viernes, 6 de agosto de 2010

Soñar despierto


Nos es fácil a veces darse un tiempo para uno mismo. El día a día, el trabajo, las responsabilidades pueden hacer que uno cree automatismos y olvide que el día es lo único que tenemos de real (sin mencionar que la vida es fugaz y no tenemos la certeza de saber hasta cuando nos la han "cedido").

Lo mejor de la vida lo encontramos precisamente en las pequeñas cosas que el día nos otorga. Una sonrisa, una palmada...detalles.

También es cierto que podemos ahogarnos en un "vaso de agua"...pensar que una palabra fuera de luegar, un detalle negativo, un mal recuerdo nos pueden estropear un momento o el día entero.

Creo que lo importante es estar despierto. Una vez escuche un ejemplo muy gráfico para entender mejor lo de estar DESPIERTO: Cuando estamos en el cine, nos podemos identificar tanto con lo que estamos viendo que podemos reir, llorar, sentirnos angustiados.... y nos estamos olvidando que sólo es una película, que detrás hay actores, efectos, y un director que quiere provocar emociones. En ese momento, nada de lo que ocurre es real, pero estamos allí...identificándonos con lo que ocurre, que en realidad es NADA.

Cuando un recuerdo nos invada, no olvidemos qué está ocurriendo realmente. A veces, cuando nos recreamos en los recuerdos, nos perdemos el presente, nos perdemos lo real.

5 comentarios:

  1. No llores por la pérdida del sol, porque las lagrimas no te dejarán ver las estrellas.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, para tenerlo siempre presente, o al menos de vez en cuando poder "ver detrás del escenario" como tú dices.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. a pesar de los tropiezos siempre existe un nuevo comienzo :)

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto, creo que las pequeñas cosas son las que más fuerza tienen cuando pensamos que hay poco por medir. Algo que deberíamos tener en cuenta también es que "No todo es tan grave cuando estamos bien despiertos".
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Aniña: Tienes toda la razón...por eso he aprendido a llorar con mi almohada, cuando no veo el cielo.

    Sarah: Detrás del escenario a veces, se disfruta más. Un saludo!!!

    Ma. Cristina: Eso es lo bueno de vivir de verdad: Siempre encontramos nuevas oportunidades. Saludos amiga!!!

    Adrian: Tienes razón. No todo es tan grave cuando estamos despiertos, pero lo que es grave es no estarlo y no ser conciente de ello. Un abrazo y gracias por escribir.

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!