miércoles, 22 de diciembre de 2010

Saludo de Navidad



No puedo terminar este año poco prolífico en posts pero lleno de retos y actividades, deseando una buena Navidad y un Feliz comienzo de año.

Este año he aprendido que la vida no se detiene, que el movimiento y la transformación es esencial en la naturaleza, y nosotros no podemos estar ajenos a esa realidad.

El año que viene es uno de nuevos retos, cristalización de sueños y por ese motivo no puedo dejar de desearte mucha fuerza, energía y buenas "vibras" para que alcances tus metas y objetivos.

Te comparto un video que está circulando en la red y que no puedo dejar de admitir que me ha resultado gratamente original.

 

martes, 26 de octubre de 2010

La Historia del Erizo



Habitualmente, recibo en mi correo las famosas "cadenas" y paso de continuarlas. No obstante, hoy recibí un reenviado con una historia que me ha llegado justo en el momento exacto. La comparto contigo, pues sé que te gustará.


La Historia del Erizo

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se  abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.

Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o  desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.

De esa forma pudieron sobrevivir.

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con  los defectos de los demás y  admirar sus cualidades
.


domingo, 10 de octubre de 2010

La importancia del "ser" para la felicidad


El drama actual del mundo, es que se le da más importancia al "hacer" que al "ser". No importan si podemos estar trabajando toda nuestra vida para pagarnos un sueldo mísero, o trabajar en tu propia empresa, viviendo para ello pero sin disfrutar de la vida propia, de la familia, de los hijos.

Lamentablemnete si no somos capaces de rebelarnos contra esa imposición externa, lamentaremos el no haber sido lo suficientemente capaces de dar prioridad a la propia existencia, a la razón de ser personal, íntima, individual.

Si no somos capaces de encontrar ese sentido, ese gusto por la vida, podemos caer en la depresión y actitud neurótica que también nos retrata el relato de "Il Paiachi":

"Doctor - dice el paciente al psicólogo- Mi vida no tiene sentido. Nada me entusiasma y no encuentro sentido a la vida. Veo todo gris, sin esperanza. El mundo, con toda su violencia y salvajismo, no me hace más atractivo el vivir. La vida es oscura... no me apetece seguir viviendo.

Veamos - responde el doctor - Tiene usted mucha suerte. En el pueblo nos visita un hombre que hará que usted sonría. Este hombre es capaz de quitar las penas, las preocupaciones y el dolor. Es un ser excepcional, increíble. Su nombre es "Il Paiachi". Tiene que ir a verlo.

El paciente le responde al psicólogo con una mirada de dolor y de desolación. Luego le añade: Doctor... yo soy Il Paiachi."

A veces, la solución está en uno mismo...pero requiere un gran esfuerzo personal.




Compartir

lunes, 6 de septiembre de 2010

¿Casualidad, coincidencia o algo más?



La coincidencia, es la explicación fácil que podemos dar a situaciones que requieren quizá, una lectura más atenta. Expongo tres situaciones que viví, y creo que a muchos les habrá pasado algo similar:

1. Ingresé un día corriendo al metro, en una estación que no suelo utilizar. El vehículo tiene más de tres vagones y dos puertas. Al ingresar me topé con "Isabel" (no recuerdo su nombre verdadero)

"Isabel" era un novicia, a punto de consagrarse en una congregación religiosa en el Perú. Tuvo que retirarse del noviciado por una cuestión de salud. Yo le conocí pues cuando participaba en la parroquia, ella con su grupo de "hermanas" nos ayudaban con la catequesis. Al retirarse, se fue del convento y se fue a su tierra natal, por lo que le perdimos la pista...hasta ese día.

Ambos nos reconocimos y me contó que estaba de paso por Madrid, que se había casado con Italiano y radicaba en Milán, y que sólo estaba hasta el día siguiente...

2. Me encontraba nuevamente en el metro, en otra estación que no uso con frecuencia y reconocí a "María" (esta vez si recuerdo el nombre).

"María" era la hermana de mi profesor de guitarra, cuando vivía en el Perú. Nunca cruzamos palabra más que el saludo habitual. Pues le encontré sentada, esperando el metro. Me dijo que había tomado mal el metro y que estaba esperando otro tren para retornar a su itinerario habitual. Sólo nos vimos esa vez..y de esto hace casi 6 años.

3. Iba sentado en el metro (¿es que el metro tiende a reunir a la gente?) y vi a un chico que me sonaba familiar. No sé con qué cara le veía que se percató de mi y me empezó a mirar. Desde luego era una situación incómoda, pero no podía contenerme:

- ¿Eres de Chaclacayo (distrito de Lima - Perú), verdad? - pregunté.
-¡Sí! Y tú eres el hermano de Alan - respondió
-Sí, soy César... ¿Qué haces en Madrid?.
-Pues estoy llevando un master y luego regresaré en unos meses cuando lo termine.
-Pues que genial encontrate por aquí...

Intercambiamos teléfonos... aunque nunca nos llamamos.

He puesto sólo tres ejemplos de varios que podía poner, pero estos me parecían los más curiosos, pues encontrarme con tres personas, de mi pequeño pueblo Chaclacayo, en Madrid, en circunstancias totalmente accidentales, me hacen pensar que por alguna razón que no supe ver, me encontré con estas personas (como si en el mundo no hubiera más espacio para tener que encontrarnos en esos lugares puntuales).

Por cierto... no somos tantos en Chaclacayo....



martes, 24 de agosto de 2010

Ayudar sin ayudar


A veces es difícil entender que a veces debemos tener paciencia con los procesos de la vida.

Cuando era "más joven" (que aún lo soy), me rodeaba de muchas personas que de alguna manera confiaban en mí y compartían sus duras situaciones de vida. En un momento determinado me veía "colapsado" porque no me daba abasto para ayudar a mis amigos, sacarles de sus problemas, darles solución a todos....

Lógicamente esto me llevó a un momento crítico en el que me tuve que replantear cosas en mi vida. Y es así como llegó este texto a mis manos:

"Un hombre encontró el capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder verla cuando saliera de él. Un día, vio que había un pequeño orificio, y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por poder salir de capullo.

El hombre observó que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio en el capullo, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado la lucha, pues aparentemente no progresaba en su intento. Semejaba que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande y de esta manera por fin la mariposa pudo salir.

Sin embargo, al salir, tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.

El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar al cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas... Nunca pudo llegar a volar."

Después de leerlo, tuve claro que cada uno debe pasar su proceso y a veces, tenemos que permitir que la persona a la que queremos ayudar, experimente su momento y así salga fortalecido. Desde luego, no es abandonar, es estar al lado animando y acompañando, pero no "quemando" su proceso.


martes, 17 de agosto de 2010

Alfonsina y el mar

Una canción preciosa.... hoy estoy especialmente contento y sensible...


viernes, 6 de agosto de 2010

Soñar despierto


Nos es fácil a veces darse un tiempo para uno mismo. El día a día, el trabajo, las responsabilidades pueden hacer que uno cree automatismos y olvide que el día es lo único que tenemos de real (sin mencionar que la vida es fugaz y no tenemos la certeza de saber hasta cuando nos la han "cedido").

Lo mejor de la vida lo encontramos precisamente en las pequeñas cosas que el día nos otorga. Una sonrisa, una palmada...detalles.

También es cierto que podemos ahogarnos en un "vaso de agua"...pensar que una palabra fuera de luegar, un detalle negativo, un mal recuerdo nos pueden estropear un momento o el día entero.

Creo que lo importante es estar despierto. Una vez escuche un ejemplo muy gráfico para entender mejor lo de estar DESPIERTO: Cuando estamos en el cine, nos podemos identificar tanto con lo que estamos viendo que podemos reir, llorar, sentirnos angustiados.... y nos estamos olvidando que sólo es una película, que detrás hay actores, efectos, y un director que quiere provocar emociones. En ese momento, nada de lo que ocurre es real, pero estamos allí...identificándonos con lo que ocurre, que en realidad es NADA.

Cuando un recuerdo nos invada, no olvidemos qué está ocurriendo realmente. A veces, cuando nos recreamos en los recuerdos, nos perdemos el presente, nos perdemos lo real.

viernes, 7 de mayo de 2010

Sabiduría popular....


La sabiduría popular pocas veces se equivoca, pues generalmente es un compendio de experiencias y observación del entorno. ¿Qué te parece el mensaje del azulejo?

lunes, 5 de abril de 2010

Para gestionar tus buenos y malos momentos



Haz que tu realidad sea tu aliada.

Estés temporalmente en lo alto de una Cima o en lo más hondo de un Valle, pregúntate a ti mismo: ¿Cuál es la verdad en esta situación?

(Percibe correctamente la realidad, no te crees tu mundo propio)

PARA SALIR ANTES DE UN VALLE

  • Encuentra y utiliza el bien oculto en un mal momento.
  • Tranquilízate, porque sabes que los Valles no son eternos. Haz lo contrario de lo que te llevó al Valle.
  • Sal de ti mismo: presta más ayuda en el trabajo y sé más cariñoso en la vida.
  • Evita las comparaciones. Descubre lo bueno que esconde un mal momento, y utilízalo pronto en tu provecho.

PARA PERMANECECER MÁS TIEMPO EN UNA CIMA

  • Valora y gestiona tus buenos momentos con sensatez.
  • Sé humilde y agradecido. Haz más de lo que te ha llevado hasta allí. Sigue haciendo que las cosas mejoren. Haz más por los demás.
  • Economiza para tus próximo Valles.

PARA LLEGAR A TU SIGUIENTE CIMA

  • Sigue tu visión perceptiva. (Visualiza la siguiente cima a la que quieres llegar)
  • Imagínate disfrutando de un futuro mejor con detalles tan específicos y verosímiles que pronto disfrutes haciendo lo que te llevará hasta allí.

PARA AYUDAR A LA GENTE

  • ¡Compártelo con los demás! (El autor propone que compartas las ideas de este libro, la idea de las Cimas y Valles)
  • Ayuda a la gente a que los buenos y malos momentos les sean también provechosos.


Resumen de Spencer Johnson, al finalizar "Cimas y valles"

miércoles, 31 de marzo de 2010

Segunda Virtud Cardinal: Esperanza

En el diccionario: Sustantivo femenino; tendencia del espíritu a considerar algo como probable; segunda de las virtudes teologales; expectativa; suposición; probabilidad.

En palabras de Jesús: Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? (San Mateo, 6 : 26-30)

Para los antiguos griegos: En uno de los mitos clásicos de la creación, uno de los dioses, furioso porque Prometeo había robado el fuego permitiendo la independencia de los hombres, envía a Pandora para que se case con Epimeteo, el hermano de Prometeo. Pandera trae consigo una caja que se le ha prohibido abrir. Sin embargo, al igual que ocurre con Eva en el mito cristiano, su curiosidad es más fuerte: levanta la tapa para ver qué hay dentro, y en este momento todos los males del mundo salen del interior y se extienden por la Tierra. Apenas una cosa permanece dentro: la Esperanza, única arma capaz de combatir los males liberados.

Las cuatro mayores esperanzas de la humanidad:

1] La llegada del Mesías (en el caso del cristianismo, el regreso de Cristo, y en el caso del islam y del judaísmo, la primera venida); 2] La cura del cáncer; 3] El descubrimiento de vida extraterrestre; 4] La paz universal (fuente: encuesta sobre los titulares más esperados, 1996).

Una historia real: Cuando tenía cinco años, Glenn Cunningham (1909-1988) sufrió serias quemaduras en las piernas y los médicos daban por imposible su recuperación. Todos creían que estaba condenado a pasar el resto de su vida en una silla de ruedas

Glenn Cunningham no quiso prestar oídos a lo que decían los doctores, y salió de la cama a la semana siguiente.

-Los médicos sólo conseguían ver mis piernas. No veían mi corazón. Ahora voy a correr más rápido que nadie.

En 1934, batió el record mundial de los 1.500 metros lisos con una marca de cuatro minutos y seis segundos. Se le hizo un homenaje como atleta del siglo en el Madison Square Garden.

En una historia hassídica (tradición judaica): Cuando finalizaron los cuarenta días del diluvio, Noé salió del arca. Descendió lleno de esperanza, encendió incienso, miró a su alrededor, y todo lo que vio fue destrucción y muerte. Noé se lamentó:

-Todopoderoso, si conocías el futuro, ¿por qué creaste al hombre? ¿Sólo para tener el placer de castigarlo?

Un perfume triple subió hasta el cielo: el incienso, el perfume de las lágrimas de Noé, y el aroma de sus acciones.

Entonces llegó la respuesta:

-Las oraciones de un hombre justo siempre son escuchadas. Voy a decirte por qué lo hice: para que entendieses tu obra. Tú y tus descendientes usaréis la esperanza, y estaréis siempre reconstruyendo un mundo que vino de la nada. De esta manera repartiremos el trabajo y las consecuencias: a partir de ahora los dos somos responsables.

Las cuatro mayores esperanzas del individuo:

1] encontrar el amor de la vida; 2] no tener problemas financieros; 3] gozar de buena salud; 4] ser inmortal (fuente: Libro de las Listas, de Irving Wallace, 1977).

Esperando ser recordado: El gran califa Alrum Al-Rachid decidió construir un palacio que dejase constancia de la grandeza de su reino. Al lado del terreno escogido, había una choza. Al-Rachid le pidió a su ministro que convenciese al dueño (un viejo tejedor) de que la vendiese para que pudiera ser demolida. El ministro lo intentó, pero no tuvo éxito. Una vez de vuelta en el palacio, alguien sugirió que simplemente expulsasen al viejo de allí.

-Eso no –dijo Al-Rachid-. Esta choza formará parte del legado que dejo a mi pueblo. Cuando vean el palacio, dirán: “Él fue grande”. Y cuando vean la choza, comentarán: “Él fue justo, porque respetó el deseo de los demás”.


"Paulo Coelho - Guerrero de la luz"

lunes, 29 de marzo de 2010

Cimas y valles personales


Un texto interesante:

"No siempre puedes controlar los acontecimientos externos. Pero puedes controlar tus Cimas y Valles personales, en función de lo que creas y de lo que hagas.

Para convertir un Valle en una Cima, necesitas cambiar una de estas dos cosas: lo que sucede o cómo te sientes con respecto a lo que sucede. El camino para salir del Valle aparece cuando decides ver las cosas de otra manera. Y el dolor vivido en un Valle puede hacerte tomar conciencia de una verdad que has estado ignorando.

Conviertes tu Valle en una Cima cuando encuentras y utilizas lo bueno que se esconde en el mal momento. Optar por creer en algo mejor, suele conducirte a un resultado mucho mejor.

La razón más frecuente para que abandones una Cima demasiado pronto es la arrogancia, disfrazada de confianza en ti mismo.

La razón más frecuente para que permanezcas en un Valle demasiado tiempo es el miedo, disfrazado de comodidad.

Para salir de un Valle analiza que has hecho para meterte en él y haz justo lo contrario. Habla menos y haz más. Sales antes de un Valle cuando consigues salir de ti mismo: en el trabajo, prestando más ayuda. Y en la vida, siendo más cariñoso.

Para permanecer más tiempo en una Cima: sé humilde y agradecido. Haz más de lo que te ha llevado hasta allí. Sigue haciendo que las cosas mejoren. Haz más por los demás. Economiza recursos para tus próximos Valles."

"Cimas y Valles" de Spencer Johnson

sábado, 27 de marzo de 2010

Sacerdotes pedófilos y la Iglesia


No es un secreto que en el seno de la Iglesia Católica ocurren cosas que no son "santas". Una cosa es que un cura no sea fiel a su "voto de castidad" (si es religioso) o su "castidad voluntaria" (diocesano) y tenga escondida una relación con alguna mujer, o simplemente que sea homosexual. En ambos casos no hay crimen, y quizá si se daña algo es la credibilidad de la iglesia, y en ese caso se puede matizar la gravedad del asunto.

Lo que ya es un crimen, es que a un ser, que se nos encomienda a los adultos, formar, orientar, proteger, sea vejado, marcado para toda la vida y la Iglesia se limite a ocultar estos casos (olvidando la frase de Cristo "la verdad os hará libres") y con el agravante, de argumentar "proteger la imagen de la Iglesia" (bueno para un asesor de imagen, pero nauseabundo).

Debo reconocer que cuando murió Juan Pablo II, la humanidad perdió un ser humano ejemplar, y la Iglesia Católica un pastor real. Recuerdo que en ese entonces yo estaba en el seminario y la verdad, no sonaban casos de este tipo entre las conversaciones nuestras (en este mundo se sabe mucho de muchos). Cuando nombraron al Cardenal Joseph Ratzinger, más de uno se miró y movió la cabeza. La imagen que habían cultivado en mi mis padres, los curas y monjas del colegio de "El Papa es el representante de Cristo en la tierra" se me desvaneció en el momento.

Es lamentable que la Iglesia a través del ahora Papa Benedicto XVI, haya ocultado casos de pederastía y no haya denunciado el delito. El caso del el del sacerdote ya fallecido Lawrence C. Murphy, de la archidiócesis de Milwaukee, acusado de abusar sexualmente de unos 200 menores entre 1950 y 1970 en una escuela para niños sordos del estado de Wisconsin, es uno de los más sangrantes, pues la Iglesia atendió la denuncia de los padres después de 20 años, cuando el cura estaba muy enfermo y aduciendo que no lo podían sancionar por su delicado estado de salud. Ver Víctimas de sacerdotes pederastas protestan frente al Vaticano

Frases como "entre más humanos nos vean, más nos van a apreciar" de Leopoldo González vocero de la Comisión del Episcopado Mexicano (CEM), en relación a la detención del sacerdote Rafael Muñiz López detenido en Xalapa, Veracruz por estar ligado a una banda de ciberpederastas, tampoco ayudan mucho a la Iglesia. Ver Somos curas pederastas, somos humanos

Los beneficios judiciales a los curas pederastas, también indignan. No sólo ya porque generalmente la Iglesia no toma partido, y no da una sentencia oficial (por tanto, en toda ley, el cura sigue ejerciendo de cura en la cárcel, en la que entró por pederasta). El caso de César Grassi, conocido sacerdote argentino, fundador de la Fundación Felices los niños, y que fue condenado a 15 años de prisión por "abuso y corrupción de menores". Entraba y salía las veces que quería a la Fundación, porque la sentencia no estaba "firme". Cuando el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de Morón dicto el fallo, el cura continuaba dando misa argumentando "que seguía siendo sacerdote con todas sus facultades". Los abogados de las víctimas podrían esperar hasta 2 años para encerrar a este sacerdote. Ver Beneficios judiciales para curas pedófilos

El último caso, del sacerdote español José Ángel Arregui, condenado en Chile a 2 años de prisión, por almacenar 2000 imágenes de pornografía infantil y 400 horas de contenido pedófilo, en las que algunos era productor y protagonista, cuando era profesor en colegios de Vitoria, Madrid y Vizcaya entre 1992 y 2005. El religioso, de 53 años, admitió que se sentía atraído por niños de rostros afeminados, que le producía «placer como desahogo sexual» ver las cintas y atribuyó esas graves desviaciones de su comportamiento a «la soledad y las carencias afectivas». Ver Chile condena a dos años a cura pederasta español

Llegado a este punto, no soy de los que quiere hacer leña del árbol caído. Nada tengo que decir en contra de estos sacerdotes, solo que la justicia les condene con severidad y sobre todo, pensando en que no hayan más víctimas; pero si denunciar que la Iglesia no está respondiendo ni moral ni cristianamente. Si no denuncia con severidad este tipo de violencia, si no toma partido, si minimiza estos actos, no hace más que "comulgar" con el agresor. La Iglesia no necesita proteger una imagen.... a Cristo no le importó su imagen, le importó la verdad.

La presunción de este tipo de actos deben ser seguidos con rigor, pues estamos hablando de niños, que confían de una manera distinta, con el corazón, en esos padres espirituales que terminan destruyendo sus vidas y sobre todo, sus almas.


domingo, 21 de marzo de 2010

Mitos, leyendas y verdad

"Prometeo encadenado"


Los mitos y leyendas fueron utilizados desde tiempos antiguos para transmitir historias, hechos o realidades, de una manera simbólica, "mágica" en muchos de los casos, que no tienen nada que ver con las razones de la ciencia moderna, historia o rama de la ciencia que mida con números, estadísticas o pruebas.

Incluso las "parábolas" tenían dicha función. Donde quizá las explicaciones eran complejas y el público oyente "sencillo", recurrir a figuras de la realidad, de lo cotidiano, fueron una buena fórmula para transmitir mensajes y enseñanzas con un transfondo profundo, en donde la razón suele naufragar a pesar de los esfuerzos que pueda hacer.

Recuerdo historias, "cuentos", fábulas y leyendas de infancia, y en ese momento colmaron mi curiosidad, dieron una explicación a mis preguntas y dudas. Desde luego, pase por el proceso en mi adolescencia y mi juventud de la "decepción" al descubrir que no eran "verdad".

Hoy, pienso distinto. Agradezco todas esas historias porque hoy me permiten entender, pero ya no desde mi curiosidad "científica", sino buscando desde una óptica profunda, esencial.... preguntándome ¿qué quisieron decir?¿qué enseñanza se esconde detrás?.

Por eso, creo hoy más que nunca, en tiempos de caos, desorientación y dudas, que debemos recurrir a la sabiduría antigua. Hay algo que no ha cambiado a través de los siglos: y es que el hombre sigue conservando las mismas miserias, a pesar de la ropa de marca y las costumbres más refinadas.

viernes, 15 de enero de 2010

Tiembla Haití y también nuestras conciencias



En estos días, las imágenes del dolor impregnan nuestras retinas con más frecuencia que nunca. El "país más pobre de América", como suelen decir en los noticiarios, Haití, ha sido arrasado por un terremoto de 7 grados dejando un drama humano, real, terrible.

Curiosamente, las reacciones son diversas como humanos en el mundo.

No me deja de sorprender la movilización mundial, donaciones económicas de países, grupos de apoyo, medicinas, donaciones económicas de los famosos del cine, facebook, tuenti...

El ser humano es capaz de lo más noble, como de lo más deplorable. Robos, saqueos, estafas, páginas web pidiendo donaciones que enriquecen bolsillos de terceros.

La realidad es la que es. Y desde luego, en medio de todo gente que no entiende hasta el momento, qué ha ocurrido ni el por qué.

En esta situación, toca tomar partido. Y es que la desgracia no es que esté lejos, en un país lejano... el sufrimiento es de la humanidad, pues esas personas forman parte de nuestras vidas, de nosotros, queramos o no.

Encendamos unas velas por los muertos y sus familias y apoyemos económicamente quienes estemos en la posibilidad... hoy tiembla Haití y también nuestras conciencias.

lunes, 11 de enero de 2010

El chino y el arroz





Quiero empezar el año con esta historia, que una gran persona, Antonio, compartió conmigo:


"El chino y el arroz



Cuentan que había un hombre poniendo flores en la tumba de su difunta mujer cuando, de repente, vio que un hombre bajito, de ojos rasgados (un chino), ponía un plato de arroz en la tumba de al lado. El hombre, en tono de burla, se dirigió al chino y le dijo:


- Perdone señor, ¿de verdad cree que su muerto vendrá a comer arroz?.


El chino se quedó mirando fijamente a los ojos y en tono solemne, le respondió:


- Sí señor.... en el mismo momento en el que su muerto venga a oler sus flores...."



A veces olvidamos que todos somos diferentes, pensamos diferente, actuamos diferente. Y lamentablemente al juzgar, perdemos una energía valiosísima, perdemos la posibilidad de ser feliz, de aprender, de adquirir sabiduría.

Ante lo diferente, lo mejor es comprender, o aprender a comprender... y esto es, no juzgar, aceptar e intentar ponerse en el lugar del otro (empatía).

Como diría la Madre Teresa de Calcuta "Si juzgas a la gente, no te queda tiempo para amarla".

Pues eso.