martes, 7 de abril de 2009

El Secreto de Vera Drake, el aborto y los anticonceptivos

No soy crítico de cine, ni pretendo serlo, pero cuando encuentro una película que mueve por dentro una serie de emociones, y sobre todo, pone en funcionamiento el replantearse los criterios morales adquiridos, para acoger los que brotan de lo íntimo, me siento en la obligación de compartirla.


"El Secreto de Vera Drake" es una película realizada en el 2004, un drama que trata sobre un tema que es un dilema en la sociedad actual : el aborto.

Vera Drake es una mujer ejemplar: una madre cariñosa y preocupada, una estupenda esposa, una vecina que ayudaba a quienes se lo pedían. Un secreto que ella guardaba, es que realizaba practicas abortivas. A priori, parece una mujer desalmada, pero al ver la película, el personaje de Vera (encarnado por Imelda Staunton) se presenta una víctima de bondad extrema. Me explico. Lo que hacía, lo hacía cuando se lo solicitaban jovencitas que necesitaban "ayuda" y no tenían a quien recurrir.


Cuando todo se descubre, y envuelta en un proceso judicial, es criticada duramente por su hijo, a quien le parece monstruoso lo que ha hecho su madre, a lo que ella sólo atina a decirle "no tienes que entenderme hijo,....sólo quería ayudar a esas jovencitas". ¿Bondad extrema rozando la ingenuidad?¿Persona inmoral?

Yo crecí en un ambiente, en una sociedad influenciada por el dogma católico. Aún hoy en día, la Iglesia tienen una gran fuerza en mi país de origen, e influencia la política y la mentalidad colectiva. La Iglesia tiene un punto de vista concreto: "La defensa de la vida, y el feto es una vida". Yo mismo, fui beneficiado de pequeño gracias a la decisión final de mi madre por tenerme (ver La consecuencia de una decisión ).

Lo que mi conciencia se resiste a aceptar, es que los niños hay que traerlos al mundo, sea como sea, aún incluso, aunque atente contra la vida de la propia madre, y aunque no tenga garantizada una vida digna. No se puede pretender que todos acepten un dogma y cuando piensen distintos sean condenados. Una creencia religiosa puede ser tan valida como otra y no pueden decirse ser dueños de la verdad por una interpretación propia de lo que llaman "Sagradas Escrituras", con el tema de "Pedro y la roca".

Estoy de acuerdo que hay que ser responsable con la concepción de los niños. Pero si no se pueden utilizar preservativos ni anticonceptivos, argumentando que tienen que utilizar los medios "naturales".... ¿Qué hace una familia numerosa, sin recursos?¿Esos niños llevaran una vida digna?¿Tendrán las mismas oportunidades en esta sociedad cada vez más dura?. (No me extraña que las religiosas misioneras en África distribuyan preservativos, para paliar la difusión del sida)

Entiendo que se busque una transformación de conciencia, una voluntad de acero, y humanos casi celestiales..pero...¿si la gente común y corriente no tienen esa fortaleza, disciplina monacal hoy por hoy, cómo se puede ser responsable con esas pautas religiosas?.

No estoy a favor ni en contra del aborto(parece una postura cómoda), pero si estoy a favor de ser muy conciente al momento de decidir realizarlo, hacerlo a tiempo, y sobre todo, pensando en la futura vida del no nacido, y la de la familia en el presente.

Un tema duro, pero el dilema moral, es diario.

10 comentarios:

  1. Vaya sospecho que es una de esas películas para hincharme e hincharme a llorar.
    Lo cierto es que no se puede hablar en general, deberíamos profundizar en cada caso cocreto, escuchar los argumentos y decidir porque es mejor una opción que otra.

    P.S.: he visto tus fotos en Facebook, que sepas que me he reído un montón con algunas, estáis muy graciosos los 4, ya veo que has disfrutado a tope del fin de semana.

    te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. He leído atentamente tu post y me parece muy acertado lo que cuentas.
    No he tenido la oportunidad de ver la película.
    El aborto es todavía un tema tabú, al igual que el sexo y la política.
    Un rampyabrazo
    Rampy

    ResponderEliminar
  3. No he visto la pelicula pero seguramente me haria llorar, uhm el aborto uno de los temas mas polemicos de hoy y siempre, no tengo una postura fija pss hay muchas cosas en juego.


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. gracias por la recomendacion
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Rebeca: Es un drama fuerte y una estupenda película del género. El tema en sí es peleagudo, y creo que no deja indifeente a nadie. Un beso amiga mía.

    Rampy: Amigo mío..gracias por tus palabras...no sé si son acertadas, pero lo cierto es que es un tema que en el día a día, es un dilema para muchos mortales. Un arteabrazo.

    Meg: Te la recomiendo... de verdad es muy buena. Un besote.

    Aniña: No dejes de verla...rompe esquemas...Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, César! El tema del aborto es controvertido y mueve pasiones... Creo, sólo puedo suponerlo ya que mi condición masculina me ha impedido estar en ese brete, que ninguna mujer va alegremente a abortar, pero también considero que todo aborto es una vida humana que se trunca.

    ¿Cómo se le podría denominar? ¿Asesinato, homicidio..., o empleamos otro sustantivo que no suscite tanta reacción social, teniendo en cuenta la repercusión jurídica dentro del orden social imperante?

    No es fácil trazar una normativa de comportamiento social que tienda a respetar a cada uno de los individuos de la sociedad..., según su propia ética... Es poco menos que utópico. La verdad es que es un lío. Deja de serlo tanto si se le considera al aborto como algo que no llega a ser persona... Para mí, eso es un fraude. No intento convencer a nadie y respeto las conciencias de cada cual, pero en cada ser humano, independientemente de su etapa de desarrollo, existe una misma realidad, un ser espiritual alojado en él. Es mi convicción.

    En terapia, en muchas ocasiones he observado disfunciones, patología surgida o relacionada con 'vivencias' de la persona durante el tiempo en el que estuvo en el vientre materno, consecuencias directas de hechos acaecidos durante el embarazo, traumas emocionales que tienen su origen en un tiempo en el que el orden social o la Ciencia determina que una persona todavía 'no es' persona.

    Me admiro de la seguridad, de la contundencia con la que los diversos estamentos afirman ese tipo de cosas... No me gustaría estar en el pellejo de los que tienen que articular las normas de convivencia, marcando los límites que se consideren acertados para diferenciar al ser humano del conjunto de tejidos-órganos que no tiene la 'categoría' de humano...

    Salud para ti y los tuyos

    ResponderEliminar
  7. Silvano: Es cierto. Fijar normas sociales, leyes, es muy complicado. Ayudaría que los seres humanos llegaramos al punto en donde la conciencia real sea la que gobierne nuestras vidas, ...no habría necesidad de lo otro. Lamentablemente, en el día a día, no sabemos lo del otro, y las decisiones se tornan vitales...Gracias por tu aporte, es profundo y acertado.

    ResponderEliminar
  8. César, es un tema muy sensible, como mujer y madre mi primera reacción es oponerme, pero no se puede dejar de ver cada caso particular, y hay circunstancias en las que puede ser esa la única opción.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  9. Una película que no olvidaré, un tema fuerte, muy bien tratado y donde las excepcionales virtudes actorales de Imelda Stauton colocan el drama en el lugar que le corresponde.
    Te felicito, César, por el artículo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ya vi la pelicula, definitivamente, cambia tu perspectiva hacerca de las personas que practican el aborto y no es que crea que quienes lo hacen hoy en día son unos buenos samaritanos, pero como tu dices, a veces en que condiciones nacen esos niñoa, en estos tiempos hay medios para prevenir un embarazo, peo en aquel tiempo no, ademas de que si había con que pues ran satanizado, si te intereso el tema te recomiendo otra que se lla si las paredes hablaran

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!