jueves, 22 de enero de 2009

Llega el día esperado


Por una serie de circunstancias, el diálogo con mi ex-mujer no es fluido. A pesar de estar varios días en Algeciras, sólo se me permitía verlas un sólo día, el día viernes. Eso ya era mucho pues habían muchas excusas para no permitirme verlas.

-¿Hola?, soy César, ¿ a que hora podemos quedar para ver a las niñas.?

- Mañana te confirmo, dependerá si llueve mucho, pues sabes bien que es difícil salir si todo está enlodado.

Debo mencionar que viven en una zona alejada de la ciudad, y en donde sólo es posible desplazarse en todo terreno, por lo que estoy a expensas de lo que ella decida...y si decidiera ir por mis medios, además de la hora y media de caminata, no me dejarían entrar en la finca a la que es considerada un sitio "sagrado" por la gente que tienen las mismas creencias religiosas que ella, y "gente como yo" no puede pisar.

Es viernes, son las 11 de la mañana, he realizado 2 llamadas y el resultado es fuera de cobertura. A las 12 me llama y me dice que llegará con las niñas a la hora de comer, a las 14:00 horas y que prefería que sea una comida "familiar", junto a su marido, el cual no veo desde antes que se case con él.

"No hay problema", respondí, "pero iré con mi novia, quien me acompaña en este viaje". "¡Estupendo!" respondió, "ya te llamo cuando estemos por llegar". Se lo comenté a Noelia y su primera reacción fue negativa. Luego de unos minutos decidió acompañarme a dicha "comida".

Después de esperar con ansiedad la llegada de mis hijas, ya eran las 14:30 pm cuando me llama y dice que estaba cerca del hotel. Decidí que mis hijas recibieran sus regalos de navidad en la habitación de hotel, mientras su madre les esperaría en la recepción.

-Ya llegamos-me dijo por el móvil.

-Ya bajo-respondí.

Mientras esperaba que llegase el ascensor, el corazón me latía a mil. Me preguntaba cómo estaría Alma, me preguntaba si aún me recibiría con su sonrisa abierta,..."Son casi seis meses" me decía, justificándola antes de verla, por si su reacción era la lógicamente esperada, con recelo.

-Hola mi amor, estás preciosa - le decía, mientras veía sus mejillas sonrosadas, su mirada un tanto temerosa, y su hermosa cabellera. Me acerqué y le di un beso en la mejilla, mientras la sentía lago rígida. Felizmente hable con ella antes por teléfono y le dije que iría con sus regalos. - Hola Elvira - salude a la madre sin ningún tipo de emoción.

-Sube para que veas tus regalos y luego bajamos para que se los enseñes a tu madre - ella me miraba y asentía con la cabeza. Su madre agregó sin soltarle la mano:

-¿Quieres subir hijita?¿Si quieres te acompaño? .

- Almita, tu madre esperará sentada aquí, y tu y yo subimos a ver tus regalos y los bajamos - repetí, no sin cierto malestar por su manera de hacer dudar a la niña, y por su manera indirecta autoinvitarse a mi habitación.

Por fin la niña le indicó a su madre que espere, cosa que me sorprendió y subió conmigo. Nos esperaba Noelia a quien presenté y nos dirigimos a sus regalos. Los abrió con alegría, nos tomamos unas fotos y después de recoger los demás regalos correspondientes a los de su hermana, bajamos juntos, bajamos los tres.

Se saludaron Noelia y Elvira, y coordinamos en donde nos reuniríamos a comer. Saludé al marido, con un apretón de manos y les dejamos marchar, no sin antes ver a mi bebé, a Dánae, dormidita en el asiento de atrás....." Que grande está" me dije. Noelia y yo tomamos un taxi y nos dirigimos al restaurante, como habíamos acordado.

Al parecer, llegamos primero, pues ellos no aparecían, ...estaban aparcando. Salí del restaurante y les vi llegar: Alma de la mano de su madre, y Dánae, ya despierta, en brazos de su padrastro. Debo reconocer que mi mayor temor era que no me reconociera, pues es la más pequeña y no le veía medio año.

-A esa niña yo le conozco - dije en voz alta y mirándola.

Sus ojos de sorpresa buscaban los de su hermana como esperando la reacción que siempre tenían: la de salir corriendo las dos hacia mí cuando nos veíamos cada cierto tiempo. Cuando la sonrisa se esbozó en su rostro, le extendí los brazos y se tiró hacía mí. Fue especial, fue lo mejor que me podía pasar.

La comida transcurrió tranquila, con anécdotas curiosas como el levantarnos el padrastro y yo al mismo tiempo cuando las niñas necesitaban algo, preguntas de nuestros trabajos, en fin, cosas irrelevantes. Esa hora y media sirvió para que las niñas fueran las de antes y jugáramos juntos, ... estábamos en nuestro propio mundo.

Terminada la comida, la madre me dijo que tenían que irse, que había gente esperándoles en casa y que tenía que llevarse a las niñas. No me opuse. Era tan bonito todo lo que habíamos pasado las niñas y yo, que no tenía ánimo de iniciar una discusión justa, pero que podía provocar un momento desfavorable para las niñas.

Ya afuera, a punto de irse, le entregué su regalo a Dánae, el cual veía con emoción, mientras su madre comentaba que había comprado algo más grande para la fiesta de Reyes. Yo era sordo. Sólo estábamos Dánae y yo.

Le di un beso a ambas, a Dánae y Alma, les dije que les amaba mucho y que nos veríamos pronto, pues también se habían quedado con las ganas de salir juntos al parque, a jugar.

El auto se alejaba con mis hijas, mientras mi corazón estaba ardiendo de felicidad por verlas, aunque sea un par de horas, mientras oía en mi cabeza y con sarcasmo las palabras de Elvira, la madre: " Las niñas no están a tu disposición".

Sólo sé que debo luchar más por mis hijas, y lo haré.

Pdta: Gracias por los mensajes y los emails recibidos....no saben cuanto me han ayudado.

32 comentarios:

  1. Hola César, gracias por compartir esta historia tan personal y llena de sentimientos...espero que puedas ver y disfrutar de tus hijas pronto !
    Un saludo
    Gianni

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmmmm, mira que te haces rogar, llevo esperando muchos dias este encuentro.
    Ojala se cumplan tus sueños.
    Me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  3. Hola César,

    Que historia! me imagino que dificil es toda esta situación!y por tantos momentos dificiles que tuviste que pasar! entre la alegría por tus hijas y el desagrado de la situación...
    Lo importante es que lograste ver a tus hijas, que por cierto son preciosas! me alegro mucho que el encuentro con ellas fuera como esperabas!
    Animo!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Se me ha hecho larga la espera, pero bendita la hora en que te leo.
    Te felicito por las hijas tan guapas que tienes; si hasta se me cae la baba viendo las fotos que nos has puesto. También he llorado, ¿eh? Es cierto lo que escribes: sigue luchando por ellas. Esa lucha merecerá la pena.

    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  5. César, te felicito por las pequeñitas lindas que tienes! Tienen tus ojos!
    Que bueno que pudiste estar con ellas y que te acogieron con el cariño de siempre. Pienso que tu presencia es algo que ellas deben sentir, por más que la situación se presente difícil.
    Besitos y bendiciones para tí!

    ResponderEliminar
  6. Hola Cesar, que lindo que estés de regreso. Quiero felicitarte por tus niñas, son unas bellezas!!
    Te comento que en mi blog hay dos post de entrega de premios y tienes unos dedicados especialmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Gianni: Gracias por tus deseos. Es un placer compartir. Un abrazo.

    Anónimo: Gracias...perdona la demora pero han pasado muchas cosas positivas y recién estoy volviendo a mi ritmo. Gracias por leerme.

    Espíritu de paz: Gracias por tus palabras. La verdad que fue una situación "especial", pero el balance es positivo. Gracias otra vez y un fuerte abrazo.

    Tejedora: Gracias por estar alli, esperando, acompañando. Mil bendiciones para ti.

    Soñadora: Ten por seguro que haré más de un esfuerzo. Un beso enorme.

    Lau: Gracias...pasaré por tu espacio. Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Mi querido César, has hecho revivir en mí una herida que nunca ha cicatrizado en muchos años, ya que he sido hija de padres separados, decirte amigo que como tú has dicho:
    Sólo sé que debo luchar más por mis hijas, y lo haré
    No lo dudes ni un segundo, lucha siempre, hay algo en nosotras, las hijas de padres separados, que a pesar de la sitancia, de no poder ver a tu progenitor tantas veces como quisieras o necesitaras, pero se crea un vínculo muy fuerte, se crea un sentir especial, donde incluso las vibraciones te hacen estar siempre en contacto con tu progenitor.
    Mucho ñanimo amigo y se que es muy duro, pero el tiempo da la solución para todo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Ruth....viviendo esas palabras de ti, me animan mucho más. Besos amiga mía.

    ResponderEliminar
  10. Me alegro de que ese tiempo lo disfrutaras tan bien y fuera todo lleno de felicidad. Espero que consigas un trato más justo para ti con tus hijas.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Gracias Gabi...esperemos que las cosas se pongan realmente en su lugar. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  12. Animo César, aprovecha los momentos buenos y ya verás, como cuando menos lo piense, tus niñas son más mayorcitas, comprenderán las cosas y pasarán más tiempo contigo.
    Ten mucho ánimo. Y Algeciras, no está muy lejos de Jerez, a cien kms. Si necesitas cualquier cosa cuando pases por aquí, no dudes en avisarme, que para eso estamos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola César!

    Paso a saludarte y agradecerte tu visita. Tus nenas son muy lindas. No conozco nada del tema porque acabo de acceder a tu página, pero sí te pido una cosa: que tus hijas sólo perciban amor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¿Con que derecho se creen algunas mujeres, para pensar que tienen la propiedad de nuestros hijos?
    Tocayo, desde mi rincón, tienes todo mi apoyo y comprensión.
    ¿Cómo se atreven a querer impedir, que disfrutemos de una simple sonrisa de nuestros hijos?

    ResponderEliminar
  15. Hola Cesar....realmente me da mucha pena pero sabes por quien, por las niñas de no tener ninguna culpa y gracias a sus progenitores.....Ya tan pequeñas y confundidas y de seguro viviendo algo que jamás la dejaran vivir felices en su totalidad eso marca cesar......espero por ti que no hayas sido el culpable ya que me caes bien y me gusta ver tu pagina...
    Y te pregunto ¿Por qué esperas tanto tiempo para verlas así cada vez solo te alejas mas y mas …no pongáis motivos por que cuando uno quiere lo hace…..?
    Bye

    ResponderEliminar
  16. hmmm te iba a poner lo que realmente pienso, pero emjor sigo la corrient, muy buen relato a migo, da recuerdos a Elvira jajajajaja

    ResponderEliminar
  17. Hola César.. cuanto tiempo desde que disfrute tu noche atípica hasta hoy... y hasta el reencuentro con tus hijas!!!
    Creo que mientras te leía sentía como que unamigo me contaba todo lo que sentía y le pasaba.. todas sus emociones y sus miedos, como si nos conocieramos de siempre y hasta diciendo que hago???
    Me alegra mucho que las hayas visto.. aunque sea un ratito... me hubiera gustado que el tiempo de compartir con ellas fuera mayor, obvio supongo que a vos tambien, mira que es jodida la madre ehhhh (perdona pero asi lo siento) es que no se que hace que sienta tanto rencor hacia vos... los dos tienen vidas nuevas!!!
    Las nenes no tienen porque sentir la mala onda entre sus papas.. creo que estuviste inteligente cuando las llevo de vuelta y no hiciste ningun tipo de cuestionamiento.. quien sabe como reaccionaria esta mujer!!
    Y bueno cielo.. asi es la vida!!!
    SE FELIZ!!! LAS VISTE y eso es lo importante .. ahora a verlas mas seguido.. no las pierdas de vista ok???
    Te mando un beso enorme .. lleno de luz !!!
    ahh y por cierto son bellisimas las niñas!!!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola, César! Gracias por visitar mi blog. Comparto tu pena por la distancia con tus hijas. En mi experiencia, perdí a mi hijo mayor (ahora tiene 21 años y no quiere saber nada de mí).

    Cuando me separé de su madre él tenía 12 años. Ha sido muy duro para mí pero estoy en paz conmigo mismo... Me queda la alegría de mi otra hija (ahora está agotando sus 17 años), y de un pichoncito de 6 años, que es un revulsivo vital.

    El tiempo pasa rápido, las personas tienen la posibilidad de posicionarse, de elegir... Y a nosotros sólo nos queda esperar, con los brazos amorosos y abiertos, cualquier respuesta.

    Salud para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  19. En primer lugar, César, mucho ánimo y fuerza para que sigas luchando por aquello importante en tu vida.

    Con respecto al post y la frecuencia con que últimamente nos entregas tu alma, aunque sea con cuentagotas, merece la pena.

    Te deseo lo mejor

    ResponderEliminar
  20. Hola entrañable amigo César:

    Vives una situación delicada con momentos de alegría y de tristeza, deseando esquivar unos y alcanzar los otros. Te debates entre la lucha por tus derechos y el posible "no querido daño" a tus seres más queridos. Atraviesas momentos difíciles.
    Pero sabes, tienes temple y corazón. La especulación positiva y necesaria en pro de lo que más amas en la vida no te traiciona. Eres inteligente y por ello sabes que aquí lo que hay que aplicar es la "viveza" en el mejor de los sentidos. Con la tolerancia y la paciencia en tus manos derribarás muros de incomprensión. Es sólo una cuestión de tiempo. Tienes el éxito asegurado... y tus dos pequeñas te lo agradecerán cuando ya no lo sean.
    Un fuerte abrazo de amistad.
    Rudy

    ResponderEliminar
  21. Cesar querido amigo que situacion mas complicada la de tu ex mujer nose porque algunas mujeres sep onen en ese rl de no que los hijos no esten con su padre me parece fatal hacerle esos a los niños, pero bueno tu sigue luchando y tus hijas estan hermosas, abrazos y animo ok

    ResponderEliminar
  22. Me producen mucha pena esos forcejeos para evitar que un padre disfrute de sus hijos, es muy triste, ojalá con el tiempo lo consigas y puedas verlas sin tanto problema. Un abrazo.

    besos salados

    ResponderEliminar
  23. Alfonso:Gracias por tus palabras y gracias por tu ofrecimiento. Un abrazo y estamos en contacto.

    Hada Saltarina: Lo hacen, perciben amor y creo que eso es más valioso que cualquier otra csa que desee para ellas. Gracias también por tu visita.

    Cesar: Creo que dentro de su propio mundo cree que hace lo mejor para las niñas, y lamentablemente no está abierta a ver la vida desde otro punto de vista que el suyo. Hay mucho por hacer...gracias por tu apoyo.

    Anonimo: Gracias por escribir. Las niñas si que atraviezan una situación que cada vez es habitual, la de ser hijos de parejas rotas. En ese contexto procuramos que se sientan amadas. ¿Culpable? Creo que en ese sentido, compartimos más responsabilidad que culpa...¿Por qué tanto tiempo? No me excuso, una mezcla de situaciones personales y económicas son las que ha propiciado que haya pasado tanto tiempo. Un abrazo.

    David: Tú me conoces y conoces la situación de cerca. Me alegra que mantengas el sentido del humor. Un abrazo amigo.

    Sol: Gracias por tus palabras. Lo más importante son las niñas, lo sé, así que en función a ellas condicionaré mi comportamiento con la madre. Un abrazo y gracias por tu visita.

    Silvano: Estoy de acuerdo contigo en estar siempre con los brazos abiertos, no dejar de poner de nuestra parte y dejar que ellos mismos valoren nuestra presencia en sus vidas. Gracias por tu compañía. Un abrazo.

    Marido de la portera: Gracias por los ánimos...los valoro y los agradezco. En cuanto a la frecuencia, ten por seguro que doy de mí en cada post, aunque sea esporádica la publicación de cada uno. Gracias por estar pendiente. Un abrazo.

    Rudy: Gracias. En momentos difíciles, en los que uno busca tomar la mejor decisión, palabras como las tuyas brindan un apoyo serio ante la duda. Un abrazo Rudy y bendiciones para ti y tu familia.

    Ma Cristina: Gracias por los ánimos...no dejaré de luchar. Besotes.

    Alma: Gracias....también espero que con el tiempo las cosas sean menos complicadas y dolorosas. Besos dulces.

    ResponderEliminar
  24. Cesar: Gracias por tomarte el tiempo de contestar y disculpa por derrepente ser un poco intrometida en tu tema pero del momento que lo espones supongo que tendras correa para todo verdad ..suerte.
    " NO ESPERES 6 MESES MAS PARA VER A TUS HIJAS ELLAS DE SEGURO TE ESTRAÑAN MUCHO"BYE BYE ....
    ----Ysabel----

    ResponderEliminar
  25. Hola! me alegro de tu vuelta.. yo he estado dos ,tres días algo alejada de esto por algo personal también.. pero ya estoy algo mejor.Me alegro que consiguieras ver a tus dos princesitas que por cierto son preciosas, y lucha por ellas, por verlas, por tus derechos de padre que no te los quiten...Estoy segura que te quieren mucho... besos

    ResponderEliminar
  26. hola he leido recien la entrada de este blog, me quede dolida por lo que escribiste de tus experiencias para ver a tus hijas.Yo soy hija de padres divorciados y esos momentos en especial en la adolescecnia fueron realmente duros, porque si bien los esposos se pueden separar y olvidarse pero los hijos somos los que unimos a los padres y a todo esos recuerdos que ellos intentan olvidar.
    Pero bueno aqui lo importante es uqe las pudiste ver, ojala sea con mas frecuencia, y eso si mucha paciencia.
    Dijiste en estas entrada que tu ex-mujer pertenece a auna religion pero no dijiste cual???
    Bueno muy lindas niñas y paciencia porque cuando tus niñas sean grnades van a poder elegir por si solas, y van a poder verte cuantas veces quieran, solo hay que esperar..... Eso fue lo que hice yo cuando cumpli los 18 años veia a mi padre cuando yo queria sin tener que pedirle permiso a nadie

    Suerte

    Teacher Estela

    ResponderEliminar
  27. Nunca dejarás de ser "el PAPA". nO LO DUDES.y mucho menos de "niñas" quienes sienten predilección por el padre. Lo digo con conocimiento de causa. Estén donde esten. Con quien esten. Saben en la sangre que TU eres su papá. Y ni te cuento cuando crezcan!! seran tus novias!!
    Sólo ten paciencia, nunca dejes de estar de la manera que puedas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Hermoso dia que siempre vivira en el recuerdo de los tres no lo dudes, te dejo un saludo y vine arreglar un problema de que figuraba siguiendo a la gente pero no estaba la foto,problema de bloger solucionado,un abrazo Helen.

    ResponderEliminar
  29. Nunca dejes de luchar por ellas, sobran las palabras, sé que nunca dejarás de hacerlo. Besos, muchos besos

    ResponderEliminar
  30. Para ellas siempre serás como las estrellas,no siempre te ven pero saben que siempre estarás ahí.No hay nada que reemplace a un padre,un beso enorme,la pianista

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!