martes, 30 de septiembre de 2008

Marcado para toda la vida


En la vida siempre pasan personas que marcan nuestro carácter, nuestras ideas, nuestra manera de ver la vida. Los maestros pueden ser recordados, algunos con especial cariño, y otros ni siquiera la sombra. Yo recuerdo a tres de manera especial: La "miss" Nelly Cayo, el profesor Edmundo Reymer y el profesor Severo Giggio.

"Miss" Nelly, fue mi profesora de Ciencias, cuando estaba en la primaria, tendría entre 7 y 9 años en el periodo que me enseñó. A esta gran mujer, la recordaré no ya por los conocimientos (no recuerdo nada realmente) pero sí por los valores humanos y espirituales que transmitía. Aún recuerdo aquella clase en la que nos comparó la lucha de las fuerzas internas haciendo una analogía con Star Wars. Una maestra. Yo recuerdo que ese día me porté "como un santo" pues quería emular a Luke Skywalker.

Cuando nos habló del Big Bang, cambió mi vida. Recuerdo que dijo que, efectivamente, habían teorías que hablaban de la gran explosión, pero nos preguntó: ¿Y quién creen que originó la chispa?¿Por qué se originó?¿Y si no se provocaba esa chispa?....a esa edad eran preguntas profundas, y fue mi iniciación a una vida de cuestionamientos, a una vida de inconformismo ante las respuestas fáciles y los dogmas. Gracias a ella, aprendí también que los niños, aunque sean diferentes en piel o raza, eran seres con sentimientos, igual que yo.

El profesor Edmundo Reymer, era un personaje. Le gustaba darnos demostraciones de "magia" para llamar nuestra atención, y además era tan listo que hablaba con nuestros padres sobre nuestros "defectillos" y se las daba de adivino...caímos ante sus pies rendidos, era nuestro ídolo. Era el profesor de historia y gracias a él conocí a personajes claves históricos de mi país : Miguel Grau, Francisco Bolognesi, Alfonso Ugarte, José Olaya, Tupac Amaru II, Andrés Avelino Cáceres, María Parado de Bellido ... , todos ellos dieron su vida de manera heróica por la libertad, por un país libre y soberano. Gracias a él recuerdo la extensión del territorio peruano: 1´285 215 km cuadrados, o las 200 millas marinas que tiene nuestro mar. Gracias a él, el patriotismo se sembró en mi corazón, el amor a mi país y el respeto al resto de los países hermanos de latinoamérica.

Dejo al final a quien debo un legado espiritual. Mi profesor de música Severo Giggio. Me inició desde los 7 años hasta los 10 con clases de flauta dulce y lectura musical, para luego pasar a la guitarra. Gracias a él participé en concursos de música y salí de mi timidez, probé lo que es estar en un escenario desde pequeño, hacer música, disfrutarla, sentirla, vivirla... aprendí el amor a la música autóctona, a los instrumentos nativos... Gracias a lo que sembró en mí, pude atravezar una adolescencia solitaria, propia de un chico que tiene dos padres que se rompen la espalda trabajando todo el día y no les ve, pude conocer a otros chicos de mi edad e insertarme en un nuevo barrio haciendo música, pude entrar al mercado laboral enseñando música.

Estas personas me han enseñado que importa mucho lo que le des a un niño, que los valores, que el amor, que el ayudar a que salga el talento personal, marca toda una vida. A todos ellos gracias, aunque no lean estas líneas.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Una noche distinta con "Los Diez Tenores"

Me enteré de ellos hace muy poco. En uno de esos mailing que envían ciertos bancos, me llegó uno informándome que estaban en Madrid y que iban a tener una sola presentación. La curiosidad me pudo más y navegué por internet hasta encontrar algo de ellos: Australianos, ya habían cantado en Madrid hace un par de años y venían de gira por varios conciertos. Hablaban de "millones" en cantidad de público, los que habían disfrutado de ellos. "Marketing impactante y persuasivo", me dije y vi que se presantaban el el Telefónica Arena el día viernes 26 de septiembre.

No sabía si ir solo, o invitar a alguien...me lo pensé en lo de invitar al ver los precios, pero se hablaba de un espectáculo que no debía pasar por alto. "Otro espectáculo que me pierdo", me dije resignado.

A los dos días, es decir, una semana antes del concierto, me encontré con mi mejor amigo David, que regresa a Perú después de vivir casi 10 años en Madrid. Se había enterado y quería ir. Acordamos comprar las entradas y esperamos ansiosos el día.

Lo curioso es que el viernes, día del concierto, le comentaba a mis colegas del trabajo que me iba a ver los Diez Tenores. "¿Los quién?", preguntaban, o "¿Il Divo?". Lo cierto es que me sentía raro, como si realmente David y yo eramos los únicos en el mundo que sabíamos del concierto.

Llegó la noche, y no defraudaron. Un espectáculo de humor, variedad, 10 tenores de conservatorio en varios estilos musicales :Opera, Rock, Pop...Lo mejor de la noche para mí fue "Les Choristes" conocida por la película "Los niños del Coro; "Bohemian Rapsodhy" de Queen, "Stayin Alive" de Bee Gees y el cierre espectacular "Nessun Dorma".

Valió la pena. Me dije una vez más, "no desistas cuando quieres algo, al menos inténtalo". Comparto contigo un video de ellos con una de mis preferidas: Bohemian Rapsodhy de Queen.

Disfrútalo


Bloqueo mental



Una semana dura...Muchas cosas, muchas emociones, muchos problemas, pero aún asi, sigo luchando. Lo que me apena es haber descuidado este espacio. Tengo muchas cosas que contar, pero tengo un bloqueo, no sé cómo hacerlo. Esperaré a mañana. Será otro día y las cosas se verán de otro manera.

Regreso pronto.

lunes, 22 de septiembre de 2008

La consecuencia de una decisión


Una mujer que admiro mucho me contó una historia que me sobrecogió:

Le conocí cuando yo tenía once años. Él era mayor que yo por cuatro años y no dejaba de molestarme. Me atemorizaba un poco. Con el paso de los años me llegué a enamorar de él y noté que él de mí...ya no era sólo un gusto, era un cariño mayor. Terminamos el colegio, él antes que yo, y me decidí a estudiar enfermería, pues en casa era lo que podían costearme.

Con esfuerzo y dedicación terminé la carrera y él seguía siendo mi amor, la persona en la que tenía depositado mi corazón.

Al término de la carrera, tenía que ir de viaje a provincia y me tenía que alejar de él. El me propuso hacer el amor. Temía que conociera a alguien y le dejara. Tonto. Aún así accedí, porque le quería. Yo tenía 19 años y seguía siendo virgen, él era mi primer hombre, mi primer amor y mi primer hombre.

Pasaron dos meses y no me bajaba el periodo. Me preocupé, eso sólo significaba una cosa, pues aunque no nos habíamos protegido, las cuentas me salían que no podía ser. Estaba embarazada.

Él estaba estudiando y yo empezaba mi experiencia profesional. No teníamos dinero. El con 24 y con 19 poca cosa podíamos hacer. Sí. Decidimos que el camino correcto era abortar...estaba asustada.

Él se portó bien. Me acompañó hasta la clínica (en ese entonces, por el año 1976, no eran muy agradbles que digamos) y esperaba. Tenía sólo dos semanas, dos y era un montoncito de células. Mejor ese momento que otro.

De pronto ocurrió algo para mí, sorprendente. Cuando estaba por entrar a que me atendieran, se movió. "Imposible, no se puede mover" me dije. Lo sentí. Lo sentí vivo y no podía continuar, se movió otra vez como si ese fuera su último intento por conservar la vida. En ese momento me decidí que lo tendría, aunque él no quisiera, lo tendría aunque sea sola. Él me entendió, y me acompañó en la decisión.

En Mayo del año 1976 nos casamos y nuestro bebé nació el 22 de Octubre del mismo año. Han pasado ya 32 años de casados, con sus crisis, sus problemas, pero cada día lo cuidamos como si fuera el primero. Él me ama, yo a él y a nuestros tres hijos.


Cuando terminó de contármelo, pensé en el valor de las decisiones....En toda la gente que he conocido, en la gente a la que le he dado la mano, en la gente que he dañado, en mis hijas.... Tengo mucho que agradecer a mi madre, que esa tarde en la clínica, me diese la oportunidad de nacer.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Muchas formas de decir las cosas....

Al margen de las polémicas, este pequeño corto ganó el premio al "Mejor Corto Metraje" en el Festival de Cannes. Me quedo con la historia, que a pesar de haberla leído en muchas ocasiones, está muy bien adaptada.

Espero lo disfrutes....el mensaje es precioso.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Gracias Mara



Aún recuerdo cuando llegó. Era la nueva "Becaria" que reemplazaría a otra compañera entrañable, Yuliana, que acababa su contrato, para dar paso a esta nueva chica. Curiosamente ambas son peruanas, y digo "curiosamente", teniendo en cuenta que trabajamos en Madrid y es más probable toparnos con gente nativa que con compatriotas foráneos.

Debo reconocer que no es agradable saber que reemplazarán a una compañera (o compañero) y que la persona que "llega", no tiene responsabilidad alguna en este cambio, tan habitual en esta empresa multinacional en la que un 30% de la plantilla son contratados, el 70% restante distribuidos entre gente de agencias (yo estoy en una de ellas) y Becarios.

Mara, es su nombre, llegó y no desentonó. Aunque era distinta en carácter a Yuly, más pasuada y calmada, se hizo querer entre los compañeros, por su sonrisa franca y su trato siempre amable y agradable.

Algua vez, hablando de sus proyectos, le noté entusiasmada por la posibilidad de desarrollarse en su carrera, crecer, evolucionar...el trabajo en la empresa, como el de muchos de nosotros, casi nunca tiene que ver con lo que hemos estudiado (muchos tienen estudios de empresariales, marketing, económicas, llevan o han llevado algún master). Sacar reportes, no es un gran reto, pero nos apañamos para aprender de lo que se mueve alrededor nuestro.

-Cuando encuentres algo de lo tuyo, vete.
-Si, bueno, estoy aquí, llevo un Master y bueno, si sale algo, ya veremos...
-Lo digo con cariño, la verdad es que no hay mucho para nosotros aquí, así que has lo mejor posible tu trabajo y no lo pienses dos veces si tienes la posibilidad de desarrollarte.
-Gracias César.

De esto hace 6 meses . En este tiempo ha trabajado duro, además de terminar su "Master" del cual sacó un notable...recuerdo la mañana que llegó feliz por su logro.

Hoy, se va. Pero se va de la mejor manera. Le han contratado para llevar un puesto en una empresa de Energía, en nada más y en nada menos que en ¡¡Perú!!. Lo digo emocionado, pues quien vive fuera sabe lo duro que es trabajar alejado de la familia, y lo dificil que puede ser retornar a tu país para trabajar en lo tuyo, en una empresa de prestigio.

Realmente me alegro, de verdad, ...y eso puede más que la tristeza que da el no verla por estos lares,...siempre queda esa ligera sensación de vernos algún día, cada uno encausado en su sueño...

Feliz viaje Mara,....y gracias por tu amistad.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

En tan sólo unos minutos


A mi madre le sorprende que guarde en mi memoria hechos que ocurrieron cuando tenía hasta 1 año de edad. No he tenido experiencias terribles, pero los recuerdos están acompañados siempre de un evento peculiar.


Recuerdo que mi tía Nancy se casaba con su novio, Manuel (q.p.d) , eran jóvenes, no sé si 24 o 25 años. Lo que si recuerdo que era pequeño, unos 4 años aproximadamente, y era quien llevaría los anillos en la boda.


Salímos una mañana al centro de Lima, a buscar el traje para mí, y ver ellos alguna "cosa" interesante para la ocasión.


Recuerdo que mi tía, fue a buscar por un lado unas prendas y me quedé solo con mi tío. Entramos a un puesto y me atrajo de la cristalería las ropas de niño, pero sobre todo una especie de muñeco de cocodrilo con rasgos antropomórficos...un "muñeco curioso" me decía y se lo quise comentar a mi tío:


-Mira tío el cocodril....


No estaba. En ese momento vi que en su lugar estaba un hombre de barba y que en definitiva no era él. Me sentí sorprendido, caí en la cuenta que estaba solo y que algo debía hacer..buscarles por ejemplo.


Di dos pasos saliendo de la puerta y escucho mi nombre : "¡César!!!!". Aún recuerdo su rostro y sus brazos abiertos preparados para el abrazo. Angustía, alegría, alivio...me acerqué a él y me apreté fuerte a él. En seguida llegó mi tía que estaba en mi búsqueda. No comprendí nada sólo que mi tío había estado afuera del puesto de ropa esperándome angustiado.


Con el pasar de los años perdí contacto con ellos, se fueron a vivir a las afueras y si nos vimos 3 veces más hasta mis 26 años, creo que fue mucho. A pesar ello siempre estaban presentes para nuestra familia en nuestros recuerdos.


Cuando logré ver a mi tía después de años, ella ya hablaba con un hombre y no un adolescente de 12 años. Yo tendría unos 27 y recuerdo la pregunta:


-¿Recuerdas cuando me perdí, en el centro comercial?.


- Cómo no lo voy a recordar...nos diste ¡ el susto de nuestras vidas!!


-¿Puedes creer que hasta ahora no entiendo bien lo que pasó?


-Pues tu tío me contó, que entró contigo a la tienda. Preguntó por un par de cosas y salió pensando que estabas con él. Cuando se dió cuenta que no estabas, en seguida fue a buscarme, hablamos con los de seguridad..iban a cerrar el centro, yo empecé abuscarte en la planta baja y él en la segunda, preguntábamos a cada persona que pasaba si habían visto aun niño pequeño y nada..... Cuando decidió regresar a donde estuvo por última vez, te vió, saliendo de la tienda. Recuerdo que discutimos esa tarde pues le achacaba a él la culpa de que te extraviaras... a mí se me iba el alma. ¿Qué le diría a tus padres?¿Se me perdió?. Hay hijo, vaya susto nos diste...


Luego seguimos hablando de más cosas, nos reímos mucho....lo cierto es que aún me sorprende todo lo que puede ocurrir en unos minutos en la cabeza de un niño....y un adulto.

lunes, 15 de septiembre de 2008

El cuento de las dos hermanas

Quiero compartir con vosotros el cuento que mi estimada amiga Soboro (perdona que te llame así, pero así te siento) ha hecho para mis hijas Alma y Dánae. Espero que también lo disfrutéis tanto como yo.

Cuento de las dos hermanas

Las hijas del pintor, Mary and Margaret, de Thomas Gainsborough
Para César y sus niñas


Érase una vez un músico llamado César que tenía dos hijas, Alma y Dánae.

Llegó el día en que el músico tuvo que cumplir el encargo de llevar a las dos niñas al Castillo de la Vida, que se encontraba muy lejos de donde vivían.

Antes de iniciar el camino, César les dio cinco cajas de oro y se sentó a hablar con ellas.

-Estas cajas pesan mucho –las avisó- y, durante el camino, vais a sentir unas ganas enormes de abandonarlas, pero debéis aguantar y llevarlas todas hasta el Castillo porque allí os harán falta.

Las niñas metieron las cajas en dos bolsas y se las colgaron a sus espaldas y, cuando empezaron a andar, su padre les dijo que no se separaran del sendero y que siguieran el sonido de su música.

Dánae y Alma estaban muy contentas por el viaje y reían y saltaban mientras el músico caminaba más y más rápido tocando la flauta.

Cuando parecía una hormiguita en el horizonte, las niñas le gritaron y llamaron para que no se alejase tanto, pero César siguió con su música hasta que su figura desapareció allá lejos y ya no podía oírse.

Se hizo de noche y las niñas tenían frío y miedo, pero siguieron el sendero abrazadas, como les había dicho su padre, sin detenerse a descansar. Cuando pensaron que iban a morir congeladas y solas encontraron dos mantas y se las echaron encima.

De pronto vieron una hoguera y siguieron caminando.Cuando llegaron al fuego solo quedaban cenizas, pero ya había amanecido.Las niñas estaban tristes porque el padre las había abandonado con esas cajas tan pesadas y todavía les quedaba mucho camino.

Se pusieron en marcha de nuevo y lo cruzaron pisando unas piedras de gran tamaño. Más tarde escalaron una montaña y atravesaron un paraje a cuyos lados había cientos de fieras muertas hasta que llegaron por fin a una encrucijada de caminos. Ahora sí que estaban perdidas y lloraban porque su padre las había dejado solas y no las había acompañado.

De repente oyeron la música de viento que salía de la flauta del músico y pudieron guiarse y llegar adonde él estaba.

Las niñas, muy enfadas, increparon al padre por su ausencia, y él les contó que no las había abandonado, sino que se había adelantado la primera noche para buscarles unas mantas y que no tuvieran frío y que encendió una hoguera para que no se asustaran de la noche; que se puso a trabajar duro para colocar unas piedras grandes y que ellas pudieran pasar el río; que hizo picos a la montaña para que les fuera más fácil escalar; y que había tenido que matar a unas fieras hambrientas para dejarles el camino libre.

Y allí en la entrada les pidió que abrieran las cinco cajas que les dio antes de salir y que esperaba que hubiesen cuidado, obedientes.

Encontraron cinco tesoros: Amor, Valor, Fe, Honestidad y Bondad. César les dijo que debían cuidarlos con su vida y que sí lo hacían así, encontrarían más dentro del Castillo.

De ese modo, Alma y Dánae descubrieron cuanto les quería su padre y atravesaron por fin la puerta sin miedo a estar solas.

¿Yo machista????

Fuente de Imagen: http://truequeteatro.es/ying%20yang.htm

Tomaba un café con Ella. Hablabamos de muchas cosas, nuestras separaciones, nuestras pérdidas, nuestras alegrías...hasta que no sé cómo, salió de sus labios "Eres machista".

Me quedé descolocado. He crecido en un ambiente en donde mi madre siempre trabajó, es una excelente madre, mujer, esposa... ese ha sido mi ejemplo de mujer, y reconozco que mi padre y mis hermanos tenían (o tienen) una peculiar manera de ver a la mujer o a la pareja según los cánones que se viven en sudamérica.

A pesar de ello, reconozco que era el revolucionario de casa. No entendían cómo podía estar tranquilo sabiendo que mi novia salia de fiesta y yo "le dejaba" ir. Siempre argumenté que ella no era mi propiedad, que ella era una PERSONA y que mientras haya un respeto mutuo, ella podía salir con quien y cuando quisiera...no tenía que pedirme "permiso"...por ejemplo.

Gracias a mi madre, entendí que una mujer tiene tanto derecho como el hombre en sentirse realizado, en ser feliz, en tomar el rumbo de su vida...entendí que la mujer es un ser humano especial, capaz de soportar los más fuertes golpes con más fortaleza que cualquier hombre, que se cree fuerte.

Entendí, que la mujer es distinta al hombre y complementaria, nunca inferior ni superior, distinta...

-¿Yo machista?, dime por qué..no lo entiendo, si no me considero machista.

-Detalles César. Recuerda cuando fuimos a saludar a David, y yo hablaba con un amigo de él... después de 2 horas de estar hablando con él, me hiciste un gesto sutil, cómo quien marca el territorio... no me incomodó, pues fue curioso y me agradó el detalle, pero fue un gesto.

-Que va, bueno... ¿pero fui sutil no? No te iba a armar una escenita, era una tontería...sólo quería que me prestaras atención. No te molestó ¿verdad?

- Claro que no, pero quiero demostrarte que es un detallito, como el mensaje que me enviaste cuando salí a una boda, y me decías "Espero que te diviertas muchísimo..pero no te olvides de mí. Besotes. Tkm."

Me sentí apabullado y absurdo. Respondí:


- He crecido en un ambiente en general machista y creo que he hecho siempre defensa de la mujer como persona libre que es. Pero reconozco que mi lucha es entre lo que pienso y lo que siento. Me quiere aflorar a veces el idiota, el posesivo, el irracional...pero con esfuerzo intento hacer prevalecer lo correcto, lo sensato...lamento de verdad haber sido tan absurdo.


-No tienes por qué disculparte, es parte del crecer, del aprender...reconocer lo que eres, es un primer paso.

- Creo en realidad que soy algo celoso antes que machista...pero en todo caso, ¿ no he hecho el ridículo verdad?


Ella me miró y se rió a carcajadas. Yo me reí más.....


viernes, 12 de septiembre de 2008

De Acordes y Música



Quiero presentarles mi nuevo blog De Acordes y Música, el cual estoy trabajando para compartir con los interesados, mis conocimientos musicales. De esta manera encuentro la forma de seguir compartiendo y satisfacer mi parte vocacional, que es la enseñanza de la música.

Los espacios que tendrá:

1. Conceptos Musicales.

2. Cancioneros con letra y acorde.

3. Enlaces a páginas interesantes de música, karaokes, radios online, etc.

4. Clases de guitarra y otros instrumentos.

Espero que sea de utilidad tanto a quienes se inician en el estudio de la música como a aquellos que se dedican a la enseñanza, ya que intentaré no usar un lenguaje demasiado técnico, al contrario, ser lo más claro y sencillo posible.

Un abrazo y gracias por la acogida...!!!



Una historia de amor...


Ya era hora de retornar. Eran casi las 5 de la tarde y el autobús de regreso a Lima abría sus puertas en el terminal de autobuses de Tacna. El Congreso Nacional de Profesores de Colegios Católicos ha terminado y regreso con la rica experiencia de conocer gente nueva y oir alguna conferencia interesante. Me esperaba un largo viaje de 16 horas...


Subí al autobus y miré mi billete buscando el asiento. El número 16 daba al pasillo y antes de llegar a él, me crucé con ella. Me miró lo necesario como para decirme "permiso" cuando se dirigía en sentido contrario al mío, no sabía que le volvería a ver.


Me senté y vi que el asiento que daba para la ventana estaba vacío. Me apetecía saber si me tocaría alguien agradable o no, una chica guapa, un señor aburrido, una señora de edad... esperaba tranquilo, cuando ella me dijo: "¿Me dejas pasar?", a lo que contesté con una sonrisa "Desde luego", me levanté mientras pasaba por delante de mí y le miraba el pelo precioso que tenía, color castaño liso y largo...., me alegré que fuera ella mi compañera.

Estuvimos en silencio un momento. Yo miraba sus manos por si veía algún anillo de casada o de compromiso. Precisamente vi un anillo con una piedra enorme, estaba comprometida.



- Qué calor ¿verdad?, tú que estás al lado de la ventana lo notarás más.
-No hace tanto. En el norte, en Piura, hace más calor...esto no es nada.
-¿Eres de Piura? ¿Qué haces tan lejos de tu tierra?.
- Regreso de Santiago de Chile, de ver a mi novio.
- Genial, yo regreso de un congreso.
-¿El de profesores católicos? ¡Yo tengo una amiga que vino a ese congreso!!... yo le iba a acompañar pero este viaje me salió de improviso.


La conversación se tornaba cada vez más amena y sentí que habíamos conectado. Luego me contó, entre otras cosas, que adoraba a las hijas de su novio, las sentía como sus hijas, y que en el fondo, realmente no amaba a su novio tanto como a las niñas, y por cierto, regresaba tras haberse peleado con él.


Tacna es conocida por ser un lugar en la que se venden muchísimas cosas un precio más bajo que el habitual, muchas de contrabando, por lo que la policia detenía los autobuses para verficar que no se trasladaran productos ilegales. Precisamente, tuvimos que deternos para pasar el control policial . Bajamos del autobús y no nos despegábamos el uno del otro. Era como si nos conociéramos de toda la vida y como si realmente, estuviéramos viajando juntos.


Retomamos el viaje sin mayor incidencia, entre sonrisas, anécdotas y una admiración mutua. Ella era profesora de educación infantil y se le notaba una mujer sensible, inteligente y una sencillez enorme a pesar de ser hija de dos profesionales reconocidos en el norte del país.


Llegadas ya casi las 11 de la noche, noté que estaba acalorada y que tiritaba de frío. Era fiebre. Asumí la labor de ser su "enfermero", facilitándole pastillas para bajar la fiebre que llevaba conmigo y poniéndole paños de agua fría para bajar la fiebre que parecía alta, al percibir su temperatura en la parte interna de los dedos de mi mano.


Le vi descansar plácidamente después de unas horas de atenciones. Me conmovía su rostro tranquilo...me imaginaba que se sentía bien, protegida...se le veía dulce. La fiebre había remitido después de dos horas. Al rato las luces todas del autobus se apagaron, al término de la película que hábían puesto. Noté como bajo la protección de la oscuridad sus manos buscaban las mías, y yo reconozco, le facilitaba el trabajo. Sentía cómo el magnetismo de nuestros cuerpos nos obligaba a estar más cerca, nos obligaba a frotar nuestros brazos...Noté como ese magnetismo hizo que chocáramos nuestros labios.


Despertamos tomados de la mano, y era curioso ya con la luz del día que a pesar de estar en evidencia no nos soltásemos. No nos dijímos nada, sólo sonreíamos. Al llegar a nuestro destino, intercambiamos nuestros números de móvil y me dijo que se quedaría ese día en Lima y que a primera hora de la mañana tomaba el autobus con dirección a Piura. Me pidió vernos y yo también lo deseaba. Nos despedimos y quedamos para esa tarde.


Cerca de las 4, le busqué en donde habíamos quedado, en el centro comercial Jockey Plaza, cerca del Saga Falabella. Le veía estupenda. Le entregué un "conejito" de peluche, que había elegido para ella y tras un beso corto pero intenso, nos dirigimos al cine a ver "El hijo de la Novia" película argentina que nos encantó. Al término de la película me dijo lo que tanto esperaba y temía : "¿Qué somos?". En ese momento yo ansiaba estabilidad tras una ruptura traumática con mi anterior pareja, y ella tras conocerla me parecía ideal, salvo por la distancia, pues de Lima a Piura un viaje en autobús no bajaba de las 12 horas de viaje y en avión era costoso.



- Me encantaría podamos empezar algo lindo - le dije- pero temo que la distancia es un problema.
- Si no puedes viajar yo puedo regresar a Lima las veces que quiera.
- ¿Quieres intentarlo? - pregunté, y en ese momento vi su dulce sonrisa y nos fundimos en un beso, esta vez, más largo.



Tras esa tarde linda nos despedimos, y ella regresó a su ciudad. Al día siguiente, no creía lo que había sucedido. No he comentado que en el autobús viajábamos algunos compañeros del trabajo que también habían asistido al congreso, y se habían dado cuenta que había ligado con mi compañera de asiento. No dejaban de hacerme bromas, y yo "cortesmente" sonreía.


Los días siguientes eran de quemar el móvil. Llamadas constantes, para saber como estábamos, que nos echábamos de menos, en fin..."Es amor a primera vista" me dije con mis 25 años encima. Hasta que llegó el ansiado día. Ella visitó Lima, conoció a mis padres, y luego yo a Piura y conocí a los suyos, sus amigos, su familia....sentía que eso iba a 100 por hora y me veía en matrimonio en poco tiempo...era todo una locura, pero una locura que también deseaba se concrete.


No nos vimos más. Nos llamábamos frecuentemente, cada vez de manera más espaciada. Notaba el gasto del teléfono y me sumergí en mis actividades que no eran pocas.

En diciembre de ese año 2002, me detectaron el mal funcionamiento de las glándulas tiroides dando origen al "Hipertiroidismo", problema que me originó bajar de peso de los 63 kilos de ese momento a los 49 kg, además de sudoraciones excesivas, calambres, taquicardias, que hasta el comienzo de mis vacaciones de diciembre no había notado por estar "absorbido" por mi trabajo. Se me recomendó descanso absoluto durante un mes, y el consiguiente tratamiento a base de pastillas que en muchos casos me causaba efectos secundarios desagradables...(Hoy por hoy está controlado, tengo el peso de 76 kilos y me mantengo sin mayores molestias que tomar una pastilla pequeña por las mañanas sin los molestos efectos secundarios que padecí anteriormente).

Suena el teléfono, era ella. Desconocía todo lo que estaba sucediendo, no le hice participe de lo que me ocurría, y me llamaba para pasar la "Noche Vieja" en un complejo turístico en su ciudad. Le conté que tenía problemas de salud y que no me sería posible viajar, que necesitaba descanso médico. Yo esperaba una reacción más comprensiva que el notar que le había molestado sus planes. Me dijo: "No importa. Vente que yo te cuido aquí". Insistí :" Tengo que tomar descanso absoluto, no puedo moverme de casa". Discutimos, y en fracción de segundo supe que esta chica no me quería, que le daba igual que esté enfermo, que tomaba muy poco en serio mi estado.

"Es mejor que lo dejemos" le dije, ella rabiosa no se opuso y colgamos el teléfono. Pasaron meses, y muchas cosas. Ya estaba saliendo con la madre de mis niñas, eramos novios, cuando veo un email que decía:

"Hola. Estoy en Lima. Me gustaría verte. Mi número es el mismo... sólo estaré unos días". Me saltó en el corazón, pero sabía que la situación ya no era la misma. Le llamé y quedamos. La cita fue en una heladería en la Plaza Kenedy, situada en el barrio de Miraflores,...a ella le encantaban los helados y fui yo quien elegí el sitio.

Nos vimos y ambos sonreímos al vernos. "Estás más gordito" me dijo, realmente estaba en mi peso en ese momento, pero ella me había conocido cuando estaba en proceso de adelgazamiento. "Tú estás igual de guapa", le contesté y ella sonrío.

Entramos a la heladería, y tras hablar de nuestras cosas, planes y demás, toqué el tema de mi "enfermedad".

-¿Por que no me lo dijiste? - me preguntó.
- Pero si te dije que estaba muy mal y que no podía salir de casa por indicación del médico.
-Pensé que era otra cosa, y que estabas poniendo sólo excusas...¡¡Si lo hubiese sabido viajaba inmediatamente y dejaba todo por estar a tu lado....!!!

Un silencio nos rodeo. Sentimos en nuestras miradas que la pena nos invadía, sentí en su mirada lo mismo que yo sentía, que era demasiado tarde. Ella se iba a casar, y yo estaba comprometido.

Luego de unos minutos, terminamos nuestros helados, en silencio. Abandonamos el lugar y tocaba despedirse.

-Por algo pasan las cosas- me comentó.
-Estoy de acuerdo. Me ha dado mucha alegría verte. Espero que todo te salga bien, y que seas feliz.
-Yo te deseo a ti lo mismo- me contestó - Es una pena que...
-Déjalo - le dije - cuenta con mi cariño y mi amistad sincera.

Nos dimos un fuerte abrazo y nos despedimos. No nos hemos vuelto a ver hasta el momento, pero hemos retomado contacto gracias a la maravilla del messenger. Tiene un niño precioso a quien ella adora, y está locar por tener tres más. Hay mucho cariño de por medio, pero es un cariño de amigos, un amor lindo y sincero...Un día le dije que iba a escribir una historia de amor, creo que el día ya llegó.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Hotel Ruanda....y Paul Rusesabagina

Cuando lo veía no podía creerlo. A pesar de ser una película, reflejaba un horror vivido en la vida real. El Genocidio de Ruanda, en el año 1994, aún es desconocido, a pesar de morir casi un millón de personas de manera violenta y animal, muchos bajo la ley del "machete".

La limpieza étnica propuesta por un grupo fanático y extremista, de la etnia Hutu, con intereses de poder, hizo que muriera casi el 75% de los Tutsis, minoría que ancestralmente se encontró en situación de poder y que había derrocado a los pequeños reyes Hutus, siendo esto una de las deudas "pendientes" de los Hutus.


No quiero esforzarme en describir la situación política, pues de eso hay mucha bibliografía, como tampoco de la "cobardía" de occidente y la desidia para evitar la masacre, retirando las tropas ONU de la zona de conflicto, dejando a la población indefensa...pero no quería quedarme sin expresar mi repulsa por acciones condicionadas más por intereses políticos y económicos, que humanitarios.


En la película, se narra la historia real de Paul Rusesabagina, que era gerente provisional del Hotel Mill Colins y gracias a sus esfuerzos personales, contactos y más de una lágrima, logró salvar a casi 1200 personas de morir y sufrir previamente torturas inimaginables.


Quiero rescatar, tras lo visto, que definitivamente nuestros esfuerzos diarios por ser justos jamás serán suficientes para evitar este tipo de desgracias, originadas por delincuentes dementes con afán de conservar el poder, pero como mínimo, la denuncia es una manera de no mostrarse al margen de esta problemática. Quizá no sea mucho, pero de particulas de arena se hace una playa. Eso lo supo Paul, y gracias a ello, 1200 personas viven, sin haber necesitado "pagar para morir" de un tiro, en lugar del filo del machete.



martes, 9 de septiembre de 2008

Amar de verdad

Hoy me levanté especialmente romántico. No por algún motivo en especial, pero considero que el amor es necesario en la vida como el respirar. Quien no ama o se siente amado sencillamente se siente incompleto, como un fantasma (no me refiero sólo al amor de pareja).

Describir lo que es el amor, es reducir a sencillas "palabras" lo que es más grande que nosotros. Es más que compromiso, sentimiento, sacrificio....pero tiene esos componentes como mínimo.

Encontré un video que me ha gustado mucho. No sé si a todos agrade, pero allí está con cariño. Sin palabras (las hay pero japonesas, y de eso no entiendo) con música e imágenes, he visto un ejemplo de lo que se puede hacer por amor...en esencia más pura...me he preguntado si sería capaz de hacer lo mismo...

Disfrútalo




lunes, 8 de septiembre de 2008

La palabra que nunca olvidaré

Fuente de Imagen: http://www.linkmesh.com/angeles/angel_protector.php

Algo me ocurrió siendo adolescente, y nunca supe que ocurrió realmente. Tenía once años. Me dirigía al colegio con mi guitarra colgada al cuello, tocando por la calle (era una de las cosas que me encantaba de mi "pueblo", Chaclacayo, eso no era llamativo) para el ensayo con el grupo musical que estábamos formando con otros compañeros de casi la misma edad.

Casi a tres manzanas de mi destino, en la esquina en donde se encontraba el colegio Nacional de Educación Primaria conocido en ese momento como el "1189", me encontraba solo, en la calle, con la única compañía de un sujeto apoyado en la pared.

Era un hombre de 1,68 de unos 90 kilos, y su rostro mostraba los efectos de un acné muy fuerte que había dejado cicatrices, ojos un poco rasgados, propio de la gente de la sierra. Pasé a su lado, no sin sentir algo extraño, tuve que mirarle a los ojos. Él también lo hizo por unos cinco segundos. Pasé por su lado, y casi en el mismo tiempo que me tomó mirarle, se avalanzó sobre mí y me sujetó fuertemente el reloj. Yo retrocedía cogiendo con la mano derecha la guitarra y con la otra forcejeábamos, mientras no sé de donde salía la fuerza para arrastarlo con cada paso que retrocedía, a pesar de la gran angustia que vivía.

Terminó arrancándome el reloj, me amenazó y se fué. No me quitó la guitarra, por suerte, pero me quedé allí, solo, impávido...no podía creer lo que me había sucedido...nadie alrededor, nadie, como si todos se hubiesen escondido tras lo ocurrido. Dudé entre ir al colegio o regresar, y decidí ir a la comisaría a contar lo ocurrido.

El comisario se debío extrañar al ver que un niño entraba a presentar una denuncia. Me preguntó si conocía al asaltante y si sabía en donde vivía. Ni lo uno ni lo otro. Yo hasta ese momento pensaba que la policía estaba para cuidarnos y para perseguir a los ladrones. Pues no. Que regrese cuando sepa el nombre y la dirección del delincuente. Me fui llorando a casa desconsolado, no sólo por el robo, sino por la indignación de todo lo que estaba viviendo en ese momento. Uno de mis primeros desencantos de la vida.

Conté en casa lo ocurrido, y no se hizo más. Mi padre ni mi madre estaban por encontrarse trabajando, así que se lo conté a una tía que vivía conmigo, y allí quedó la cosa.

Aquí viene la secuela. Comencé a experimentar una angustia y temblores cada vez que veía pasar a alguien por mi lado en la calle. Era incontenible. Bastaba con que cualquier adulto pase por mi lado, y que mirara a sus ojos para que una sensación de angustia me invadiese y comenzara a temblar de pánico...No le conté nada a mis padres, pensé que se me iba a pasar , pero padecí una semana terrible. Bajé de peso, estaba más pálido y las cosa no parecía mejorar. Fue una semana de infierno.

Hasta que ocurrió. Regresaba a casa, la calle estaba desolada, me encontraba a 80 metros de casa y en mi camino me iba a cruzar con un desconocido... al verle acercarse comencé a sentir el sudor frío, me empezaron a temblar las manos y no podía dejar de mirar a esa perona que se acercaba...

Ya a cinco metros pude ver su rostro. Efectivamente no era del barrio, era un desconocido y me miró a los ojos. Ya a casi a un metro de distancia, acercó su rostro al mío sin perder la marcha, y gritó una palabra que hasta ahora guardo en mi memoria : "¡¡¡¡Shaí!!!!!".

Eso me desconcertó. Me sorprendí, y el hombre siguió su camino sin voltear. Llegué a casa, y como era de costumbre, no conté nada. Al día siguiente, tuve que salir nuevamente enfrentar mi calvario desde el día del asalto. Vi que se acercaba una persona, y noté que no sentía la angustia, no la sentía, pasó a mi lado y no temblé. Lo mismo con las siguientes personas que pasaban a mi lado. No lo podía creer. Estaba "curado".

¿Qué pasó?¿Quién era ese hombre que nunca más volví a ver por el barrio?. Esa duda la he tenido durante años, y se me han pasado por la cabeza muchas hipótesis, pero lo cierto es, que después de ese encuentro, mi vida cambió....


sábado, 6 de septiembre de 2008

Mahna, Mahna....

Creo que en la vida la risa, lo cura casi todo. Tenemos problemas, dificultades y tormentas pero una buena dosis de buen humor revitaliza. Hoy, me apetece también reir.


Comparto contigo un video de los fabulosos Muppets gracias al blog de Esperanza que encontré de manera casual...Es increíble como roban risas sin mediar palabras....


Disfrútalo


viernes, 5 de septiembre de 2008

Test de estupidez....



Llegué de manera casual al blog de Meia a través del de Bolero y me encantó el test de "estupidez". Aunque he sacado una "buena" puntuación, he aprendido que la "estupidez" es patrimonio de la humanidad, y no hay mejor cosa que reirse de uno mismo. Se supone que hay que invitar a cinco personas....invita a quien quieras y a reirse un rato.

1. [x] Que se te caiga el chicle de la boca cuando estas hablando.
2. [x] Saludar a alguien en la calle por equivocación. ( no soy nada fisonomista)
3. [x] Golpearte con una puerta o algo transparente. ( esto hace apenas dos semanas)
4. [x] Llamar 2 o más veces al mismo número cuando te dijeron: “equivocado”.
5. [x] Pensar algo divertido y te empiezas a reír y la gente se te queda mirando raro.
6. [x] Golpearte con un árbol/poste/cartel mientras caminas. ( hace muchos años, me rompí las gafas y perdí el conocimiento, la señal era un prohibido girar a la derecha)
7. [] Te es posible chuparte el codo.
8. [] Al leer esto, acabas de intentar chupar tu codo.
9. [x] Mandar un mensaje de texto a la persona incorrecta. ( y menudo follón lié)
10. [x] Ponerte el zapato izquierdo en el pie derecho y/o viceversa.
11. [x] Salir con la etiqueta de la ropa nueva a la calle. ( y de las bragas sin quitar, del pantalón...)
12. [x] Ahogarte con tu propia saliva.
13. [] Ir a un lugar en tu vehículo y volver caminando. Se cuenta la bici.
14. [x] Confundir la sal con el azúcar en las comidas/bebidas. (hasta he confundido el aceite con el vinagre)
15. [] Abrir al revés la caja de fósforos.
16. [] Abrir el bidet y mojarte la cara con el chorro.
17. [x] Tragarte un insecto sin querer.
18. [] Incendiar algo accidentalmente.
19. [] Intentar tomar un sorbete con la boca y se te va por la naríz/ojos. ( pero esto siempre es culpa de oa persona que me hace reir)
20. [x] Dormir y despertarte todo babeado.
21. [x] Dormirte en clase.
22. [x] Destapar la gaseosa y salpicarte, cerrarla, abrirla y volver a salpicarte.
23. [x] Contar algo y olvidarte de lo que hablabas. ( contínuamente, tengo memoria de pez)
24. [x] Llegar al mostrador y olvidarte de lo que ibas a comprar.
25. [] Querer servir la bebida con la botella tapada
26. [x] Usar los dedos para hacer sumas simples. ( y complicadas y de todo)
27. [x] Dormirte en el colectivo y pasarte de la parada. ( es que leía en el bus, metro...)
28. [x] Cerrar la puerta, que abre solo de adentro, y dejar las llaves de ese lado.
29. [x] Ponerte la ropa al revés o del lado equivocado.
30. [x] Buscar algo por todos lados y que lo tenías en la mano. ( o puestas, como mis gafas)
31. [] Abrir el bidet y que el agua salga demasiado caliente.
32. [] Ir a votar y no llevar el DNI.
33. [] Tragarte el chicle.
34. [x] Ir a comprar y no llevar el dinero. ( se me subieron todos los colores)
35. [x] Hacer una cola de 3 hs que no era.
36. [] Agarrarte los dedos con el ventilador de techo.
37. [] Tirarte al agua y rasparte la cara contra el fondo.
38. [] Largar una carcajada con la boca llena de líquido y escupir todo.
39. [x] Ir caminando, que se te salga el zapato y tener que volver a buscarlo
40. [x] Quemarse los pies con la arena y disimularlo.

41. [x] Salir o entrar al agua y que se te baje la po...
42. [x] Entrar al departamento o coche equivocado.
43. [x] Que se te caigan objetos al inodoro. (por ejemplo el móvil)

44. [x] Caerte de la cama.
45. [x Entrar al baño del genero equivocado. ( hace poco en Cercanías)
46. [x] Inclinarte el vaso antes de llegar a la boca y chorrearte.
47. [] Dejar el auto sin freno de mano y que se te vaya cuesta abajo.
48. [x] Prender el cigarrillo al revés e intentar fumarlo.
49. [x] Decirle mamá a la profesora.
50. [x] Chocarte con alguien en la calle y salir los dos para el mismo lado.


Uhmm....es el primer test que acierto casi todo...jajaajja...Un abrazo a todos.


jueves, 4 de septiembre de 2008

1000 visitas.....Gracias!!!!!

Fuente de Imagen: http://sfperez.blogspot.com/2007/08/1000.html?showComment=1188373500000



Cuando inicié el blog, realmente no sabía en lo que metía . Fue en Diciembre cuando colgué mi primer "post", y de allí en adelante, he seguido un ritmo para mi gusto lento, frente a todo lo que veo en la blogosfera, pero propio...siempre propio y he tenido gratos descubrimientos.

Realmente, los comentarios eran mi referencia, en su momento, para contabilizar las visitas y al ver dos o tres me mostraba la imagen de un blog poco visitado. No obstante no dejaba de escribir con gusto, no mucho, pero lo suficiente. Desde que instalé el contador en Agosto, me ha cambiado la perspectiva. En el mes de Agosto me registró aproximadamente 900 visitas....y era evidente que en el transcurso del mes, al ver la respuesta, me motivase a escribir más, y a ser más cuidadoso (tengo errores de estilo propio de "novato", pero tengo ganas de aprender y sé que mejoraré), pero sobre todo, a no perder el espiritu inicial que es que sea un espacio personal pero público a la vez, en donde pueda compartir, y sea aceptado con agrado. Entiendo que las visitas reflejadas en el contador no son un números "reales", pero me he animado a celebrarlo....total...siempre hay que buscar buenos motivos para celebrar ¿no?...



Prometí que el visitante número "1000" tendría un post dedicado a él (o ella) y se lo dedico. Pero primero mi agradecimiento a todos los que entran, que veo que son de varios paises, de los gratamente me han sorprendido Turquía, Japón y Australia... pero en especial a Milagritos "Es que santa....no soy"( http://esqsantanosoy.blogspot.com/ ), que tiene un carisma contagiante y ha sido una de las mejores cosas que me ha regalado la blogosfera, una amiga, y ella es precisamente la visitante número 1000.

Gracias visitas, gracias Milagritos, gracias AMIGOS!!!!!! Aquí estaré mientras se pueda...

Abrazos y gracias otra vez

miércoles, 3 de septiembre de 2008

"Saber que se puede, querer que se pueda..."

Fuente de Imagen: http://www.lasnoticiasmexico.com/117529.html


Se suponía que saldríamos el viernes. Lo habíamos hablado y seríamos casi seis personas del trabajo las que saldríamos a bailar y a pasarla bien (hace meses que no lo hago...suena "loser" pero así es).


Pues, tal y como lo imaginas, no salimos. La gente se desanimó, y me quedé en el aire. Llegando al portal de mi casa, con el sinsabor en la boca, tenía la sensación que si entraba a casa y me quedaba, era como haber sufrido una derrota, una más ( para mí una derrota no es sinónimo de fracaso...)


"No estoy dispuesto", me dije. "Tengo que salir...no puedo depender de un grupo para hacer lo que me gustaría hacer" pensaba. A tres calles de casa, hay un Karaoke, y hace muchos meses que no voy a uno...La última vez que fui, lo hice acompañado, canté una canción y a mi gusto no bien, porque estaba un poco nervioso, y desafiné más de una vez. Para alguien que sólo va a divertirse no es problema, pero para mí, que estoy en la música desde hace 24 años, era intolerable y me sentía en deuda conmigo..."Iré", me dije y me puse en marcha.


Siempre he sido guitarrero de pequeño, desde los 8 años y me introduje al canto un poco tarde, a los 13 más o menos, con un grupo musical de adolescentes primero, después en un coro de iglesia en el cual me profesionalicé. Sí, como lo menciono. Llegué a dirigir el coro de la parroquia, con casi 30 integrantes, y otro, de manera paralela, de diez integrantes. Para esto, en la marcha, iba aprendiendo armonía, contrapunto y cosillas de músicos corales, cosa novedosa y apasionante para mí. Tengo almacenadas en mi memoria más o menos 300 canciones con sus acordes, y arreglos de voces...eso fue fruto de algunos años de dedicarme a ello.


Sólo cantaba con el coro, quizá alguna canción de solista y siempre canciones religiosas adaptadas a mi timbre de voz. Mi voz no es una voz virtuosa pero se caracteriza por tener fuerza, y eso hace que la gente me sienta y a más de uno le conmueva alguna canción en particular...


Después de estudiar en el Conservatorio de Música, Dirección de Coros (carrera que dejé inconclusa al venir a España y por priorizar otras cosas) no he sabido otra cosa que cantar siempre acompañado. A pesar de haber dado clases de técnica vocal a mis alumnos, y haber animado a más de uno a salir a un escenario solo, y terminar ovacionados, yo no he sido capaz de hacer lo mismo, pues siempre me consideré con talento sólo para enseñar, he dirigido muchos coros pero me faltaba arriesgarme a cantar ante un público que no fuese mi familia, los feligreses de la parroquia o mis profesores del Conservatiorio.


Hace un tiempo vengo ensayando en mi habitación otro tipo de canciones que han pasado a llenar ese vacío musical y espritual (ambos venían de la mano para mí), y me he recreado cantando temas de Diego Torres, Ricardo Arjona y otro algún cantante al cual mi voz pudiese adaptarse.


Ya estoy en el local. No está muy lleno, hay dos grupitos pequeños y un rincón frente al escenario se me muestra vacío y me invita a instalarme en ese sitio. Acompañado de un "cubata" (un "cuba libre" o ron con Coca Cola), me dispuse a anotar las canciones que me apetecían cantar. Era una sensación extraña. Sabía que estaría solo frente a un grupo de desconocidos, pero que no tenía nada que perder.


"No voy a pensar en ellos", me decía. "Voy a dejar mi voz y mi corazón en el escenario y centrarme en lo que digo y sentir lo que digo, siempre se lo he repetido a mis alumnos". Pude escuchar a un par de personas que cantaban increible. Me encantó "Azucena", una mujer que tendría unos 50, pero cantaba como las diosas...luego me enteré que no había estudiado canto y que era fruto de los karaokes...le encantaba cantar.


"Color Esperanza - Diego Torres" veía en uno de los monitores. "Canta: César". Es mi turno. Salí, y sorprendentemente los nervios no hicieron aparición como lo esperaba, un poco sí. Había dado indicaciones a través de una notita que bajaran la tonalidad a la canción, pues considero que hay partes altas en la canción que me cuestan entonar un poco. Caso omiso. La canción suena en su versión original. Me dije a mismo "No la han bajado...Ni modo, a ver que pasa". Ya arriba en el escenario, frente a aquellas cabezas de rostros oscuros por la penumbra, pero que dejaban sentir su mirada y atención, sentí la introducción de la canción y su ritmo ligero me empezó a envolver. Deje fluir la música y el baile, y la voz comenzó a salir de mi boca, segura, intensa, sentida...


Una experiencia fabulosa el decir "...sentir que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos afuera..." y notar como se iba el miedo, como se iban los nervios .


No tuve problemas con las partes altas, al contrario, fueron las que mejor canté. Disfruté, me sentí en el cielo. Al finalizar la canción, la gente aplaudió, no a rabiar, pero noté al bajar del escenario y dirigir mi mirada alguno cercano, su aceptación y agrado.


El grupo de Azucena, (la chica que cantaba fenomenal y de la que me enamoré de su voz) me invitó a pasar el resto de la velada con ellos. Tuve el honor de cantar a dúo con ella, y así más veces, intercalándonos con el resto de gente hasta las 5 de la mañana.


Al regresar a casa, me sentía vivo, sentía que había pasado una noche fantástica en donde había recuperado una parte de mí aparcada desde hace 4 años que llegué a Madrid, y que no sería la última, además de haberme divertido "como un enano".


Este sábado me presento a un casting para un coro. Me han respondido que me esperan para las audiciones. Estoy con el ánimo a tope. Vuelvo a ser yo mismo.


Me pregunto, antes de terminar este post ¿Qué hubiese pasado si me quedaba en casa?. Creo saber la respuesta.