Ir al contenido principal

Imágenes para no olvidar

Hay días en la que nos podemos plantear por qué nos pasan a nosotros las cosas, por qué no tenemos lo que queremos, etc... En esos momentos es bueno recordar que siempre habrá alguien que tiene menos que nosotros.

No soy partidario del "sentimentalismo", entiéndase conmoverse por un momento para luego seguir igual, pero sí del recuerdo constante, pues a veces olvidamos que a veces tenemos más de lo que creemos. Más que sentirse culpable, creo que lo mejor es dar buen uso de lo que tenemos en favor de los que no.

Las imágenes son duras, pero son parte de la realidad... que es más dura para los que la viven.



Comentarios

  1. Para recordar y hacernos pensar, que muchas veces,nuestros grandes problemas son minucias e insignificantes para otros.
    Es increíble como un cuarto de la humanidad ignora (ignoramos) a las otras tres cuartas partes.

    ResponderEliminar
  2. Lamenablemente soy de esas personas que ignora, porqué cuando lo pienso, siento como si no pudiera hacer nada por cambiar la triste realidad, que hay fuerzas mayores, gente a que le interesa demasiado que el mundo sea así, y que los granitos de arena son sólo eso, granitos que alivian pero no curan.
    Es como para que se nos parta el alma y sintamos vergüenza, me siento ridicula pensando en mis tontas preocupaciones. Y sigo sin creer que haya gente sin escrupulos que no le importa que otra gente muera con tal de satisfacer sus intereses, sin embargo, esas personas existen y para colmo son las que mueven el mundo.

    ResponderEliminar
  3. Realidades, tan injustas, tan terribles...conviviiendo en el mismo tiempo...
    solo realidades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Lo peor (aunque no es mi estilo), es que no hace falta irse tan lejos; en Madrid, por desgracia, tenemos tanta miseria o más.No nos lo cuentan, pero lo veo cada día en mi trabajo,de verdad. Quizá no tan salvaje, pero la gente vive en la miseria, no os lo podéis imagianar.

    Un beso para ti y mis mejores deseos para que todo cambie aunque suene demagogo y utópico.

    ResponderEliminar
  5. Alfonso: La ignorancia es un verdadero mal, cuando la ignoramos. Abrazos.

    Rebeca: Comparto lo que planteas. No obstante, mientras tu, yo y más personas no ignoremos esta realidad, y pongamos ese "granito de arena", se puede convertir en una nueva playa. Besos.

    Enredada: Así es, llegara el día que todo será una sola realidad...de eso estoy seguro.

    Reina: Ningún deseo honesto de que otros sean felices será demagogo si es de corazón, ni útopico si hacemos algo al respecto. Besos mi reina.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto César, son imágenes muy fuertes, pero lamentablemente reales y que no debemos ignorar. Quizás no tenemos el poder para cambiar las cosas, pero si para poner un granito de arena y ayudar por lo menos a los que están cerca nuestro.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, no hay que irse lejos; a mi ver estas imágenes me pone enferma, se me encoge el corazón.

    Pero, a veces, hay personas cerca de nosotros a las que podemos ayudar, más cerca de lo que pensamos.

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Nunca dejar de pensar y ayudar al projimo.. y que la memoria y las buenas acciones nunca se apaguen...
    besos.

    ResponderEliminar
  9. La primera vez que vi esas imagenes me impacto porque a veces tenemos tanto y no sabemos agradecer pero sobretodo entender que la vida no es solo eso y que hay gente que no tiene pero ni una pizca de lo que tenemos.

    ResponderEliminar
  10. Así pasa cuando sucede.¿Sólo es porque así debe ser?

    Triste es saber que aunque hay muchos que luchan, a veces simplemente no hay nada que hacer.
    Yo tengo fe en que el humano evolucionará hasta un pensamiento nuevo.

    Crudo pero real post, César.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Soñadora: El poder de cambiar las cosas siempre lo tenemos,..el punto es ¿cómo?. Una sabia desición empezar por los que nos rodean. Un beso.

    Ana: Así es...lo que no podemos hacer es pasar indiferentes, y desde luego, si no empiezo por mi "prójimo" no hago nada viendo más lejos...Besos

    Cynthia: Así es..nunca dejar que pasen así por así. Besos.

    Meg: creo que esa es la actitud...agredecido por la vida y compartir estos dones. Besos.

    Laín Deba: Yo también tengo fe que ese día llegará. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…