Ir al contenido principal

Para gestionar tus buenos y malos momentos



Haz que tu realidad sea tu aliada.

Estés temporalmente en lo alto de una Cima o en lo más hondo de un Valle, pregúntate a ti mismo: ¿Cuál es la verdad en esta situación?

(Percibe correctamente la realidad, no te crees tu mundo propio)

PARA SALIR ANTES DE UN VALLE

  • Encuentra y utiliza el bien oculto en un mal momento.
  • Tranquilízate, porque sabes que los Valles no son eternos. Haz lo contrario de lo que te llevó al Valle.
  • Sal de ti mismo: presta más ayuda en el trabajo y sé más cariñoso en la vida.
  • Evita las comparaciones. Descubre lo bueno que esconde un mal momento, y utilízalo pronto en tu provecho.

PARA PERMANECECER MÁS TIEMPO EN UNA CIMA

  • Valora y gestiona tus buenos momentos con sensatez.
  • Sé humilde y agradecido. Haz más de lo que te ha llevado hasta allí. Sigue haciendo que las cosas mejoren. Haz más por los demás.
  • Economiza para tus próximo Valles.

PARA LLEGAR A TU SIGUIENTE CIMA

  • Sigue tu visión perceptiva. (Visualiza la siguiente cima a la que quieres llegar)
  • Imagínate disfrutando de un futuro mejor con detalles tan específicos y verosímiles que pronto disfrutes haciendo lo que te llevará hasta allí.

PARA AYUDAR A LA GENTE

  • ¡Compártelo con los demás! (El autor propone que compartas las ideas de este libro, la idea de las Cimas y Valles)
  • Ayuda a la gente a que los buenos y malos momentos les sean también provechosos.


Resumen de Spencer Johnson, al finalizar "Cimas y valles"

Comentarios

  1. genialesss consejos

    grcias por ellos
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos consejos los de este post César. Gracias!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  3. Cuando estamos en el valle es preciso no darnos por vencidos,un consejo muy sabio.

    ResponderEliminar
  4. Hola, me llamo killari, me gusta mucho las notas de tu blog...y gracias a tus lecturas y notas motivadoras me anime a crear mi propio blog...espero poder al igual q tu compartir mis experiencias y aprender de otras personas.

    ResponderEliminar
  5. Curioso lo de las cimas y valles hace que la vida parezca un sube y baja constante

    ResponderEliminar
  6. Muy buenos consejos!

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
  7. He llegado de casualidad a tu espacio, pero como me alegra haberte encontrado. Una entrada muy buena y positiva de las que a mí me gusta disfrutar. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".