosa que nos ocurre, es parte de un todo.

Curiosamente son aspectos que requieren una voluntad personal de autoayuda, autoconocimiento, autoexperimentación. Aquel que se experimenta, se conoce, enfrenta situaciones nuevas y las supera, va adquiriendo la madurez necesaria para sentirse realizado. Quien teme hacerlo, se verá limitado por sus propios lastres que aún no han sido resueltos, y que le pueden acompañar y enquistarse  en la persona conforme pasen los años.