jueves, 11 de septiembre de 2008

Hotel Ruanda....y Paul Rusesabagina

Cuando lo veía no podía creerlo. A pesar de ser una película, reflejaba un horror vivido en la vida real. El Genocidio de Ruanda, en el año 1994, aún es desconocido, a pesar de morir casi un millón de personas de manera violenta y animal, muchos bajo la ley del "machete".

La limpieza étnica propuesta por un grupo fanático y extremista, de la etnia Hutu, con intereses de poder, hizo que muriera casi el 75% de los Tutsis, minoría que ancestralmente se encontró en situación de poder y que había derrocado a los pequeños reyes Hutus, siendo esto una de las deudas "pendientes" de los Hutus.


No quiero esforzarme en describir la situación política, pues de eso hay mucha bibliografía, como tampoco de la "cobardía" de occidente y la desidia para evitar la masacre, retirando las tropas ONU de la zona de conflicto, dejando a la población indefensa...pero no quería quedarme sin expresar mi repulsa por acciones condicionadas más por intereses políticos y económicos, que humanitarios.


En la película, se narra la historia real de Paul Rusesabagina, que era gerente provisional del Hotel Mill Colins y gracias a sus esfuerzos personales, contactos y más de una lágrima, logró salvar a casi 1200 personas de morir y sufrir previamente torturas inimaginables.


Quiero rescatar, tras lo visto, que definitivamente nuestros esfuerzos diarios por ser justos jamás serán suficientes para evitar este tipo de desgracias, originadas por delincuentes dementes con afán de conservar el poder, pero como mínimo, la denuncia es una manera de no mostrarse al margen de esta problemática. Quizá no sea mucho, pero de particulas de arena se hace una playa. Eso lo supo Paul, y gracias a ello, 1200 personas viven, sin haber necesitado "pagar para morir" de un tiro, en lugar del filo del machete.



8 comentarios:

  1. Yo recuerdo esas noticias en los telediarios, pero es curioso cómo no nos llega. Por aquella época, creo era el conflicto de los Balcanes, con las matanzas en Sarajevo.
    Parecen cosas del pasado pero suceden.
    No hay petróleo. Son pobres. Por eso no intervienen nuestros ejércitos defensores de los derechos humanos.
    Eso es lo que hay.
    Pero es bueno que haya películas así que nos pongan los pelos de punta.

    ResponderEliminar
  2. Parece mentira que África siga siendo una gran desconocida para los europeos y, especialmente para los españoles, con lo cerca que la tenemos.
    Lo triste es que fue el mundo occidental el causante de estas guerras debido a la repartición que se hizo en el pasado de los territorios sin pensar en etnias o comunidades de personas. Las reparticiones de terreno se hicieron con regla y sin humanidad.

    ResponderEliminar
  3. el hombre lleva en su adn la violencia
    es algo inherente a ser humano
    y ante ello ...nada que hacer

    la realidad es muy superior siempre

    desde el fin del mundo

    elisa

    ResponderEliminar
  4. Es bueno que haya películas así, que te recuerden estas desgracias y colaboren aunque sea en una mínima parte a que no se vuelvan a producir los mismos errores.

    Pero como bien dices, siempre hay algún sirverguenza suelto que fastidiará los planes. Como el golpe militar que se produjo en un país africano hace poco (no recuerdo cual,disculpas por mi ignorancia) y que acabó con la democracia recién instaurada. Por uno solo con ansias de poder (ayudado por armas de occidente claroestá) se hunden las esperanzas de progresar de todo un país.

    Felicidades por tu blog, muy interesante. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Alfonso: Curiosamente, EEUU venía poniendo los ojos en Uganda, país vecino, pues fuera de todo pronóstico, la zona es rica en oro y otros metales. A pesar de ello,la gente no era valorada.
    Comentaba algún personaje: "No somos nada para Occidente, sólo somos africanos".

    Soboro: Totalmente de acuerdo. Hasta da la "impresión" que los intereses de los países poderosos miembros de la ONU, directamente Alemania, Bélgica y Francia, pasaba por permitir el genocidio para un beneficio político.

    Elisa: De acuerdo en que el hombre lleva la violencia, el instinto animal, pero está en él si decide que controle su vida y perjudique a los demás o deja que la parte verdaderamente "humana" se manifieste. Un beso.

    Michel: Creo que nunca está demás esforzarse por transmitir las historias humanas por diversos medios, incluso el cine, para provocar una reacción en las personas... y evitar caer en los mismo errores (aunque muchas veces sea la decisión de unos cuantos la que arrastre a la desgracia). Gracias por la visita. Obs: El país del golpe de Estado fue Mauritania ...

    Un abrazo para los tres

    ResponderEliminar
  6. César me gusta mucho conocerte poco a poco a través de lo que escribes, tu sensibilidad me subyuga...

    Besos

    PD: Tu otro blog está muy bien

    ResponderEliminar
  7. Borrasca: Una de las grandes recompensas que se adquiere a través de la blogosfera, es tener la suerte de conocer gente como tú, de libre pensamiento y corazón ardiente...

    Por cierto, si captas la esencia de mi mensaje, es que eres tanto o más sensible que yo, ....Gracias por tu visita, me encanta también conocerte a través de tus letras...

    Pdta: El otro blog era otra deuda que tenía conmigo. Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mí también me impacto "Hotel Ruanda". No podía creer que los belgas hubieran dividido de forma más fuerte a la población estampando en su pasaporte la marca Hutu o Tutsi, y tampoco podía creer que la ONU decidiera lavarse las manos cuando estalló el conflicto, cuando la lucha etnica se hizo tan fuerte que el lago Victoria quedó manchado de rojo.

    Lamentablemente así funciona el mundo, a los del primero sólo les interesan aquellos conflictos de los que pueden sacar beneficio.

    En esta guerra hubo matanzas en los dos lados, aunque los golpes de machetes han tratado de crucificar más a unos que a otros, en todo caso el éxodo de personas y los asesinatos no deberían dejar impasible a nadie.

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!