Ir al contenido principal

Sobre la "VERDAD"

Puede ser un tema un poco trillado, pero en estas alturas, en el contexto actual puede ser un tema fundamental para sentar las bases de nuestra felicidad, de la de nuestra familia, de la gente que nos rodea....me atrevo a ahondar un poco dentro de mí...perdona si resulto algo denso hoy..

Hay guerras en nombre de la verdad, se mata en nombre de la verdad, se condena inocentes en nombre de la verdad, se nos castiga en nombre de la verdad, se nos condena en nombre de la verdad…. Pero..¿Qué es entonces la verdad?...Si respondiera a esta pregunta sería un gran pretencioso, puesto que la verdad, pura en sí no tiene dueño, aunque hallan grupos “religiosos”, sectas, asociaciones, que digan ser dueños de ésta, basta con observar que muchas veces se contradicen entre ellas o se hacen o hicieron barbaridades en nombre de la tan valorada VERDAD.

Nuevamente, me pregunto ¿Qué es la verdad? Alguno dirá: “cada uno tiene su verdad”...sigo sin responderme, puede que la VERDAD se contradiga en sujeto a sujeto: para mí lo blanco puede ser negro y para otro lo negro puede ser blanco.

Si nos observamos, y observamos a los demás hay ciertos valores que son universales, pero no son valores del intelecto sino de la conciencia. Me explico. Matar a otro sujeto, por ejemplo, es a nivel de nuestra conciencia un acto que no es conforme a nuestra “humanidad”. Muy por dentro algo nos dice que no está bien, al margen que nos lo hallan dicho, o lo hallan penalizado. Lo más curioso del asunto es que se pueden utilizar muchas herramientas intelectivas para justificarlo, e incluso darle el valor de bueno o positivo o necesario. La conciencia versus la mente, la conciencia versus nuestras justificaciones.


Observémonos y veremos como en el transcurso del día realizamos cosas que a veces van e contra de nuestra conciencia, pero en seguida aparece “nuestro defensor” los argumentos mentales para callar la conciencia, perdón “calmar la conciencia”.


La verdad, está ligada íntimamente a nuestra conciencia, pero no de una conciencia mental como lo estamos observando sino de una superior a la mente. Podemos darle del calificativo de metafísico, o espiritual. Entonces, debemos estar claros en que si queremos actuar conforme a la verdad, a la verdad pura, a la verdad que rige la vida, la verdad que armoniza todo lo existente, debemos escuchar la voz de la conciencia, y actuar conforme a ella, sin dar cabida a justificar nuestros actos con argumentos, aunque nos suenen lógicos…(muchos argumentos lógicos se contradicen....entre sí).

¿Qué es la verdad?...eso nos toca a nosotros descubrirlo.

Comentarios

  1. Hola César

    La verdad es algo que no tiene definición y que va ligada no solo con nuestra conciencia, sino con nuestra cultura.

    Para los terroristas el hecho de matar a alguien con argumentos o sin ellos no es algo tan grave.

    Los argumentos son las bases por lo que nuestra verdad y nuestros actos se excusan o se premian.

    Buen post. ;-)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué es la verdad?, querido César. A veces es tan fácil, tan tangible, pero otras, hiere tanto a quien quieres!

    No sé mentir, ni siquiera me gusta, pero he aprendido a callar.

    Un beso cariñoso, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Alí, estoy de acuerdo a que va ligada a la cultura, pero no se sustenta en la cultura. Creo en una verdad amplia, universal,(muy Platónico) pero para entenderla hay que ahondar mucho dentro de nosotros. Desde luego, los argumentos racionales, son eso, argumentos, pero no necesariamente verdad. Gracias por tu visita..


    Querida Reina...asi es, la verdad a veces causa dolor...pero más la mentira, cuando tarde o temprano brilla la verdad. Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  4. ¿No crees que algunas veces confundimos la verdad con la sinceridad?

    Un besito. Ana

    ResponderEliminar
  5. Muy cierto Anita...ser sincero tiene que ver con el transmitir nuestro mundo interior tal y como creemos que es, sin ocultar ni deformar...

    La VERDAD trasciende nuestra sinceridad, pues podemos tener nuestro mundo interior influenciado por una serie de circunstancias, eventos, ideas...como aquel que le crían diciéndole que la mujer esta hecha para la casa, o que uno tiene casarse para ser una persona completa, etc...Me ha encantado tu puntualización y si tienes algo más que agregar, lo agradeceré..siempre abierto a otras "verdades". Un beso Ana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…