miércoles, 10 de diciembre de 2008

Me ha tocado esta vez, tener paciencia

Saber decir "no", es una muestra grande de madurez personal. Me costó mucho en mi primera juventud, entre los 17 y 23 años, aprender a decirlo. Y es que deseaba tanto caer bien a las personas, mostrarme servicial y bien intenciado, que al final ocurría todo lo contrario.

Y es que no se puede estar a la vez en todos los lugares, y no se puede caer bien a todos. En más de una ocasión me vi sumergido en situaciones en las que, había quedado en reuniones a las mismas horas y en distintos lugares, alejados entre sí. Era un desastre, creo que más de una persona se llevó una decepción conmigo.

Fue cuando aprendí a llevar "agenda" (suena algo "chulo" pero es la verdad, y desde joven) y aprendí que saber decir no, es tan bueno como decir ... incluso a veces hasta mejor, pues el "no" deja clara ante la persona la negativa y puede buscar alternativas, pero el "" ya crea una confianza a la que no se debe ni se puede fallar... hay que estar muy seguro.

Esta reflexión me vino a partir de uan experiencia un tanto decepcionante con una persona a la que estaba considerando un amigo. Y creo que aún no ha aprendido a decir que no... no sé si por impresionar, no sé si por timidez, o no sé si por orgullo, o qué más se me pueda ocurrir... Me doy cuenta que la edad no sirve (es mayor que yo) si no se han vivido las experiencias que lleven a darle el valor a la palabra, a saber decir "no" y "", en los momentos que se tienen que decir. Quizá no fue su intención, como me ocurría de joven, y ojalá pueda rectificar, que nunca es tarde.

Me ha tocado esta vez, tener paciencia.





39 comentarios:

  1. Cuidado César con esos "noes" que tanto nos cuesta decir y que luego se instalan de tal forma que acabamos soltando, con relativa facilidad un "nunca" o un "jamás". Prefiero infinitamente por ser más enigmáticos y prometedores esos "quizás" o "tal vez".

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Marido de la portera: Discrepo una vez más contigo. En mi vocabulario no existe "nunca" o "jamás". Si tengo que confirmar algo, prefiero mi tiempo para pensarlo, pero si se me apura, ante la duda, prefiero el no a fallarle a alguien.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también prefiero un NO o un SI. El quizás o tal vez hasta última hora, como mucha gente hace, me resulta muy desagradable, hasta tal punto que cuando alguien me lo dice lo considero directamente un NO.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Gabi: Curiosamente, cuando alguien me dice tal vez, o quizás, también lo considero un no.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sabes a mi me pasa lo contrario me es más facil decir no... siempre preferi correrme, bajarme, darme la vuelta, cuidarme...
    El si es mi problema, a veces me jueega en contra porque no me sale... porque no puedo.. porque me aterra.. entonces digo no gracias...

    besotes.. muchos.

    ResponderEliminar
  6. Cynthia: no había contemplado esa parte...pero desde luego, el darte cuenta de la limitación que nos da el temor, es un primer paso para vencerlo. Besos mariposa.

    ResponderEliminar
  7. Hola César! No sé qué decir; tantas decepciones llevo en mi vida, pero este año creo he batido el record! De los que dicen sí, de los que dicen no, de los que dicen sí diciendo no (esos son los peores)...

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Reina: Las decepciones nos recuerdan que nosotros también tenemos pies de barro, y que tenemos que crecer mucho como personas para evitar que esos sufrimientos que padecemos, los provoquemos en otros.

    De acuerdo contigo en que lo que peor se lleva, es cuando con un sí, nos dicen no y a la inversa. Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  9. César, como de costumbre, con reflexiones sencillas tocas las fibras más profundas y te halagas a ti mismo aunque no lo quieras.
    Es un reiterado placer leerte y por ello es que no puedo dejar pasar este Día Mundial de los Comentarios en Blogs para saludarte muy especialmente.
    Un abrazo.
    Rudy

    ResponderEliminar
  10. Las cosas se aprenden, según mi opinión, a base de palos.Esto último, en el mejor sentido de la palabra (si es que lo tiene)
    Me refiero naturalmente a que a base de cometer la torpeza de no saber decir las cosas con claridad y en su momento, se va aprendiendo a rectificar.
    El "no" y el "sí" deben decirse abiertamente, sin tapujos y siempre que se tenga claro el por qué se dicen.
    La negativa es tan importante como lo contrario y clarificarla también.
    Soy de las personas a las que les gusta explicarse, que no me gusta decir algo sin fundamento, sin dar las razones oportunas evitando malentendidos.
    Soy madre y lo hago igual con mis hijos. Sí o no, pero con sentido...
    Buena reflexión,César.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Realmente es toda una virtud saber decir que no. A mí me pone nerviosa la gente que te dice: "ya veremos" para en el último momento decir "no" porqué al final impiden que organices tu vida mientras te quedas pendientes de ellos.

    Y luego esta el No que se debe decir a tiempo, cuando ya han abusado demasiado de ti y hay que dejar de ser excesivamente bueno. A ver si me explico que bueno se ha de ser, pero no acosta de que los otros se aprovechen .

    ResponderEliminar
  12. Rudy: Como siempre, tus palabras generosas y amables las recibo con especial agradecimiento...Gracias de verdad. No sabía que hoy se celebraba el Día Mundial de los Comentarios en Blogs, ya que se celebra, honremos el día comentando. Un abrazo.

    Marinel: Coincido contigo en que es mejor dar a conocer la razón, llegar a la conciencia, para que así provoquemos una reacción, antes que una imitación. Un beso, y gracias por escribir.

    Rebeca: Es cierto...estar en la duda y depender de una respuesta es angustiante, por eso aprendemos con estas cosas, que es lo que no hay que hacer. Besotes.

    ResponderEliminar
  13. siempre se puede rectificar amigo cesar siempre..Y saber decir las cosas, es decir, tener asertividad es una cualidad que valoro mucho en mis amigos y en la gente que me rodea, aunque sea para decir no, pero un no amable, un no ilustrado y bien justificado que es mucho mas clarificador que un si a lo loco sin entrar a valorar las cosas en sujusta medida.

    ResponderEliminar
  14. Alijodos: Siempre se puede ser asertivo, y estoy de acuerdo en que las cosas se pueden decir de más de una forma. Queda en cada uno buscar la mejor, la más adecuada...

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  15. Hola César,

    Que dificil situación y es verdad que muchas veces nos cuesta mucho decir NO y nos cuesta mucho poder aplicarlas sobre todo con los amigos.
    Pero creo que las personas debemos aprender a manejar nuestros limites y aceptar también el de los demás.. para mi también a veces es un caos, que dificil es poder aplicar esto!!
    Espero que te recuperes pronto de esa experiencia con tu amigo!!

    Besos y lindo día.

    Ah!! ya agregue los seguidores, si deseas agregarte y que bueno que te gusto mi idea, jeje!

    ResponderEliminar
  16. Andrea: Sí, no es fácil, pero desde luego, considero necesario el aprender a ser franco, y a saber sobre todo, de los propios límites....eso toma su tiempo y por esa razón es importante trabajar en ello lo antes posible. Gracias por la preocupación por mí, amiga, lo agradezco de evras.

    Un beso, y te cuento que ya soy tu primer seguidor.

    ResponderEliminar
  17. Que tú no sea no, y que tú si sea sí, esta es la manera que yo tengo de pensar, sin duduar ni vacilar en ningún momento, el resto de palabras puede albergar alguna posibilidad, incluso puede hacer dudar a quien sea emitida acerca de nuestras intenciones. A mí me ha ocurrido igual que a ti amigo, y por eso munchas vesea se queda mal o quedaos presos de nuestros dichos, con el tiempo algunos aprendemos, más cuando no por muchos "sis" sd consegui más o mejor.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  18. Es verdad no siempre se puede decir si.. a mi tambien me ha pasado a rachas eso con mis amigas y amigos les ayudaba en todo lo que podía con lo que yo acababa quedandome sin tiempo ...esperemos qeu lo de tu amigo se solucione. besitos

    ResponderEliminar
  19. Como siempre son fantásticos tus analisis..me encanta, tienes toda la razón...realmente los echaba de menos, disculpa mi ausencia.
    Cuidate mucho. Besos

    ResponderEliminar
  20. El "no" es complejo, pero me gusta lo equilibra todo, saber usar esa palabra es una gran virtud... Aleja mucho, pero lo que queda después de un "no" es siempre lo mejor.

    Un beso Cesar, abrígate que viene lo bueno.

    ResponderEliminar
  21. Hola,
    Llegué a ti x varios blogs en los que creo que ambos comentamos.
    Que te voy a decir, primero que me he llevado una grata sorpresa, ya sabes...uno va saltando de rama en rama y en esta rama me quedo leyendote.

    En cuanto al SI y al No,.A veces no es fácil el decir un NO, pero hay que hechar pecho y ser sincero,. No hay peor cosa que defraudar a un amigo, no cumplir con un cliente,....
    A mí es que esos: sí, sí, sí... me suena a no, no, no ( no me des la lata pesad@), a cobardia, a no ser justo ni fiel a lo que uno piensa.
    Te diré que hace ya unos cuantos años.. cuando comencé en mi actual trabajo el decir un NO, me costaba y mucho, porque con ello podía perder una buena cuenta, podía enfadar a un cliente, o ufffff madreeeeeeeee que nudo en el estomago se me formaba .. .pero con el tiempo aprendí que lo importante en la vida, en el trabajo, con los amigos, en todos los ambitos es ser sincero, xk s lo eres ni perderas esa cuenta, ni perderas amigos ni la confianza que la gente que te rodea te pueda tener.
    En este mundo de locos, creo que pocas personas creen en la sinceridad de los demás; demasiadas mentiras nos han hecho muy desconfiados y o conoces muy bién a la persona que tienes delante o siempre queda una duda d si cumplirá o no su palabra, si esta siendo sincero contigo...

    Ays perdona me he puesto ha ""hablar solita""

    Un saludo y x aki estaré,

    ResponderEliminar
  22. Hola César:

    No nos conocemos de nada, cierto, leí tu noticia me gustó tu blog y veo que estás creciendo emocionalmente ¡Fantástico!

    Hablas de "asertividad" "habilidades sociales" algo que mucha gente carece como tú muy bien dices por miedo a...

    Un consejo; levántate contigo mismo y haz siempre lo que cuadre con tu bienestar emocional. Los "sís o "nos" nacen de nuesta voluntad, que no te marquen el camino.

    Yo digo siempre lo que quiero decir, pase lo que pase. Ser como yo es díficil, pero se puede conseguir ser uno mismo verdad?

    Espero haber aportado algo de luz a tus dudas existenciales.

    ResponderEliminar
  23. César tienes mucha razón, cuesta un montón aprender a decir NO, el problema es cuando ya lo tenemos tan claro, que nos volvemos radicales, por lo menos en mi caso.

    Besos borrascosos

    ResponderEliminar
  24. como me dijeron una vez no a todos les puedes gustar

    ResponderEliminar
  25. Hola Cesar!

    Priemro que nada, perdon que entre sin llamar..jjejeje,pero me gustò el nombre de tu blog y sentì curiosidad, asi que aqui estoy!

    Que dificil decir No, que dificil trabajar la paciencia...y a veces, nada tiene que ver la edad, nos pueden defraudar teniendo 30 ,40 o 50 años...mas garndes lo dudo.

    Pero bueno, vamos aprendiendo de estas experiencias...

    Un abarzo muy grande!

    PD: me agreguè como seguidor del blog, pq me gustaria seguir visitandote...asi que seràs bienvenido al mio cuando quieras, aqune soy nuevita aqui!

    ResponderEliminar
  26. Debemos estar dispuestos tanto para decir no y sí. Soy de las que pocas veces dicen no. Por ejemplo, esta noche he dicho sí, y me he alegrado después bastante.

    Un beso e interesante el post.

    ResponderEliminar
  27. Entiendo entiendo... antes por los mismos motivos no podia decir no, tanto asi q si estaba hablando con un amigo, y venia otra amiga a habalrme, yo dejaba de hablar con el primer amigo contal de no decirle al segundo que recien llego que no podia habalr en ese momento, mis amigos me aguantaron por mucho eso, hasta que uno a uno fue estallando y haciendome entender q no habia nada d malo con decirle a quien llega que estoy ocupada, y que les hablo luego... a cocachos aprendi mi labor de colegial XD

    ahora ya domino eso gracias a dios! era bastante molesto no poder decir q no a algo, y todo por querer quedar bien con todos XD

    y creo tb que la edad y la experiencia no siempre van de la mano...

    besos!

    ResponderEliminar
  28. Ruth: Comparto contigo la idea de ser consecuente con lo que decimos...es sí, o es no...y s hay duda, es mejor tomarse un tiempo y dar una respuesta clara. Besos.

    Esther: Sí..eso de dar el tiempo a los demás y olvidarnos de nosotros...eso se llama equilibrio y se cnsigue con el tiempo, felizmente. Besotes.

    Adnama: Querida amiga..sí que te echaba de menos, sobre todo porque has sido de las que más tiempo me acompañó cuando inicié el blog con tus comentarios...Gracias por tu amistad, regresa siempre que quieras.

    Esperanza: Pues sí, como buen libra, busco el equilibrio, y como bien lo planteas, un no oportuno, equilibra todo. Me abrigo, hazlo también tú, no te me vayas a resfriar. Besotes.

    Capri: Gracias... me alegra vuestra compañía y más porque sois personas con mucho para dar....En cuanto a lo de hablar solita, no lo hacías...te leía con mucha atención. Gracias por tu visita, esta es tu casa. Besos.

    Maite: Gracias por tu consejo....lo pondré en práctica. Mil besos y regresa cuando quieras.

    Borrasca: Querida amiga, a veces ser radical, nos impide ver otras opciones... me cuesta también, pero voy aprendiendo. Besos.

    Sheila: Es verdad, no a todos podemos gustar, con esa premisa, nos quitamos peso de encima y podemos ser más genuinos. Besos y gracias por la visita.

    Ly: Pero por Dios..¡Nngún permiso!!! eres bienvenida las veces que quieras y todos aquellos que quieran acompañarme un momento, en este mi pequeño mundo. Gracias por tus lindas palabras, nos leemos. Besos.

    Tejedora: Me alegra amiga...desde luego no hay un manual, por tanto debemos confiar un poco en nuestra voluntad, intuición y razón. Bsotes.

    Soleil: Estas cosas ocurren a menudo...creo que todos pasamos por procesos similares, y varían según el caracter de la persona, pero lo importante, es no dejar nunca de aprender. Besos amiguita.

    ResponderEliminar
  29. La paciencia es una virtud de "elegidos", por contrario sabes que estamos en un mundo de impacientes.
    Poner los límites es complicado para muchas personas, y ahí están los malos entendidos, un buen análisis el que haces.
    bss

    ResponderEliminar
  30. saber decir que no es lo principal...

    no hay que abusar del si, porque uno desfallece y puede morir en el intento mil besitos

    ResponderEliminar
  31. Yo tampoco podia decir no....pero hay circusntancias que se pueden aprovechar de nuestra buena voluntad...asi que aprendi ahora decir LO SIENTO PERO NO!!

    ResponderEliminar
  32. Hola:

    Creo que para decir "no" hay que haber vivido los muchos fracasos del "si".

    Tener paciencia no es una de mis virtudes, pero poco a poco he ido adquiriéndola. El riesgo de ser paciente es que luego te tomen por idiota.

    NO, una palabrita compleja y fuerte. Una palabrita muy sencilla, pero difícil de aplicar correctamente.

    Un no en el momento adecuado podría cambiar nuestras vidas. Lo mejor es decir "sí", pero a lo contrario. Por ejemplo: en vez de decir, no a la inacción; deberíamos decir, sí a la lucha. ¿No crees? Hablar siempre en positivo.

    Un abrazo,

    Gustavo Mayta Anselmi

    ResponderEliminar
  33. Hola!! Primera vez que paso por aquí y me ha encantado visitarte..

    Llegué atraída por la foto de tu perfil... Me cautivaron esos ojos donde se adivina un alma muy despierta..

    Espero que siga así ;)

    (Y ni qué decir de esa maravillosa sonrisa jaja!!)

    Te dejo un abrazo hasta mi regreso..

    ResponderEliminar
  34. Oye Cesar, que digo yo que no.. Esto, bueno si....
    Que digo si, pues no. Y punto.

    ResponderEliminar
  35. César, lo que dices es muy cierto. A veces cuesta mucho trabajo decir no, pero una vez que aprendes el "arte de decir no", sientes muchas veces alivio al decirlo.
    Besotes,

    ResponderEliminar
  36. Paradójicamente, cuanto más queremos agradar a los demás, menos les agradamos.
    En este ejemplo de saber decir "no" creo que se puede ver claramente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  37. César totalmente de acuerdo contigo, esto lo he hablado muchas veces con mi pareja: aprende a decir no. Anda que no se libra uno de problemas y de compromisos. Y además, consigue uno una cosa: la libertad.
    Y por cierto, el decir No, no tiene porque ser malo.
    ¿Me odias, me dejarás? NO. Siempre estaré contigo. Pues eso.

    ResponderEliminar
  38. Hola Cesar, a mi entender hay que ser honestos con nosotros y con los demás, se pierde y se hace perder menos tiempo diciendo "no" cuando es "no", además es respetarse y respetar al otro. De todos modos,si uno ya lo aprendió a fuerza de errores pasados, creo que debemos tener un poquito de paciencia con quienes aun no lo aprendieron.
    Tal vez haya que decirles: No me gustó lo que me hiciste, quien sabe, hablando quizás se pueda llegar a la comprensión mutua. Besos.

    ResponderEliminar
  39. Rafaela: No sé si es virtud de "elegidos", pero lo cierto es que mientras más uno se conoce, desarrolla la paciencia con otros...al menos es lo que me ocurre. Gracias por escribir y tus palabras amables. Besos.

    Aniña: Creo que abusar de uno o de lo otro, siempre creará problemas...Besos y gracias por escribir

    Fugitiva: Creo en el equilibrio y la justa medida, y el no tiene tanto peso como el sí. Un beso amiguita.

    Gustavo: estoy de acuerdo contigo en el uso positivo de las palabras... crea una actitud distinta. Cierto es que la palabra no, sóla, en sí misma, no significa más que negación de algo...hay que ver qué palabra le acompaña. Un abrazo. Buena puntualización.

    Isis: La sonrisa y la mirada son un espejo inequívoco de lo que tenemos dentro... y los bebés, transmiten pureza total...a eso apuntamos. Un beso, y gracias por tu visita.

    Somer: No digas nunca no, cuando si quieres decir sí, no te atreves ¿si?. Un abrazo.

    Soñadora: Lo importante, antes que el no o el sí, es saber lo que se quiere y ser fiel a ello. Tener las cosas claras evitará decisiones más acertadas. Un beso amiga.

    José: Qué alegría recibir tu visita, después de mucho tiempo. Un abrazo.

    Alfonso: ¡Ahí le has dado!! Comparto contigo, que el tener la capacidad de decidir con LIBERTAD implica decir las cosas tal y como las creemos...negnado o aceptando. El no, como bien dices, no tiene por qué ser malo. Un abrazo.

    Lau: Lamentablemente, hay ciertos errores que se perdonan pero dejan marca...y cuando se pierde la confianza con facilidad, cuesta mucho recuperarla, aunque uno ponga de su parte. El asunto en cuestión está zanjado dolorosamente, pues la persona en cuestión, ni reconoce, ni quiere reconocer, ni es honesta....sólo queda desearle lo mejor. Un beso, y gracias por escribir.

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!