lunes, 10 de noviembre de 2008

Sensibilidad


A veces, la vida se vuelve una montaña rusa... puedes estar en lo alto de todo, con una tranquilidad viendo el horizonte, hasta que de súbito, empieza la caída con la sensación que saldrás disparado sin control. Quizá al estar en la montaña rusa, sabemos que del riel no saldremos, en cuanto a la vida, es más impredecible.

He aprendido a tomarme las cosas con calma, incluso, una calma que me perturba. A veces creo que tanta calma no es normal. No obstante, una seguridad brota del interior, cuando dejo que las energías que no puedo cambiar, fluyan sin resistencia.

No me resisto, no me torturo...pero nunca dejo de sentir. Este corazón es de carne y desde luego, siempre siente, aunque la mente haya dispuesto y tomado las armas para enfrentar los retos de cada día.

Hoy me siento especialmente sensible. Siento todo, percibo todo, me duele todo. Pero a pesar de ello, no puedo dejar de sonreir... es extraño, pero gracias a eso, me siento.

17 comentarios:

  1. Tomarse la vida como es.. caminar y saltear obstaculos.. rodearlos.. ignorarlos... comerlos..apropiarse, analizarlos..evitarlos, pero sobre todo disfrutar y sentir cada paso, cada respiro, y ser parte de las emociones, teniedo en nuestras manos el poder de eleccion, y de volver a empezar siempre.

    Sentir... la magia de todo despertar...!!!

    Mi cariño para ti... buena semana..!! :)

    ResponderEliminar
  2. Así es Cynthia, he aprendido que gracias a lo que siento, me doy cuenta que vivo...y que si cada instante lo respiro, lo saboreo, lo aprovecho, ....despierto.Mil besos y ten también una buena y linda semana.

    ResponderEliminar
  3. Estar vivo.. eso mismo... sentir plenamente cada color, cada espasmo.. dibujando el arcoiris de nuestro camino..

    besotes muchos para ti.

    ResponderEliminar
  4. Hay Cynthia...que estoy especialmente receptivo hoy...lo del arcoirirs suena hermoso. Que siga el intercambio de besos....

    ResponderEliminar
  5. En el viento... suave, sutil un abrazo de mis alas y un suspiro de mis besos para ti..
    Acariciando los cielos.. el mismo que miramos!!!

    ResponderEliminar
  6. Vivimos en montañas rusas.... lo que pasa es que muchas veces está frenada, y parece que no está allí...pero arranca y las sensaciones arrasan...
    pero hoy, a pesar de todo, te sentís, eso es lo más importante.
    Mil besos mi amigo

    ResponderEliminar
  7. Es muy positivo que la sonrisa de luz a ese estado de ánimo, te dejo un abrazo y una sonrisa.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  8. Entonces sobran las palabras, lo que necesitas es un abrazo fuerte Cesar...

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  9. Cynthia: El mismo cielo, el mismo aire...somos lo mismo y no lo somos, solo al sentirnos sabemos realmente quiénes somos. Besos.

    Enredada: Gracias, gracias..esos mil besos se agradecen, uno a uno. Mil besos también para ti.

    Alma: Es cierto...y esa sonrisa sale del alma también...a pesar de todo. Besos dulces.

    Esperanza: Me viene estupendo tu abrazo. ¡Gracias!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo he pensado lo mismo que el resto de las chicas, que si ahora estás en el momento ese de la bajada de la montaña rusa, justo cuando el corazón esta a punto de salirse por la boca, lo mejor que se te puede dar es un abrazo enorme, enormeeeeeeeeeeee!!!

    ResponderEliminar
  11. Rebeca: ¡Graciasssssssssssssssssss!!!!! Realmente la bajada no se hace tan solitaria, lo bueno de todo, es que sé que volveré a subir. besos amiga.

    ResponderEliminar
  12. ... es verdad, cuanto y cuanto camino por vivir, verdad? al menos una montana rusa tiene caminos de los que no se saldra, pero en la vida mas vale salirte de ellos y construir tu propio camino o pasaras sin ser visto...

    besos!

    ResponderEliminar
  13. Me sentido atraida por el título de blog y también por el de tue entrada. Nada más empezar me encuentro con un alma sensible como la mía.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Supongo que esa calma se aprende. Mucha gente me ha dicho que con el tiempo han aprendido a verlo todo de una manera más relajada. Y es cierto, empiezas a pasear por la vida en vez de verla como una carrera.

    La sonrisa es un arma muy poderosa... Que nunca falte.

    Un besito

    ResponderEliminar
  15. Soleil: Ese punto de vista no lo había contemplado, pero estoy totalmente de acuerdo contigo...lo único sí, es mejor de terminar de bajar para no descarrilarme, y cuando la velocidad se normalice, tomar el mando. Besos.

    Fylgiar: Gracias por tu visita, y tus bellas palabras. Ojalá se nos haga frecuente encontrarnos. Besos.

    Luna: la sonrisa....así es, pase lo que pase, nunca falta...Gracias, y mil besos.

    ResponderEliminar
  16. Mi querido César, la resistencia del ser humano es increible, estamos hechos para soportar mucho dolor, pero gracias a Dios, la vida siempre te compensa con otras tantas alegrías que a veces no distinguimos. Lo que tú haces es lo mejor, sonreir a la vida y dejar que las cosas fluyan.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  17. Soñadora, gracias. No sé si es lo mejor, pero es algo que he aprendido, y me ayuda a vivir. Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!