martes, 4 de noviembre de 2008

Entre Pasaportes, Dni y Tamales

El viernes tuve que pedir permiso en el trabajo para asistir a mi cita en el Consulado Peruano en Madrid, para renovar mi pasaporte, el que caducó en marzo de este año así como mi DNI. Curiosamente con el nuevo sistema de citas por internet, pude concertar una, desde el mes de agosto para el 31 de octubre, pues no se podía antes. Tuve suerte porque ahora conseguir una cita, es misión imposible, al menos, en este año. "Antiguamente" se hacían colas desde 6 de la mañana con la esperanza de conseguir turno a partir de las 9 que abría el Consulado.

Llevé lo que se me pidió: pasaporte, dni caducado y el dinero para pagar las renovaciones: el Pasaporte 26,25 euros para renovarlo por 5 años y 5,25 euros la renovación del DNI. Se me pidieron unas fotos, pero con la máquina que tienen en la puerta, es más sencillo, con 2 euros tengo 8 fotos para mi gestión.

-Buenos días, tengo cita a las 10:00 am.
-Si tiene cita puede pasar.

"¡Qué alivio!" me dije, pues con la lluvia que caía, no me hacía gracia hacer la cola de los "con cita" en la calle. Entré y me di cuenta que estaba retrasado unos 10 minutos. Llamaban a las personas con cita, y un mosqueo invadió mi cuerpo, pues intuía que me podían haber llamado.

- Señorita, perdone, ¿ No habrá llamado a César Vera?
- Sí, justo hace un momento. Espere por favor.

Qué bueno que me acerqué. Habían ya mencionado mi nombre y luego dos más...

Mi turno. La morena que me atendió es la misma que lo hizo cuando llegué a Madrid: labios carnosos, cabello exhuberante, mirada felina... vamos que me gustaba y sigue igual de guapa. Mientras ella completaba el formulario para renovar mi DNI me preguntó:

-¿Donación de órganos?
-Sí - respondo- si sirve alguno, por qué no....

Ella sonrió. Me entregó un comprobante que debía pagar en caja, y me pidió que retorne a la ventanilla hecho el pago para hacerme entrega del pasaporte, ya renovado, y el resguardo del DNI para recogerlo en enero del 2009.

Hice lo que me indicó, me entregó las documentaciones, y me despedí de la morena, olvidándome el preguntar su nombre. "Otro día"- me dije-. Ya en la puerta, una señora me aborda y me dice que tiene "tamales" a "dos euritos nomás" (el tamal es un especie de pastel de maíz que tiene un sabor exquisito...). Me tuve que cobijar debajo de un paraguas pues no podía abrir el mío en el estrecho espacio en el que esperaba, mientras la señora me sacaba el dichoso tamal. Es curioso como ciertas costumbres no cambian.

El tamal estaba fabuloso..., cuando me disponía a retirarme, me aborda su hermana y me dice que tiene DVDS de películas peruanas. "Soy un puñetero consumista" me dije, y acepté ojear las pelis... muchas eran de videos musicales que no me interesaban hasta que encontre unas películas que hace mucho no veía como "Pantaleón y las visitadoras" o "Ciudad de M" .

-Si quieres, te las dejo a dos por 5 euros y por si acaso, también hago tamales. Tengo otra sazón, y si te ha gustado el de mi hermana, quizá el mío también te guste.
-¿Me deja su número "señito"?.
-Claro que sí hijo. Llámame un día antes y te los preparo.

Me despedí y me alejé del lugar. No terminaba de digerir que había hecho en realidad. Decidí entonces, que la siguiente vez que quiera comprarme un tamal, o un dvd de alguna película peruana, me iré a la puerta del Consulado.

23 comentarios:

  1. ¿en serio te preguntan si quieres donar organos¿ ¡no me lo puedo creer!

    Desde luego la embajada es toda una representación del país, el Tamal me recodó a la Chipa!

    ResponderEliminar
  2. Qué ricosssss. Me recuerdan a ciertos amigos, a unas vacaciones... Nostalgia.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Joe vaya preguntas que hacen y lo animado que está aquello. Yo es que no tengo pasaporte, vamos nunca me lo he sacado. Tampoco lo he necesitado para los sitios a los que he viajado...pero todo se andará.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. César por lo que veo encontraste un pedacito de Perú en la puerta del Consulado, y es que cuando uno vive lejos aprecia mas las cosas de su país no?
    Te lo digo porque mi hijo desde que vive en Alemania, escucha mas música peruana que antes de irse, y cuando nos visita ha ampliado su carta de platos peruanos que le gustan.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  5. Mi querido blogero en obras, ¿acabaste?

    Me encantan los tamales y prácticamente toda la comida del mundo y, en especial, la de América central y del sur; aunque tb me pierde un buen sushi.

    ¿Qué bien funciona ésto de DNI y el pasaporte? jajaja! Por no soportarlo , mi hijo va indocumentado; menos mal que sólo yiene diez años, uf!

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Uff Cesar, ¿Cómo decirte esto? Sin que suene a repetitivo y corriente...

    Este ha sido de todo lo que te he leído lo que más me ha gustado.

    Excelente excelente y mil veces excelente, me comí el tamal contigo y compré las pelis (Por cierto Pantaleón y las visitadores es una de las mejores películas que he visto, paisajes espectaculares) se ven ricos los tamales me dio hambre...

    Hoy te has ganado el beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo te iba a poner justamente las dos primeras líneas que te pone Rebeca. ¿Qué pasa, que hay carestía de órganos o qué? Bueno, realmente creo que sí la hay, pero en fin, aun con todo.

    ResponderEliminar
  8. me traes a la cabeza mi adolescencia limeña

    un abrazo

    s

    ResponderEliminar
  9. Hola César, no sabía que había que esperar tanto para que te renovaran el DNI.
    Ahora, en España, el sistema ha cambiado y lo puedes recoger en el momento.
    Un abrazo enorme
    El blog te ha quedado muy bien
    Saludos
    Rampy

    ResponderEliminar
  10. Qué curioso. Supongo que debe ser una alegría inmensa poder tener cosas de casa, que aquí no existen, o no llegan.
    Curioso lo de preguntar lo de la donación de órganos.

    ResponderEliminar
  11. Pase a dejarte mi saludo y un gran beso... a leerte, buscarte y sentirte.

    cariños.

    ResponderEliminar
  12. Los hombres no pierden su tiempo, jaja!! menos mal que con lo de la morena se te olvido hasta el mal tiempo! y menos mal que no había más cositas para vender, que sino te las venden todas! jeje
    Que tengas un lindo día!

    ResponderEliminar
  13. Wow!!! y resulta q yo no tengo mi dni peruano =S y aun no me he dado tiempo para ir al consulado...me gustaria tenerlo antes de viajar, pero no se si pueda ir...

    el lio es que solo llegue a tener mi boleta militar pero se me extravio...

    en todo caso, que envidia lo de los tamalitos! por suerte hoy ire a mi cita medica en una ciudad al sur donde justo hay una tienda peruana que vende unos tamales muy buenos!

    ResponderEliminar
  14. César me tocará ir a conseguir los tamales a la puerta del Consulado Peruano en Madrid, a mí me los cobraron a 6 Euros!!! Mejor dicho, por visto me atracaron a mano armada jajajajajaja

    Te quedó muy bonita la nueva apariencia de tu blog, felicidades.

    Besos borrascosos

    ResponderEliminar
  15. Qué bien!! qué buen día, entre tamales que por supuesto los desconozco, volver a ver a una persona que te gusta, no lo dudes, la próxima vez vuelves ;)
    A mí también me ha llamado la atención la pregunta sobre la donación de organos.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  16. Rebeca: La verdad no me llamó mucho la atención sobre lo de la donación de órganos, porque me preguntaron lo mismo la primer vez que saqué el DNI...Es cierto, el Consulado es curioso, al menos en la puerta de entrada....¿Qué es la Chipa?

    Luna: Qué bueno que te recuerde a unos amigos...sabrás entonces que los tamales son geniales...

    Gabi: Animado sí que está... las señors con sus bolsos, escondiendo la "mercadería" pues les pueden echar y multar, pero ganándose así la vida y dándonos a algunos un gustito.

    Soñadora: cuando estás lejos, efectivamente, valoras tus orígenes, tu gente, tu comida...es inevitable y es estupendo. Besos.

    Reina: Qué placer verte por aquí. Aún hago retoques, pero esta ya casi... Me alegra que te gusten la diversidad de comidas pues así no te faltan sensaciones para el paladar..pero un taml es un tamal..¿verdad?. Lo del pasaporte me intersaba porque si no no puedo viajar...lo del DNI no es muy urgente...Gracias por la visita.

    Esperanza: Agradezco tus palabras, de corazón, pues no se si sabes que escribo por afición y me encantaría aprender a tener más recursos técnicos para expresar de manera distinta...pero al menos corazón no le faltana a mis letras. Gracias guapa, de verdad, y gracias por el beso..otro para ti.

    José: Pues por lo que veo, aquí no se pide esa opción...me imagino que fue en su momento una decisión solidaria, y que permanece hasta ahora....no me lo había cuestionado. Un abrazo.

    Amor: Estuviste en Lima?¿Eres de Lima?...Me alegra que hayas recordado por un instante ese momento de tu vida. Abrazos.


    Rampy: El sistema de citas ha mejorado mucho, pues antes había que amanecer en las calles haciendo cola para poder entrar a las 10 o a las 11 de la mañana...ahora se pide por internet..pero claro, se colapsa y por eso tardan las citas...Gracias por la deferencia sobre el blog. Un abrazo

    Alfonso: Antes era muy distinto porque se añoraba, sobre todo en la comida, ciertos productos. Ahora se encuentra casi todo, pero desde luego, no es igual que en el lugar de origen. No se puede tener todo...¿no? Abrazos amigo.

    Cynthia: Gracias mariposa por sobrevolar en esta, tu casa. espero me hayas encontrado, pues así sabré que me has sentido. Besos.

    Joana: Sí!!!! Felizmente no me sacaron InKa Cola (refresco peruano) u otra cosa más....soy a veces un peligro!! jajja. Besos y un lindo día también para ti.

    Soleil: Me alegra amiguita que tengas la posibilidad de poder probarlos auqnue sea desplazándote. Hay cositas que no se pueden olvidar ¿no? Besos.

    Borrasca: ¿¿¡¡ Seis Eurazos!!!?? Debieron ser enormes....estos eran medianitos, pero eran una delicia...Me alegra te haya gustado la apariencia del blog...Recibidos los besos "borrascosos"....Muuaaaa...

    Alma: Tengo una duda ¿Por que causa tanta atención lo de la donación de órganos?...ya me picaste la curiosidad.. a ver si me comentas algo porfaaaaaaaaaa...Por cierto..tienes que probar los tamales...Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. Bueno, por lo menos en el consulado estás más cerca de casa, de los tamales, de las costumbres, de las raíces.... y eso es reconfortante...
    no concibo mi vida sin empanadas! o un locro en las fechas patrias!
    besos

    ResponderEliminar
  18. Cesar.. un placer que me visites y te hagas cargo de los versos... sintiendo .. buscando.. como yo lo hago.
    mi cariño para ti.
    Muakkk :)

    ResponderEliminar
  19. Y eso te ocurrió en Madrid... esta ciudad no deja de sorprenderme... La necesidad agudiza en ingenio, está claro...
    Me resultó muy curioso tu relato.
    Un beso, amigo
    Natacha.

    ResponderEliminar
  20. uf cesar ; contigo me rio, lloro, siento, vivo...
    eres increible inrepetible
    un beso

    ResponderEliminar
  21. Nostalgia...
    Hace 2 años renové mi pasaporte en Miami. Todo era muy peruano. Y me trajo muy buenos recuerdos de hace un monton de años, cuando mi papá trabajaba allí y yo iba a tomar fotos y me paseaba como Pedro por su casa, ante la mirada de odio de nuestros compatriotas.

    El DNI demora así porque lo envían a Lima y allí lo hacen. Si alguien quiere sacarlo porque se va de viaje es mejor hacer el trámite en Lima, ya que dura un par de días el que te den uno nuevo.

    Tamales, no los extraño porque aquí en México hay una buena variedad de ellos, pero como los tamales peruanos ¡¡¡NO HAY!!!
    Ir a una Embajada o un Consulado del Perú es respirar un poco de nuestro país, es hablar correctamente el castellano, es añorar nuestro suelo viendo las fotos en los murales, es sacarle conversa al cuero que se sienta a tu lado sin timidez sólo por el hecho de ser compatriota, es emocionarse al ver la bandera del Perú en la entrada, es leerte las revistas de hace mil años que están allí con una avidez digna de un playboy en nuestra niñez, es...

    Puchas, ya me puse sentimental.

    Gustavo

    ResponderEliminar
  22. Curioso lo de la donación de órganos y curioso lo de los tamales aunque si había oído antes que eso de vender comidas típicas es algo habitual.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Enredada: Es verdad. El reflejo de lo que es Lima por ejemplo, gente tratando de buscarse la vida en base a la venta ambulante, o el contacto con la gente que espera en la cola...son cosas que te recuerdan de donde vienes. Besos.

    Cynhia: Sabes bien que es un placer leerte y visitarte. también mi cariño para ti.

    Natacha: Estoy seguro que estás mujeres ya lo tenían agudizado...de todas formas, Madrid, si que es una ciudad sorprendente.

    Piano: Gracias!!! tus dulces palabras hacen que me siga motivando y siga intentando transmitir esa parte interna que pocos conocen de mí. Besos.

    Gustavo: No lo has podido describir mejor que yo... y es que la vida del Consulado, se la damos nosotros. De acuerdo contigo, tamales como los peruanos ¡NO HAY!!.

    Bego: ¿Tan extraño lo de la donación de órganos? Lo de las cómidas es "typical peruvian". Besos!!!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!