viernes, 19 de septiembre de 2008

Gracias Mara



Aún recuerdo cuando llegó. Era la nueva "Becaria" que reemplazaría a otra compañera entrañable, Yuliana, que acababa su contrato, para dar paso a esta nueva chica. Curiosamente ambas son peruanas, y digo "curiosamente", teniendo en cuenta que trabajamos en Madrid y es más probable toparnos con gente nativa que con compatriotas foráneos.

Debo reconocer que no es agradable saber que reemplazarán a una compañera (o compañero) y que la persona que "llega", no tiene responsabilidad alguna en este cambio, tan habitual en esta empresa multinacional en la que un 30% de la plantilla son contratados, el 70% restante distribuidos entre gente de agencias (yo estoy en una de ellas) y Becarios.

Mara, es su nombre, llegó y no desentonó. Aunque era distinta en carácter a Yuly, más pasuada y calmada, se hizo querer entre los compañeros, por su sonrisa franca y su trato siempre amable y agradable.

Algua vez, hablando de sus proyectos, le noté entusiasmada por la posibilidad de desarrollarse en su carrera, crecer, evolucionar...el trabajo en la empresa, como el de muchos de nosotros, casi nunca tiene que ver con lo que hemos estudiado (muchos tienen estudios de empresariales, marketing, económicas, llevan o han llevado algún master). Sacar reportes, no es un gran reto, pero nos apañamos para aprender de lo que se mueve alrededor nuestro.

-Cuando encuentres algo de lo tuyo, vete.
-Si, bueno, estoy aquí, llevo un Master y bueno, si sale algo, ya veremos...
-Lo digo con cariño, la verdad es que no hay mucho para nosotros aquí, así que has lo mejor posible tu trabajo y no lo pienses dos veces si tienes la posibilidad de desarrollarte.
-Gracias César.

De esto hace 6 meses . En este tiempo ha trabajado duro, además de terminar su "Master" del cual sacó un notable...recuerdo la mañana que llegó feliz por su logro.

Hoy, se va. Pero se va de la mejor manera. Le han contratado para llevar un puesto en una empresa de Energía, en nada más y en nada menos que en ¡¡Perú!!. Lo digo emocionado, pues quien vive fuera sabe lo duro que es trabajar alejado de la familia, y lo dificil que puede ser retornar a tu país para trabajar en lo tuyo, en una empresa de prestigio.

Realmente me alegro, de verdad, ...y eso puede más que la tristeza que da el no verla por estos lares,...siempre queda esa ligera sensación de vernos algún día, cada uno encausado en su sueño...

Feliz viaje Mara,....y gracias por tu amistad.

12 comentarios:

  1. Linda historia. Será que alguna "fuerza" que no comprendemos reune a los peruanos en el extranjero?
    Por cierto, le dí una ojeada a tu blog y "descubrí" que un tiempo fuiste seminarista. Curiosamente mi hijo lo es.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Que gratificante es trabajar con personas que te sientes compenetrado y cuando ves que sus metas se ven cumplidas aún te sientes mejor.
    Me alegro que Mara haya conseguido encontrar trabajo en Perú y que pueda realizar el trabajo que le gusta, por lo demás desearte a ti mucho ánimo y que a pesar de la distancia de la lejanía que te dista de tu país aquí también eres muy útil y además me siento afortunada de haber encontrado una persona con tu carisma.
    Ya sabes aunque a veces no lo entendamos todo tiene un significado, un motivo, y el que sabe aguardar alcanza la Gloria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo viví más de tres años en otra provincia de España y me moría de alegría cuando escuchaba el acento andaluz en la radio o en la tele.
    No sé lo que es vivir en un país extranjero, pero sé lo que es vivir fuera de tu ciudad.
    Se llama síndrome de Ulises ¿no?
    Seguro que Mara se marcha contenta de haberte conocido.

    ResponderEliminar
  4. La verdad esque a veces, nuestros compa(ny)eros de trabajo nos hacen sentir taaaaaaaan bien... Me alegro de que Mara encontrara su sitio, de lo que queria trabajar... Al fin y al cabo, para eso estudiamos si... Pero no siempre podemos conseguir el empleo deseado.
    Me alegro muchisimo!
    Un beso y cuidate Cesar.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso lo que son las relaciones laborales. Yo me he llevado 18 años en un sitio, conviviendo con gente, que algunas fueron mis amigos, nos contábamos nuestros problemas, nuestras alegrías...y de pronto, un concurso de traslado y cada cuál a un sitio nuevo.
    Ya no nos vemos, desaparecemos aunque nos prometamos volver a vernos.
    Y la vida continúa.
    Vienen nuevos compañeros.
    Pero ya tiene uno el corazón más duro.

    ResponderEliminar
  6. Soñadora: Curiosamente la comunidad peruana no es de las más grandes en Madrid, pero siempre me he topado con varios...En cuanto a lo del seminario, si tu hijo es sincero y honesto consigo, será feliz. Besotes.

    Ruth: Gracias por tus hermosas y cálidas palabras. También me siento afortunado de conocerte, una mujer sensible, inteligente y con los pies bien puestos en la tierra. No te preocupes, que tus ánimos han llegado.

    Ainhoa: Es verdad que no todos tenemos esa suerte...pero también me enseña que no debo bajar los brazos. Besos.

    Alfonso: Yo también he aprendido a ser duro...aunque en esa dureza el corazón siga palpitando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola César; me alegro que Mara haya encontrado su camino en su "tierra", que es la tuya. Aquí eltrabajo es igua, seas de Perú , de España, de Argentina,.. las multinacionales exprimen tu vañia todo lo que pueden a cambio de un mísero pago. Al menos habñamos el mismo idioma.

    Un besito con cariño

    ResponderEliminar
  8. Soboro: Fue un gran despiste el no contestar tu comentario, disculpa por el vacío...Lo del Síndrome de Ulises no lo tenía claro, así que ya salí de dudas. Por lo demás, entiendes lo que siente uno cuando está fuera de su lugar de origen...

    Reina: Bienvenida otra vez Reina. Sí, hablamos el mismo idioma, curiosamente noto que las condiciones laborales tienden en general al modelo capitalista de explotación, mayor rentabilidad y el gasto mínimo...me alegra cuando algunos tienen mejor suerte. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Algo que se aprende es que las cosas en la vida no son eternas, no solo me refiero a las cosas materiales, también a las decisiones, pensando así consigo sentirme de alguna manera parte de este mundo y dichosa de disfrutar de lo que tiene guardado para mi. Amigo mío gracias por las palabras y los deseos, como te comenté alguna vez, ya sea aqui, allá o donde el destino nos lleve que sea en función de nuestros sueños y de la búsqueda constante de lo que llaman "felicidad"...estoy empezando de nuevo..las cosas no son tan claras todavía, pero apuesto por esto, como algunas vez al irme aposté y gané muchísimo POR ALLÁ...

    Mucha suerte en todo...y nuevamente GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  10. Mara, la mejor manera de vivir la vida es ¡vivirla!...no dejar que se nos escurra ni se nos desperdicie. Aprovechar cada momento, alegre o triste, nostálgico o intenso...eso es vivir. Apuesta, y arriesga, sólo así tendrás una opción de victoria, sin hacerlo, se esfuman las posibilidades.

    Gracias a ti...cuidate, sabes que cuentas con un amigo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. ya me convenci que me gusta mucho la forma tan suave que llevas tus palabras, me gusto mucho esta historia tanbien, y como peruana en el extranjero entiendo mucho el sentir.

    ResponderEliminar
  12. Soleil: Me alegran y halagan tus palabras. Que bueno te guste, lo hago con cariño. Sé que entiendes lo que es estar lejos, y a ti también te dedico el post, como peruana fuera del país.

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!