martes, 23 de diciembre de 2008

Los sueños se pueden hacer realidad


Una de las experiencias de las que me siento feliz, es haber experimentado que los sueños se pueden hacer realidad, y que los proyectos se pueden cristalizar, si ponemos el corazón y sabemos compartir esa misma energía en equipo.

La comunidad de "La Era", era una población en la que habían unas 500 familias, en especie de "chavolas", viviendas rústicas sin los servicios básicos, en los cerros de Ñaña (Localidad en Lima - Perú). Ciertas zonas eran tan necesitadas que la gente tenía que andar mucho con cubos de agua para poder cocinar.

Esa Navidad queríamos hacer algo por nuestra comunidad, pero decidimos salir y apuntamos la mira en la Era. Nuestro objetivo: los niños. Es fácil a veces, soñar, desear, planificar... pero lo que es un reto, es trabajar para que el sueño se haga realidad.

Nos organizamos y lo primero que hicimos fue contactar con dicha comunidad, ofrecerle nuestro apoyo: habíamos pensado en un pequeño espectáculo infantil, hecho por nosotros, y repartición de juguetes, una taza de chocolate y "panetone" a un grupo de 200 niños. Se acogió el apoyo con agrado y no había marcha atrás.

La primera decepción que nos dimos fue cuando organizamos una recogida a domicilio de juguetes usados. No sabía si pensar que "usado" era sinónimo de "inservible", o "recolección de basura". Tuvimos que desechar muchos, y realizamos una labor de selección, limpieza y preparación de regalos. El contraste: mientras cinco personas nos entregaban lo que no les servía, una sola nos daba 5 juguetes nuevos. Seguimos adelante...

Nos encargamos luego de preparar las canciones de animación, juegos dinámicos, ... contactamos con músicos amigos, alquilamos un equipo de sonido, conseguimos narices de "clowns" para dar una imagen más lúdica.... organizamos la repartición ordenada de los juguetes... en fin.... nos organizamos en condiciones, le pusimos mucho cariño.

El día "D", fue increíble. Me ilusionaba ver como a cada persona que participaba, ya sea animando, repartiendo juguetes o recibiéndolos, sonreía y un brillo en los ojos les asomaba. No mencioné que en ese grupo también estaba mi madre, ayudando a la repartición de los juguetes y mi hermano Alan disfrazado de "Papa Noel". Al final Alan, que no era muy dado de las actividades de la parroquia, me contaba, lleno de emoción, cómo esa sonrisa de los niños al recibir los juguetes, eran lo mejor que había recibido en años...

Mi madre me contó lo que creo yo, le dio algo mágico a ese día: "Teníamos los 200 juguetes seleccionados y veíamos cómo la cantidad de niños aumentaba con el paso de las horas...temimos que no alcanzara...y precisamente ocurrió, se acabaron los juguetes y la última niña se acercó. No sabía que hacer, pero recordé que entre el grupo de juguetes había separado una muñeca pues le faltaba un ojo y decidí que no se iba a entregar. Preciosa- le dije - sólo tengo esta muñequita y le falta un ojito. La niña miró la muñeca, se me acercó, la cogió en sus brazos y la pegó en su pecho, como si fuera el juguete que esperaba en su vida....se me partía el corazón pero a la vez una emoción me inundaba".

Acabada la fiesta, nos tocó retirarnos, y era inevitable no irse con una sonrisa y un calor en el pecho, que era producto de la sonrisa que cada niño nos regaló ese día.... Sí...y pensar que todo surgió de manera espontánea, y "sólo" bastaba, ponerse manos a la obra.

Ten una hermosa fiesta de "Navidad" en la que el "nuevo sol", surja en tu corazón, y esa luz brille y alumbre toda la humanidad. Un abrazo, tu amigo por siempre, César.

19 comentarios:

  1. El amor todo lo puede.. la entrega y el respeto al projimo.. nuestros niños el futuro.. nuestra herencia sangre y vida a ellos lo simple de sentirse queridos alcanza.. el gesto de bondad y cuidado. de mimo y dedicación.. el resto material de la forma que traiga es lo de menos.

    Mis mejores deseos para esta navidad.. mi corazón en tus manos.. una luz que te ilumina y mis ojos en ti. gracias amigo!!
    Felicidades!!! :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Y lo bien que se siente uno cuando realiza este tipo de actividad? Me ocurrió lo mismo en Cáritas con una persona mayor; tendría muchas cosas que contar sobre ella.
    La Navidad, incita a los recuerdos y has tenido el privilegio de contarnos tu experiencia en “La Era”.
    Otro niño se desharía de un juguete al que le faltase algo y me quedo con el bello ejemplo de la niña que se queda con la muñeca que le falta un ojo. Bonito y ejemplar es conformarse con tan poco. En mi caso, no siempre Gaspar –mi Rey Mago preferido- podía traerme lo que le pedía o, si traía algo, era similar a lo que escribía en la carta. Me gusta tener pocas cosas o quizás quedarme con lo intangible.
    Enhorabuena, también, por la foto con que has ilustrado tu escrito.

    Deseo pases unas Felices Pascuas. Un abrazo afectuoso de tu amiga.

    ResponderEliminar
  3. siempre tenemos q ser solidarios con todos y más aun con los niños,ellos son el futuro y debemos ayudar a todo aquel q lo necesite

    gracias por tener este corazón

    besitossss

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita la historia, y precioso el poder hacer feliz a tantas personas con tan poco.

    ResponderEliminar
  5. y ten eso todo el año
    preciosa historia
    besitos

    ResponderEliminar
  6. He encontrado una frase, en referencia a lo que escribiste; la escribe Charles Kingsley:
    “Actuamos como si el lujo y la comodidad fueran lo más importante, cuando lo único que necesitamos para ser realmente felices es algo por lo que entusiasmarnos”.

    ResponderEliminar
  7. Los sueños siempre digo que cuando se pone empeño se pueden hacer realidad.
    A veces cuesta el llevarlos a buen termino, pero la recompensa es infinita, indescritible,y seguro que tu estas plenamente feliz de haber logrardo ese sueño

    Muchos besos y feliz navidad.

    ResponderEliminar
  8. Querido amigo.
    Me quedo sin palabras en estos dias en que mi corazón esta mas sensible que otros quien sabe por que... o si lo se quizas por esas mismas razones... por tratar de ser humildes y generosos ante las necesidades de los otros.
    No podia dejar de pasar a desearte una Navidad llena de armonia en tu vida, decirte MIL GRACIAS POR SER PARTE DE MI VIDA.. por estar en un pedacito de mi corazon sinceramente, por aprender a querer estos espacios y a sus propietarios, bellos, sensibles, pero sobre todo humanos, con defectos y virtudes, los quiero. TE QUIERO AMIGO. Se feliz o al menos trata, besos llenos de luz para que no te olvides de esta amiga que volvera el año que viene si Dios quiere!!!

    ResponderEliminar
  9. Ay César, es que la sonrisa de un niño no tiene precio, son tan transparentes, espontáneos y sinceros!
    Que linda experiencia deben haber vivido.
    Deseo que estas fiestas navideñas te traigan mucha paz y alegría, y que en el año 2009 Dios te siga bendiciendo!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  10. Una iniciativa preciosa la que habeis hecho,la sonrisa de un niño vale mucho no la paga ni todo el dinero del mundo..asi que habeis creado con tantas sonrisas grandes tesoros..

    feliz navidad

    ResponderEliminar
  11. Querido César,

    Que maravilloso esto que cuentas, la sonrisa de un niño, es un regalo
    maravilloso, es el mejor regalo que uno puede tener, cualquier cosa por
    una sonrisa es un regalo a Dios y a nuestro espiritu.

    Deseo que tengas una hermosa Navidad junto a tu familia y seres queridos.
    Te deseo que el año que viene sea maravilloso.
    Gracias por estar y compartir este camino.
    y que Dios siga guiando tus pasos.

    Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  12. Felicitaciones Cesar por tu obra, de corazón. Lo que sentiste es porque siempre se recibe lo que se da. Muy merecido!!!
    Besos y feliz navidad!

    ResponderEliminar
  13. Feliz Navidad César para tí y los tuyos y un año nuevo en el que nos sigas tendiendo la mano para recorrer los rincones de tu corazón.

    Un abrazo muy fuerte y gracias por todo lo que haces.

    ResponderEliminar
  14. Hola César:

    No siento pudor al decirte que me has emocionado hondo con este relato. No sé que extraños casilleros del pasado hayas logrado mover dentro mío pero de lo que puedo estar seguro es de esa capacidad literaria que posees para transmitir emociones.
    Feliz Navidad y un 2009 que amén de brindarte todo lo mejor junto a los tuyos, ilumine tu lápiz y le impida detenerse.
    De corazón, tu amigo Rudy.

    ResponderEliminar
  15. desde luego que menuda alegría y felicidad repartistes ese día.

    Yo creo que el mejor regalo es la sonrisa de un niño porque cuando rien lo hacen de corazón.

    Tienes toda la razón, a veces los sueños sólo están esperando a que los hagamos realidad.

    ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  16. Hola:

    A veces no nos damos cuenta de lo mucho que podemos hacer con tan poco.

    Si tan solo diéramos aquello que nos sobra veríamos que muchos problemas se solucionarían.

    Saludos,

    Gustavo Mayta-Anselmi

    ResponderEliminar
  17. Qué bellísima acción. Realmente digno de imitar.
    Me gustó mucho tu blog, es muy altruista, y destaca lo positivo del ser humano.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por contárnoslo. Es alentador.

    ResponderEliminar
  19. Es un placer compartir si sirve de algo para que el que lo recibe. Gracias por vuestras hermosas palabras.

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!