Ir al contenido principal

Una navidad diferente



El tiempo pasa..y no espera ni da tregua.

Este año debo reconocer que he descuidado este espacio íntimo que a la vez, es un espacio compartido, un espacio de todos.

Ya es prácticamente navidad y ésta en especial me recuerda las que pasaba en Perú organizando actividades para niños.

Me tocó este año ayudar en la Comisión de Festejos de la Comunidad de Peruanos en Madrid organizando el evento de Navidad entre otros anteriores, junto a un grupo de personas sensacionales.

Este ha sido nuestra última actividad del año. Hemos pasado de todo. Pero no hay nada mejor que trabajar al lado de los amigos. Alberto, Juana, Helene y Noe.... qué hubiese sido si no nos hubiésemos apoyado y si no hubiésemos confiado en el otro como lo hemos hecho.

Creo de manera fervorosa en que un equipo se debe sustentar en la confianza. Y gracias a ello hemos podido comandar en total este año a casi 150 personas para los eventos que hemos organizado este año.

Me siento pleno en este momento, pues esta última actividad para los niños, no hubiese salido bien si no es por la calidad de gente que nos acompañó y se dejó orientar... aquellos que confiaron en nosotros y creo que no les defraudamos.

No me olvidaré la cara de mis niñitos cuando cantaban y disfrutaban de lo que hacían... han ensayado parejo y las palmas que se llevaron las merecían por el esfuerzo (sin contar que ellos mismos prepararon un número de danza... gracias Sharon, gracias Henry, gracias Milagros).

Aún existe gente que hace las cosas de manera desinteresada, y a pesar de las trabas, zancadillas e intrigas de personas que no entienden que las cosas pueden hacerse por amor, hemos llegado al final del día con muchas sonrisas, tanto de los padres como de los niños.

Gracias a todos los voluntarios, gracias amigos-hermanos de Acentos, gracias, porque esta Navidad ya me sabe diferente.



Comentarios

  1. Primero un pequeño tirón de orejas por tenernos tan abandonados!

    Segundo, felicitarte por llevar a cabo cosas tan loables, es verdad, la gente a veces se olvida que se pueden hacer cosas por amor, que hay veces que no hay ningún interes detrás, la sonrisa de un niño bien vale por la mejor Navidad!

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Estimado César: que lindo que hayas organizado esto para los niños, seguro te lo has pasado genial... yo también trabajo con niños y sé la recompensa que recibimos
    Un abrazo navideño

    ResponderEliminar
  3. Rebeca:

    Gracias por el saludo....la verdad es que el favor me lo hicieron los niños al permitirme hacer algo por ellos....

    Un saludo

    Rafaela:

    La verdad es que sí...te imaginarás luego el bajón al final de todo...pero con las oxitocinas a tope. ¡Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  4. HOla César, mucho tiempo sin dar señales de vida. Espero que estés bien.
    Aprovecho para desearte que tengas felices fiestas
    Un rampyabrazo.

    ResponderEliminar
  5. ______________☻_____________

    _____________☻☻____________

    ____________☻☻☻____________

    __________☻☻☻☻☻__________

    ________☻☻☻☻☻☻☻☻_________

    ______☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻________

    ____☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻______

    ______________☻_______________

    ______________☻_______________

    _______¡FELICES FIESTAS!_______

    ResponderEliminar
  6. hola cesar paso a desearte felices fiestas y un mejor año nuevo..besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Rampy: También te deseo una super...¡Feliz navidad!!!

    Carlos: Feliz navidad... tu arbolito está superchulo...

    Adrian: Te deso lo mismo...estoy seguro que irá mejor. ¡Feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  8. César, veo que tú y tu equipo lograron "magia" esta navidad! Te felicito por tan hermosa labor!
    Besitos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…