miércoles, 3 de septiembre de 2008

"Saber que se puede, querer que se pueda..."

Fuente de Imagen: http://www.lasnoticiasmexico.com/117529.html


Se suponía que saldríamos el viernes. Lo habíamos hablado y seríamos casi seis personas del trabajo las que saldríamos a bailar y a pasarla bien (hace meses que no lo hago...suena "loser" pero así es).


Pues, tal y como lo imaginas, no salimos. La gente se desanimó, y me quedé en el aire. Llegando al portal de mi casa, con el sinsabor en la boca, tenía la sensación que si entraba a casa y me quedaba, era como haber sufrido una derrota, una más ( para mí una derrota no es sinónimo de fracaso...)


"No estoy dispuesto", me dije. "Tengo que salir...no puedo depender de un grupo para hacer lo que me gustaría hacer" pensaba. A tres calles de casa, hay un Karaoke, y hace muchos meses que no voy a uno...La última vez que fui, lo hice acompañado, canté una canción y a mi gusto no bien, porque estaba un poco nervioso, y desafiné más de una vez. Para alguien que sólo va a divertirse no es problema, pero para mí, que estoy en la música desde hace 24 años, era intolerable y me sentía en deuda conmigo..."Iré", me dije y me puse en marcha.


Siempre he sido guitarrero de pequeño, desde los 8 años y me introduje al canto un poco tarde, a los 13 más o menos, con un grupo musical de adolescentes primero, después en un coro de iglesia en el cual me profesionalicé. Sí, como lo menciono. Llegué a dirigir el coro de la parroquia, con casi 30 integrantes, y otro, de manera paralela, de diez integrantes. Para esto, en la marcha, iba aprendiendo armonía, contrapunto y cosillas de músicos corales, cosa novedosa y apasionante para mí. Tengo almacenadas en mi memoria más o menos 300 canciones con sus acordes, y arreglos de voces...eso fue fruto de algunos años de dedicarme a ello.


Sólo cantaba con el coro, quizá alguna canción de solista y siempre canciones religiosas adaptadas a mi timbre de voz. Mi voz no es una voz virtuosa pero se caracteriza por tener fuerza, y eso hace que la gente me sienta y a más de uno le conmueva alguna canción en particular...


Después de estudiar en el Conservatorio de Música, Dirección de Coros (carrera que dejé inconclusa al venir a España y por priorizar otras cosas) no he sabido otra cosa que cantar siempre acompañado. A pesar de haber dado clases de técnica vocal a mis alumnos, y haber animado a más de uno a salir a un escenario solo, y terminar ovacionados, yo no he sido capaz de hacer lo mismo, pues siempre me consideré con talento sólo para enseñar, he dirigido muchos coros pero me faltaba arriesgarme a cantar ante un público que no fuese mi familia, los feligreses de la parroquia o mis profesores del Conservatiorio.


Hace un tiempo vengo ensayando en mi habitación otro tipo de canciones que han pasado a llenar ese vacío musical y espritual (ambos venían de la mano para mí), y me he recreado cantando temas de Diego Torres, Ricardo Arjona y otro algún cantante al cual mi voz pudiese adaptarse.


Ya estoy en el local. No está muy lleno, hay dos grupitos pequeños y un rincón frente al escenario se me muestra vacío y me invita a instalarme en ese sitio. Acompañado de un "cubata" (un "cuba libre" o ron con Coca Cola), me dispuse a anotar las canciones que me apetecían cantar. Era una sensación extraña. Sabía que estaría solo frente a un grupo de desconocidos, pero que no tenía nada que perder.


"No voy a pensar en ellos", me decía. "Voy a dejar mi voz y mi corazón en el escenario y centrarme en lo que digo y sentir lo que digo, siempre se lo he repetido a mis alumnos". Pude escuchar a un par de personas que cantaban increible. Me encantó "Azucena", una mujer que tendría unos 50, pero cantaba como las diosas...luego me enteré que no había estudiado canto y que era fruto de los karaokes...le encantaba cantar.


"Color Esperanza - Diego Torres" veía en uno de los monitores. "Canta: César". Es mi turno. Salí, y sorprendentemente los nervios no hicieron aparición como lo esperaba, un poco sí. Había dado indicaciones a través de una notita que bajaran la tonalidad a la canción, pues considero que hay partes altas en la canción que me cuestan entonar un poco. Caso omiso. La canción suena en su versión original. Me dije a mismo "No la han bajado...Ni modo, a ver que pasa". Ya arriba en el escenario, frente a aquellas cabezas de rostros oscuros por la penumbra, pero que dejaban sentir su mirada y atención, sentí la introducción de la canción y su ritmo ligero me empezó a envolver. Deje fluir la música y el baile, y la voz comenzó a salir de mi boca, segura, intensa, sentida...


Una experiencia fabulosa el decir "...sentir que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos afuera..." y notar como se iba el miedo, como se iban los nervios .


No tuve problemas con las partes altas, al contrario, fueron las que mejor canté. Disfruté, me sentí en el cielo. Al finalizar la canción, la gente aplaudió, no a rabiar, pero noté al bajar del escenario y dirigir mi mirada alguno cercano, su aceptación y agrado.


El grupo de Azucena, (la chica que cantaba fenomenal y de la que me enamoré de su voz) me invitó a pasar el resto de la velada con ellos. Tuve el honor de cantar a dúo con ella, y así más veces, intercalándonos con el resto de gente hasta las 5 de la mañana.


Al regresar a casa, me sentía vivo, sentía que había pasado una noche fantástica en donde había recuperado una parte de mí aparcada desde hace 4 años que llegué a Madrid, y que no sería la última, además de haberme divertido "como un enano".


Este sábado me presento a un casting para un coro. Me han respondido que me esperan para las audiciones. Estoy con el ánimo a tope. Vuelvo a ser yo mismo.


Me pregunto, antes de terminar este post ¿Qué hubiese pasado si me quedaba en casa?. Creo saber la respuesta.


16 comentarios:

  1. ¡vaya, enhorabunea! realmente se puede, sólo es cuestión de vencer un poco el miedo.

    Es genial convertiste algo aparentemente malo (el plantón de los amigos) en algo maravillosamente bueno.

    Muchísima suerte en el casting, uno nunca tiene que olvidar aquello que le hace feliz!

    ResponderEliminar
  2. A mí es que ni se me ocurre irme con mis compañeros de trabajo por ahí jaja, para que veas, los impulsos sin pensar son los que salen mejores.

    ResponderEliminar
  3. Hola César, no se que tienes al escribir tus cosas , que hacen q me vea en ellas
    Ahora te pido un favor, me llevas a un Karaoke??, nunca he ido a ninguno no canto nada de nada, pero me gustaria ir a uno
    jejejje
    venga cuando te animes me lo dices y te acompaño
    Por cierto, aunque sea sólo ( yo no se si podría salir sola), no dejes de hacerlo
    Si no hubieras salido, no hubieras oido cantar a esta diosa
    Muakkkkkkkkkkkkkkkkk
    diviertete, son 4 dias y dos se pasan lloviendo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rebeca, no sé si lo convertí, pero lo cierto que la experiencia resultó gratificante y reforzadora. Gracias por los deseos para el casting, te avisaré el resultado.

    Alfonso, a mi tampoco se me ocurrirá salir otra vez con ellos..jajaj (es broma). Soy muy intuitivo, y me dejo llevar cuando siento que puedo. Un abrazo.

    Bolero, quizá nos parecemos más de lo que crees...jajaa. Pues te invitaré un día, el que quieras,total sin necesidad de cantar bien estoy segura que te divertirías...pero solamente si luego me invitas a bailar... Da por hecho, que solo o acompañado, seguiré llendo.

    Besos y abrazos a los tres.

    ResponderEliminar
  5. YEEEEEEEE!!!!!!! SOY LA VISITANTE NUMERO 1000 :)
    QUIERO MI POST :)

    ResponderEliminar
  6. pasaste una linda noche, es preciosar recodar el pasado y sobre todo volver a vivirlo en el presente, sigue con lo que te gusta es lo tuyo... te quiero mucho un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Por cierto Bolero, quise decir "seguro"...jajjaja.

    Milagritos, lo prometido es deuda, te dedicaré un post con mucho cariño por ser la visitante número 1000.

    Karemcita, lucharé por seguir con mis sueños y por ser fiel a mí mismo. Besotes y gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  8. La respuesta la tenemos clara, por suerte te animaste a salir y dejar fluir tu talento.
    Estoy segura que el casting será exitoso y estarás entre los seleccionados. En hora buena!!!

    Un fuerte abrazo cargado de mucha energía positiva

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Si Borrasca..que bueno que me animé a salir...

    ¡Gracias por tus energías positivas!!! Besotes

    ResponderEliminar
  11. El que no arriesga no gana cierto? que hubiera pasado si te hubieras quedado en casa? probablemente podrías haber dicho "que fue lo que me pude perder". Siempre debemos hacerle caso a nuestras ganas de hacer algo, y si planeas algo con un grupo X de personas y lamentablemente esas personas no puedan asistir, pues no dejes las ganas que tienes y disfruta solo, quien sabe puedas conocer otras personas y obtener diversas oportunidades y como dice Diego Torres..."QUITARSE LOS MIEDOS, SACARLOS AFUERA"
    Espero que te vaya super bien en las audiciones y que ese animo que tienes y el entusiamos vivan en ti siempre....ahh!! me olvidaba, esperaré paciente mi post :)
    besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias Milagritos por tus palabras. Aunque te he mencionado en el post de agradecimiento por las mil entradas, me imagino que esperas más (haces bien). Dame tiempo (no mucho) para pensar en algo especial para ti. De este fin de semana no pasa. Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Cesar, acepto la invitación, jejej y luego bailamos q estamos perdiendo costumbres muy buenas
    muakkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  14. Ok Bolero..ya te aviso cuando decida salir, ojalá te animes a cantar..."Conservemos las buenas costumbres"..jaaja..Muy buena, besos amiga.

    ResponderEliminar
  15. Ese es mi hermanito que siempre canta lindo!!! Milagritos fue la visitante mil??? Buena!!! Tengo una foto con ella en el blog. Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Gracias hermanita...tenías que ser mi hermana. Y sí, Milagritos fue la "chica mil" jajaja..Veré la foto. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!