martes, 18 de noviembre de 2008

Y si no....a la siguiente


Me enteré justo a tiempo. Mi compañera del trabajo, Yovanna, me preguntó si me había presentado a el concurso de "promoción interna" de la empresa en la que trabajo por las tardes, era para un puesto de coordinador.

La verdad, me entusiasmaba, porque ya había trabajado en mi país con grupos (en el colegio, parroquia, asociaciones) y no me fue nada mal; luego, la mejora en el plano de calidad de vida la notaría (trabajar sólo en un sitio y no en dos como hasta ahora, poder tener más tiempo en el día para otras actividades, poder por fin dormir más de 4 horas ...en fin).

Cuando me enteré quiénes se presentaban, me entro un pequeño "acojonamiento" (miedo), pues entre siete personas (incluyéndome) dos de ellos eran "lobos", personas con mucho conocimiento en el departamento, y por ende, candidatos fijos. Yo tengo menos tiempo que ellos pero sabía que una de mis fortalezas es la gestión efectiva de recursos humanos, experiencia, cosa que al parecer carecían. Iba a dar guerra.

Nos dieron un ejercicio para analizar el caso hipotético de tres trabajadores, sus perfiles personales, fortalezas, debilidades y un supuesto cuadro de rendimiento. Lo teníamos que desarrollar antes de la entrevista, en casa, y llevarlo hecho...exáctamente la entrega tenía que ser el miércoles de esta semana que pasó al igual que la entrevista personal e individual.

El domingo, previo a ese miércoles, tenía listo el trabajo. El lunes se me dio por revisarlo y no me gustaba como había quedado, así que me dije que lo arreglaría por la noche, llegando a casa (o sea, 12:30 am). Llegué cansado y no lo hice. El martes pedí el día míércoles de vacaciones para no estar con "carreras" para llegar a la entrevista y estar relajado. Esa noche del martes, llegué a casa y me quedé desarrollando el trabajo hasta las 3:00 am. No lo terminé.

Me dije entonces: "Me levanto a las 9:00, no falta mucho, así que luego lo llevaré a imprimir y asunto arreglado". Me levanté a las 11:00 am. Estaba molido. Me puse manos a la obra, y cuando eran ya casi las 13:30 pm caí en la cuenta que no tenía monedas para imprimir el trabajo y mi tarjeta estaba estropeada como para sacar dinero...tenía que ir al banco. Por cierto, cerraba a las 14:00 horas.

Me cambié y salí "literalmente" corriendo al banco, llegué a menos 5 (13:55 pm) y me atendieron. "Uff..." me dije. Salí nuevamente corriendo, a un local de fotocopias e impresiones. Entro, veo a un muchacho guardando cosas....estaban cerrando. Le dije:


-¿Podrías, por favor, hacerme unas impresiones...? Son sólo cuatro páginas.

- Huy...tendrá que ser para la tarde.

-No podrías hacerlo en un momento...son pocas páginas.

-No, cerramos a las 14:00 pm en punto.

Le miré, cerré los puños y salí del local con un gracias entre los dientes. En la calle pensaba, que de qué me servía haber sacado dinero, si no podía utilizarlo. Recordé que algunos locutorios no cierran a esta hora, y que podía tener un chance.

Llegué a trompicones a uno que estaba cerca, y me atendió una chica, más amable que el anterior (para estas cosas reconozco que la atención al cliente es una de las cosas que extraño de mi país). Me ofreció un ordenador y pude así imprimir el trabajo.

Un gracias, una sonrisa, y a mi casa...vi la hora y eran ya las 14:30 y mi entrevista era a las 15:30, por lo que los cálculos me llevaban a: 15 minutos para bañarme, otros 5 para vestirme, 15 para llegar al trabajo...no me da tiempo a comer. Tal como lo calculé, estaba llegando al trabajo con casi 20 minutos de antelación a mi cita. Pero había olvidado algo.

-"Si entrego el trabajo, y debo exponerlo, necesito una copia... joooo... uhmmm... Ya , pediré permiso para fotocopiar el trabajo antes, total, llego con algo de tiempo".

Así lo hice, llegué, pedí permiso y me acerqué a la fotocopiadora. En el trabajo de la mañana, puedo poner un grupo de hojas y las fotocopia todas sin hacer nada, pues viendo la fotocopiadora casi igual, hice lo mismo. Fotocopia 1 bien...fotocopia 2....¡NO SALÍA!....mensaje en la pantalla "PAPEL ATASCADO". Comencé a mirar y felimente pude encontrar en dónde estaba el dichoso atasco. Como no quería que me ocurriese lo mismo, comencé hoja a hoja. Fotocopia 2.....¡SE ACABÓ EL PAPEL!!!...A estas alturas me reía...la verdad es que creí que me estaban haciendo una cámara oculta...

Había que solucionarlo y sólo tenía 10 minutos. Miré a todos los lados, y vi unas impresoras faxes que me decían "aquí estoy" con el parpadeo de la luz de "encendido". Abrí la bandeja: sin hojas. Y justo al lado vi un par de hojas, de esas que salen en blanco y las dejan a un lado porque no sirven. Las cogí, las metí a la fotocopiadora...y por fin...ya tenía mi copia completa.

Me tocó esperar 15 minutos y llegó la entrevistadora....puedo decir que fue una buena entrevista, me sentí bien, muy bien, y luego me enteré que era una de las dos entrevistas que les habían impresionado...la otra persona era uno de los "pesos pesados"....mi amigo Ángel.

El viernes nos dieron la respuesta. Eligieron a Ángel. ¿Cómo estoy? Pues la verdad en todo momento tuve claro que era una opción entre siete, y mi consigan era dar lo mejor de mí. Lo demás dependía de sus valoraciones....para otra vez será, me jodió un poco, pero nada que no pudiese superar en un par de horas...Ya me había dicho una persona muy sabia alguna vez " Cuando concurses por algo, da lo mejor de ti, lo mejor, pero recuerda que tienes las mismas opciones de perder...así, si ocurre, no sufrirás humillación alguna".

Hoy es un nuevo día, la vida continúa, y puedo decir (no como consuelo de perdedor) es que gracias a ese proceso, pude aprender más de mí....seguro que la siguiente la hago (y si no, a la siguiente).

Un abrazo

22 comentarios:

  1. Vaya maraton...

    Bueno, no hay mal que por bien no venga, tu mismo sacaste el aprendizaje, otra vez será.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hace un tiempo que te sigo, desde tu lejena tierra, y lo que te puedo decir: que me das mucho orgullo por ser un chico tan tenaz, no habra sido tu tren, pero ya pasara en el que te toque subir (porque el tren pasa una sola vez no lo olvides).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es intentar y poner lo mejor de uno.. es resto es una ruleta..

    Besos muchos para ti.

    ResponderEliminar
  4. A veces, uno tiene qu epasar por este tipo de cosas para demostrar qué valia tiene.
    Un abrazo
    Rampi

    ResponderEliminar
  5. César, confieso que me hubiera gustado que te hubieran dado el puesto, pero ya llegará algo mejor para tí, probablemente ésto no era lo que te tocaba así que paciencia y buen humor.
    En este caso se valora la experiencia que te dió el prepararte y la "cancha" de pasar la entrevista, toda experiencia enriquece.
    No puedo negar que me he reído leyendo tus peripecias para lograr hacerlo, es que como peruana me sentía totalmente identificada con nuestra manía de hacer todo a última hora! jejeje.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  6. Bueno a veces las cosas no salen como queremos pero siempre tenemos otra oportunidad asi que animo!

    ResponderEliminar
  7. César, primero de todo, nunca dejes las cosas para el último momento
    Consejos doy q pa mi no tengo

    Y segundo. tal vez sólo tal vez es mejor así

    muakkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  8. Ufff!! me he estresado yo leyendote, jajaja, la próxima vez ese puesto es tuyo (guiño) quién sabe, igual un puesto mejor, a veces las cosas son y pasan por que algo está por suceder.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  9. Vaya, bueno, otra vez será, pero yo he aprendido en el transcurso de mi vida laboral, que primero, lo que parecía una cosa que salía mal, al final era un golpe de suerte, y luego, que he conseguido más sin pedir, que pidiendo o examinándome. De todas maneras, ese que ha ganado esa promoción ¿tiene un blog como el tuyo?
    bah, si no lo tiene, ya no te llega a ti ni a la cintura :-P

    ResponderEliminar
  10. A mi me promovieron y la verdad que fue un leve aumento de salario, además de ganarme algunas envidias, mi trabajo sigue siendo el mismo. Crezco mucho más leyendo un libro, observandoa la gente,en fin sigue participando como decimos en Chile.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. siempre hay que pasar muchas cosas para que nos resulte ciertoo, hay cosas que nos salen bien y otras mal pero si lo hacemos con mucha perseverancia nos dan buenos resultados.
    un besoteee inmenso de tu amiita que te adoraaaa :D

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, lo importante es no decaer. Siempre hay que dar lo mejor de uno mismo, así pase lo que pase, al menos, tenemos la satisfacción de haber hecho todo lo posible.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Animo que la Esperanza es lo ultimo que se pierde...En mi trabajo una se llama así y siempre sabemos donde. Mucha suerte para la proxima...

    ResponderEliminar
  14. ¡Menuda odisea! suerte que en la vida siempre vienen nuevas oportunidades, por lo menos te quedaste con la satisfacción de haberles impresionado, así que quién sabe...

    ResponderEliminar
  15. Esperanza: Así es amiga...otra vez será y lo que tenga que ser....y sí, fue una maratón. Besos.

    Anónimo: ¡Gracias por tus palabras!!! Ojalá regreses pronto...Un abrazo desde la distancia.

    Cynthia: De acuerdo contigo, esa es mi filosofía de vida...dar lo mejor y saber esperar. Besos guapísima.

    Rampi: Sí, asi es...Hay que pasar por situaciones, que hacen terminemos en un "nivel" personal más alto, un paso más en la escalera de la evolución interior...Un saludo amigo.

    Soñadora: Gracias por el deseo...sé que habrá algo para mí. En cuanto a última hora, si que lo fue, aún teniendo en cuenta que empecé a desarrollar el trabajo desde que me lo entregaron 6 días antes....pero bueno, al menos te hice reir. Besotes.

    Meg: Gracias...felizmente el ánimo es de lo que más tengo.Un besote.

    Bolero: Gracias por el consejo guapa...aunque realmente no lo hice a última hora, no hice las previsones...ese fue mi pecado. Un besote amiga.

    Alma: Gracias guapa. Sólo espero que llegué la oportunidad para ir a por ella. Besos.

    Alfonso: Jajajajaj...gracias hombre por las palabras de ánimo. han llegado estupendamente. Un abrazo.

    Francotirador: Era conciente de los posibles cambios como los que comentas, y aún así me presentaba. Desde luego que lo intentaré las veces que se me ofrezca la posibilidad. Gracias por la visita, un abrazo.

    Fugitiva: Te echaba de menos...a los tiempos. He aprendido a no esperar que las cosas sean como yo quiera, al menos estoy abierto a que sean al menos aproxiamadas, cuando ya no depende mí. Un besote gua...por cierto...No has recogido tu regalito...Besos

    Gabi: Creo que en la vida se da mucha importancia al resultado, pero se olvida el proceso. Yo valoro el dar el todo por el todo, si no es suficiente, es por que faltó, sin más. Un besote para ti.

    Alijodos: Muchas gracias por tus palabras y por tu visita. Regresa cuando quieras.

    Rebeca: Precisamente fue de las cosas que más me animó..un beso y gracias amiga...

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Optimismo, claro que sí, y sino a la siguiente!! Yo estoy convencida de que vas a lograr todo lo que te propongas. Eso sí, intenta descansar un poquito más.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Eva: Gracias, de verdad. Intentaré descansar un poco más, y desde luego, siempre mirando hacia adelante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. HERMANO AL VER TANTA GENTE QUE TE DICE TANTAS COSAS , YA NO ME QUEDA MAS QUE DECIR SINO SIMPLEMTE QUE ASI COMO TU , TODOS PASAMOS ALGUNA VEZ POR ESTO Y NO TODOS TENEMOS EL CORAJE Y LA FUERZA MENTAL PARA NO CAER EN DEPRESIONES ,TRISTEZAS AGUDAS ETC , ASI QUE ADELANTE Y A SEGUIR HACIENDO LAS COSAS BIEN NADA MAS !!!

    TQM HERMANO!

    ResponderEliminar
  22. Hola César:

    A veces no es lo mejor dar lo mejor de uno mismo, sino dar lo que los otros esperan que demos (en este caso, tus entrevistadores).

    Lo mejor es dar el 200% de uno mismo, dar el máximo que podamos, no lo mejor.

    Ya habrán nuevas y mejores oportunidades porque estos son días mejores.

    Un abrazo,

    Gustavo Mayta Anselmi

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!