Ir al contenido principal

La Historia del Erizo



Habitualmente, recibo en mi correo las famosas "cadenas" y paso de continuarlas. No obstante, hoy recibí un reenviado con una historia que me ha llegado justo en el momento exacto. La comparto contigo, pues sé que te gustará.


La Historia del Erizo

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se  abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.

Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o  desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.

De esa forma pudieron sobrevivir.

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con  los defectos de los demás y  admirar sus cualidades
.


Comentarios

  1. que bonita historia! tan sencilla que justo alli radica su belleza y encima de eso con moraleja!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. me ha encantado me la llevo para releerla!
    besitos

    ResponderEliminar
  3. A veces no se entiende.
    A veces se entiende pero no se aprende.
    A veces se entiende demasiado tarde.
    Si lo entiendes... ¡Hazlo ya!

    ResponderEliminar
  4. me gusta mucho esta lectura, porque muchas veces pensamos que si discutimos no hay amor, pero con la comunicacion y amor cualquier mal entendido paso de largo, un gusto visitarte

    ResponderEliminar
  5. Que breve, conciso y directo relato.
    Queda flotando en nuestras cabezas reflexiones, tras reflexiones. En momentos de supervivencia, siempre logramos dar lo mejor de nosotros, porque es allí donde valoremos realmente y luego agradecemos por nuestra vida.
    Gracias por compartirlo, esas cadenas de mail, a veces nos llevan a esta sorpresa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Es buena, no la habia leido nunca!!

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
  7. Hola Cesar que bonita historia que nos hace reflexionar y darnos cuenta que todos nos necesitamos los unos de los otros y que nadie es perfecto solo Dios...

    ResponderEliminar
  8. Me alegra guste la historia. A veces hay cosas que hay que "personificar" para entender situaciones más complejas...¡Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  9. ECELENTE ANECDOTA PARA QUE PENSEMOS Y REFLEXIONEMOS LO QUE REALMENTE VALE LA PENA DE LA VIDA... BIEN POR TI CESAR Y POR TODOS LOS QUE NO SOLO LES GUSTO LA HISTORIA SINO POR LOS QUE PONEN EN PRACTICA LAS ENSEÑANZAS DE LA MISMA
    SALUDOS A TODOS.... :)

    ResponderEliminar
  10. ECELENTE ANECDOTA PARA QUE PENSEMOS Y REFLEXIONEMOS LO QUE REALMENTE VALE LA PENA DE LA VIDA... BIEN POR TI CESAR Y POR TODOS LOS QUE NO SOLO LES GUSTO LA HISTORIA SINO POR LOS QUE PONEN EN PRACTICA LAS ENSEÑANZAS DE LA MISMA
    SALUDOS A TODOS.... :)

    ResponderEliminar
  11. Gracias Gera!!! Creo que debemos compartir y sobre todo ser consecuentes con lo que creemos...¡Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…