domingo, 31 de agosto de 2008

Una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre

Fuente de la Imagen: http://www.dentrotele.com/2007/09/13/


No puede menos que quedar tocado después de ver el reportaje que le hicieron (lo vi por youtube, pues al parecer ya habían emitido el programa hace mucho).
"Amor", es un personaje más de la "farándula" en España, conocida a través de "Gran Hermano". La verdad, ese programa no me llamó la atención, pero inevitable oir de ella, aunque de manera casual...un (una) transexual en la "casa", que le daba juego y morbo al programa.

Hasta allí, más de lo mismo. El punto es que ha decidió cambiarse de sexo. Al margen del estilo de vida que lleva, me conmovió lo que padeció desde muy "niño", y cómo su madre siempre fue un apoyo. Tengo amigos gays y tengo amigas lesbianas, como puedo decir que también heterosexuales. Da igual. Cada uno tiene una historia personal que puede haberles marcado el carácter, en el caso de ella, me parece el ejemplo claro de una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre.
Comparto parte del reportaje, lo mejor viene casi a la mitad, pues como es de esperarse, la primera parte explota la parte mórbida de la transexualidad y de manera trivial, para entrar a la parte más humana. Creo que después de ver estas imágenes, y escucharle hablar, tú idea de los transexuales ya no será la misma.
Advierto que es un poco duro y puede herir sensibilidades.



viernes, 29 de agosto de 2008

Meme Reina



Mi querida amiga blogera REINA, me ha invitado a un meme que no he prometido realizar, pero no puedo ser descortés y desagradecido por elegirme para realizarlo, va:


Hay que decir tres cosas que te gustan y tres que no aunque evitando aquello que pueda ser obvio y servir para cualquiera.


A mi me gusta...
1. Hacer el amor como si fuera el último día de mi vida.


2. Comer...me encanta experimentar sabores...


3. Conectar con almas, ya sea a través de la música , los blogs o a través de una perfecta tarde de plática en compañía de una taza de café ( o un vaso de cerveza) y una persona interesante.




No me gusta


1. Sufrir y mucho menos hacer sufrir...prefiero provocar si quiera, un esbozo de sonrisa o una caricia en el alma.


2. Pensar en lo malo de las cosas o circunstancias. Prefiero el vaso medio lleno.


3. La soledad...la detesto, pero la acepto como compañera.




Bueno y ahora queda invitar a cinco amigos a que realicen este meme también.



Mis elegidos:



Ali (ha iniciado hace poco su blog, y me encanta los temas que toca y sobre todo cómo los aborda http://enmimirada.blogspot.com/), Milagros( "Es que santa...no soy" por su frescura y su chispa http://esqsantanosoy.blogspot.com/), Fabrisa(imágenes y temas varios, http://verdadesymentirasdiarias.blogspot.com/), Eva (logra que conectes con su mundo, es estupenda http://sonsolopalabrasdeeva.blogspot.com/, y Poledra (su "Ojiplática" y peculiar modo de escribir, me encanta http://conlaschanclaspuestas.blogspot.com/)


Un abrazo


jueves, 28 de agosto de 2008

La mano de Dios

Fuente de la Imagen: http://gonzo.teoriza.com/category/fotoblog/page/2/


Era sábado, y estaba programada una salida a la "casa" de las Hermanas de Calcuta, una "delegación", digámosle así, que dependía espiritualmente de la que creó la Madre Teresa pero ubicada en Lima, en el corazón del Mercado Mayorista conocido como "La Parada". No está demás aclarar que esta zona de Lima se caracteriza por el alto grado de delincuencia juvenil, al menos es el último recuerdo que tengo de hace 4 años, en donde la forma habitual de robo era en grupos... por esta forma de atraco, les denominan "pirañas".


Bueno, al punto. Esa mañana, el Padre formador, nos indicó que nos vistiésemos con ropa de deporte, por dos motivos: uno, que íbamos a "trabajar" y dos, para no llamar la atención y evitar cualquier incidente desagradable con "pirañitas".


Debió ser curioso ver bajar de una furgoneta a 19 chicos, entre 17 y 25 años, con peinado con "raya" al costado, gafas muchos de ellos y ropa de deporte. Nos dirigimos sin perder el paso a la citada casa. Salió una hermana, vestida con su conocido hábito cesleste y un delantal blanco, que se veía humedecido.


-Buenos días padre Gildo - dijo la hermana.


-Buenos días hermana - respondió el padre - Venimos con los chicos a echar una mano.


-Sean bienvenidos entonces - y nos invitó a pasar.


Debo reconocer, que estar en el primer año de formación introductoria al Seminario (le llaman "Propedéutico") es como iniciar una academia de formación y que aunque nos mirasen como futuros sacerdotes, eramos realmente un grupo de muchachos de buenas intenciones...teníamos y llevábamos muchas taras, complejos y prejuicios, como es normal.


Lo que ví me impacto. Era una imagen muy dura. Por un lado, algunos niños con problemas psicomotrices, parálisis cerebrales parciales y totales... que ingenuos nosotros intentar animar a esos niños con canciones "típicas" de animación para niños, cuando para muchos dar una palmada era un esfuerzo casi imposible. Por otro lado, jóvenes y adultos que habían sido como esos niños, pero que han pasado sus vidas en esa casa, al ser abandonados en medio de la basura por sus problemas o deficiencias y rescatados por estas hermanas.


-César-me dijo el padre- irás con Miguel, Jorge López, Jorge Cifuentes y Carlos a ese pabellón a ayudar a un joven voluntario a bañar a los chicos.


Debo reconocer que me entro un nudo al estómago. No sabía como ibamos a hacer aquello. Bañar a un joven de 16 o 18 años porque no podía hacerlo por su cuenta. Me dije a mí mismo, que si no podía hacer aquello, es que no servía ni para la vida del sacerdocio, ni para ninguna otra.


Entramos a una sala en donde habían 10 jóvenes en silla de ruedas, muchos no hablaban pero hacían gestos. Recuerdo a uno que le decían "Tyson". Tenía el rostro muy parecido, y los puños los tenía cerrados como un boxeador. Curiosamente el apelativo se lo pusieron entre compañeros -algunos podían hablar pero no moverse-y percibía que él entendía todo lo que se le decía y "sólo" le faltaba movilidad y hablar, pero como ya digo, entendía todo perfectamente, y al parecer, llevaba con humor el apelativo, mostrando con sus movimientos descordinados, hasta cierto punto grotescos, la aceptación de su "nombre"...


-Hola- dije tímidamente al entrar, a lo que era aparentemente la "sala" de baño - me llamo César y venimos a ayudar en lo que podamos.


-Hola, yo también me llamo César - no me estrechó la mano porque las tenía ocupadas bañando a un hombre de 1.80, de unos 110 kilos, que padecía de retardo mental- pueden ayudarme a secar a aquellos que voy bañando, pues como lo hago con agua caliente, luego es un suplicio para las pobres que tarde en cubrirles con las toallas.


-De acuerdo -contesté. Me dije a mí mismo que iba a dar la mejor de mis sonrisas, e intentaría cobijar los mejores sentimientos de cariño para cada uno aunque sintiese, lo admito, miedo.


Entre los que fuimos, nos apoyábamos, alcanzándonos el talco, los pañales (porque los usaban) y las ropas. Pero recuerdo a uno en especial. No recuerdo su nombre, pero sí su imagen. Era un joven de 17 años, que tenía una parálisis completa de las extremidades, no hablaba, y al parecer fue de nacimiento. Como era de esperarse, no había desarrollado musculatura, por lo que se mantenía en posición fetal y mediría, estando en esa postura, casi un metro.


-Tranquilo- le decíamos mientras temblaba de frío por el cambio de temperatura - ya te secamos y te cambiamos en seguida.


Hasta que ocurrió. Era tanto el frío que sentía que el pobre temblaba al punto que parecía convulsionar. Me acerqué al lado de su cabeza y le acaricié el pelo. El pobre no pudo más...vomitó en mi mano, y contemple en sus ojos una mezcla de espanto, disculpas, pena....Lo sorprendente para mí, es que mi rostro en ningún momento cambió de gesto. Mantuve la calma y pude transmitirle una mirada amistosa, sonriente...mis ojos le pudieron transmitir que realmente no me había afectado ese pequeño accidente.


-No ha pasado nada - le dije, me limpié la mano, y terminé con la labor.


Mis "hermanos", no dijeron nada del hecho, y tuvieron la delicadeza de ni siquiera mencionármelo. El padre nos mandó buscar después de un par de horas y pidió nos reagrupásemos. Era hora de partir.


-Chicos, nos vamos a casa, pero antes la Hermana nos quiere mostrar el mejor sitio de la casa.


Entramos a una pequeña sala, silenciosa, en comparación con el resto de habitaciones en donde el grupo de voluntarios y hermanas seguían trabajando. Una hermana de rodillas, de espalda a nosotros frente a un pequeño sagrario era lo que nos recibía. Nos quedamos allí varios minutos, en silencio, asimilando, creo, cada uno lo que había experimentado en esa visita.


Ya cruzando la puerta de la casa, no dejaba de pensar cómo, en esa casa, todos los sábados, asistía gente voluntaria, jóvenes y señoras, desde muy temprano, de manera habitual y "religiosa" (nunca mejor dicho) a dar su tiempo, su vida por estos chicos. Comprendí que me faltaba mucho por trabajar en mí si quería ofrecer mi vida al servicio de los demás, no bastaba con hablar bien, tocar la guitarra o comulgar todos los días. Ese día comprendí que existe necesidad, pero también gente buena en el mundo que se convierte día a día en la mano de Dios.


martes, 26 de agosto de 2008

¿Quién cree en fantasmas?

Imagen de unos cerros en Santa Clara, similar en aspecto al que describo en las siguientes líneas.
Era de noche, casi las 9:30 y ya todo estaba oscuro. Recuerdo que la casa que mis padres habían echo construir no estaba terminada, nos iluminábamos con velas en casa mientras en esos días se terminaba la instalación eléctrica. En la falda del cerro, nuestra casa y la de mi tío eran las únicas en 200 metros cuadrados y a nuestras espaldas teníamos a disposición un terreno árido y ascendente de mas de 2 km de distancia....nos lo había concedido el Ministerio de Agricultura para ir "verdeando" la zona progresivamente con plantas ( mayoritariamente cactus).


En sudamérica las historias de fantasmas o personajes nocturnos son muy frecuentes y los cerros se prestan para una y mil fantasias. Desde luego, más de una noche me encontré solo, sentado en una piedra enorme esperando las tan ansiadas "presencias". Nada. Una noche más contemplando las estrellas y regresar a casa sin novedad.


Una noche, me dirigí al servicio para saciar mis "necesidades impostergables". Sentado podía oir ladrar a los perros (teníamos 6). Escuché luego la voz de mi hermano Alan (con 9 años aprox), mi padre y mi tío. No entendía muy bien pero hablaban casi gritando. Yo, ignorante de lo ocurría, salí aliviado del cuarto de baño, muy tranquilo y me dirigí al patio a ver qué había ocurrido. Todo estaba muy oscuro y sólo podía ver unas luces de linterna que subían lentamente por el cerro, se detenían y retornaban. Era una noche sin luna.


-¿Qué ocurrió? - pregunté.


Nadie quizo contestar, pero mi hermano estaba muy nervioso.


-¡Entra a casa! - dijo mi padre - ¡ No hay nada que ver ni saber!.


Seguía sin entender. Entre a casa y pregunté a mi hermano:


- Alan , ¿qué pasó?.

- En el terreno posterior de la casa, ese que está inclinado y es a la vez una subida al cerro, caminaba una mujer envuelta en unos trajes oscuros y se tapaba el rostro.

- ¿Quién era?

-No lo sabemos. Mi papá, mi tío Teo y yo le gritábamos preguntándole quien era, y no contestaba. Yo le tiré piedras pero no reaccionaba ni se quejaba

-¿Y?

-Comenzó a subir al cerro, iba muy rápido como si conociera el camino, no llevaba ninguna linterna, pero iba rápido...nosotros comenzamos a seguirla pero era imposible alcanzarle, a pesar de contar con linternas, nos ganaba en velocidad.

- ¿Y qué hacían los perros?

- No hacían más que ladrar, con el pelo del lomo erizado, y no se alejaban de nuestro lado. Mi papá dijo que era mejor que no le sigamos más, y regresamos.


Todo esto me resultó muy extraño. Me acerqué a la habitación de la abuela y le comenté del alboroto. Ella contestó con voz firme y segura:


-Era "La Viuda".

-¿La quién, abuela?

-Cuentan que una mujer que perdió a su marido por causas que nadie conoce, vaga por los cerros atrayendo hombres a seguirla. Cuando están cerca de ella, muestra su verdadero rostro, un rostro de muerte...ninguno vuelve a ser el mismo luego de verla.


Escuchaba a la abuela y no podía creer lo que contaba. Por otro lado, lo que ocurrió afuera no tenía explicación lógica. Conozco el camino que siguió la mujer y para seguirlo de día tienes que estar atento pues no es un camino uniforme, y te puedes dar una buena si pisas en falso. De noche, es imposible sin una linterna....De este suceso han pasado 18 años y lo único que lamento, es haber tenido que haber entrado al baño esa noche.


domingo, 24 de agosto de 2008

También te echo de menos


- ¿Hace cuanto que no hablas con tus niñas?

- Casi un mes.

-¿Por qué?

- Porque no quiero hacerlo. Cada vez que llamo, la madre me dice que están jugando, y no quiero forzarlas. No me echan de menos.

-Pero son niñas.

-Lo sé, pero siento que no me echan de menos, es absurdo, pero así lo siento.


Después de esa conversación con ella, quien me está devolviendo la vida y la paz, cogí el teléfono para hablar con mis niñas. Sin cobertura. Una putada el que vivan en un lugar tan alejado de comunicaciones y la cobertura de los móviles no sea la mejor de las aliadas cuando tienes una emergencia o quieres comunicarte. Marqué una, dos, tres veces más. Desistí.


Han pasado dos días. Después de una mañana en la que salí con ella y nos despejamos un poco, me decidí a llamar otra vez, eran las 4 de la tarde.


-¿Hola?

-Hola, soy yo. ¿Están las niñas por allí cerca?, me gustaría hablar con ellas.

-En este momento están en la cocina - son unos 80 metros de distancia en el caserío en donde viven-y allí no hay cobertura. En este momento van a comer, cuando encuentre un punto de cobertura, te llamo para que puedas conversar con ellas.

-De acuerdo. Adiós.


El resto de la tarde no pensé en ello. No quería desesperar al no recibir ninguna llamada. Tanto desconecté que me olvidé. Llegada la noche, casi ya las 11, recibí la llamada.


-¿Ya pueden hablar las niñas?

-Soy yo, papá.

-¿Almita?, hola mi vida, como estás...pensé que era tu madre. ¿Cómo has estado?

-Bien.

-¿Qué has echo hoy día?

-Jugar.

-¿Y a qué has jugado?

-Me fui a la playita con mi hermana.

-Que bien hijita...a ver cuando me invitas.

-Cuando quieras papá.

-¿Y tu hermanita?

-Durmiendo.

-¿Y qué has comido hoy?

-Spaguetis.

-Uhmmm que rico....

-Sí, y mi mami ha preparado flan.

-Ya veo, veo que tu mami no pierde la costumbre de los postres ....¿Almita?¿Me escuchas?...no te escucho bien....


Se colgó. Vuelvo a llamar, puñetera cobertura


-¿Hijita?

-Si papi, se colgó.

-Bueno hijita, me alegra que estés bien, que te hayas divertido. Cuida mucho a tu hermanita, ya sé que eres una chica mayor - tiene tan sólo 4 añitos-y dale un beso de mi parte cuando despierte. Te quiero mucho mi vida y te echo mucho de menos.

-Yo también te quiero mucho papá, también te echo de menos.

-Qué descanses hijita, duerme con los angelitos.

-Gracias papá...¿Te paso con mi mamá?.

-No hijita, ya me despedí de ella....besos.


Una sonrisa se esbozó en mi rostro....y me acompañó hasta que concilié el sueño.

viernes, 22 de agosto de 2008

Tres historias para pensar - III PARTE

Esta vez dejamos a las ranitas.

"El caballo y el foso"

Un jinete paseaba con su caballo por el campo cuando repentinamente, cayeron ambos a un foso. Quien lo llevó peor fue el caballo pues cayó de lleno, mientras que el jinete logró caer al borde y salir.

Al ver que era casi imposible rescatar al caballo, optó por dar por perdido al caballo, y ¡ enterrarlo !!!...aunque daba muestras de vida y movilidad, cristalizó su desición cogiendo una pala cercana al foso y comenzó a tirarle la tierra encima.

El caballo, no entendía, pero lograba mover el lomo y quitarse la tierra de encima. Así una y otra vez. Curiosamente, el nivel de tierra estaba elevando el nivel del ras del piso del caballo...hasta que ocurrió lo inaudito. El caballo viendo cercana la posibilidad de salir, al estar cada vez más en alto, dio un brinco y salió... El caballo se salvó.


En estas tres historias quiero destacar lo siguiente:


1. Lo común entre estas historias, es la voluntad de lucha, frente a las dificultades y situaciones más adversas.

2. Que a veces es mejor ignorar a aquellos que nos quieren desanimar o hundir en nuestros propósitos, o en su defecto, seleccionar a quello que puede servirnos de manera constructiva...recordar que no somos dueños de la verdad.

3. "No hay peor gestión, que la que no se hace" me repetía mi madre constantemente. No darse por vencido es un elemento indispensable para tener siempre la opción de éxito.

4. Las situaciones adversas nos pueden hundir y "enterrar vivos", pero si no nos dejamos, podemos utilizar estas mismas dificultades para dar un salto a un crecimiento a nivel personal y espiritual.


Abrazos




miércoles, 20 de agosto de 2008

Tres historias para pensar - II PARTE

Más de ranas...

"Las ranas en las tinajas de leche"


Dos ranas cayeron al mismo tiempo en dos tinajas de leche (una en cada una). Era muy difícil para ellas salir pues no tenían en donde sostenerse. Véian el fin.

Una de ellas, sintió desesperarse ante esa situación sin salida, y veía que era en vano seguir luchando, que todo estaba ya perdido pues no había ya nada que hacer, al fin y al cabo nadie le ayudará, está sola, morirá. Se sintió cansada, dejó de luchar y se ahogó.

La otra rana, también estaba desesperando, se estaba cansando... Veía que se ahogaba si dejaba de moverse. Pensó "Si voy a morir, prefiero morir luchando por mi vida...no tengo ya nada que perder". Siguió moviendo sus patas hasta la extenuación. De pronto algo ocurrió. Sentía que la leche se iba solidificando en la medida que más se movía. Siguió intentándolo hasta que se dió cuenta que la leche se estaba convirtiendo en mantequilla....cuando la mantequilla estaba más firme, pudo salir de la tinaja, cansada, sorprendida y feliz, pero lo más importante, con una lección de vida que jamás olvidará.

Como ayer, lo dejo a tu reflexión. Un abrazo.

martes, 19 de agosto de 2008

Tres historias para pensar - I PARTE

Cuando las cosas se ponen difíciles, y cuando todo al rededor parece negativo, la gente lo ve todo gris y no sabe más que desanimar, recuerdo tres breves historias....alli va la primera:

"Las dos Ranas"



Cuentan por allí que dos ranitas cayeron en lo hondo de un pozo. Las demás ranas que estaban en la superficie, gritaban espantadas "¡Pobres!!! Ya nos les queda nada que hacer!!!", "¡Estarán muertas en breve!!!", "¡Desdichadas hermanas ranitas!!!"...



Ambas ranas, en el fondo, oían el griterio, y escuchaban con claridad "No se esfuercen, no podrán salir" o "Dejen de gastar esfuerzos....resignesen a su destino". Ambas, a pesar de ello se esforzaban, pero una comenzó a ceder, se le veía poco animosa y le decía a la otra que deje de esforzarse, que iban a morir.



La otra rana, seguía empeñada en salir, y no bajaba los brazos. El momento fatal llegó. La ranita que dejó de luchar, murió ahogada..mientras la otra seguía saltando. Las demás gritaban "¡Estás loca!!! ¡¡Tanto esfuerzo para nada!!! ¡Morirás también!!!....



Hasta que ocurrió lo inesperado..la ranita pudo salir, y las demás asombradas, comenzaron a aplaudir y acercarse a ella a abrazarla....No faltó por allí una rana que le preguntó a la otra -"¿Por qué crees que la ranita siguió saltando y nunca abandonó?" - "Pues pensaría que le estaban animando" -"¿cómo?", preguntó enseguida, y la otra contestó : "Es que es SORDA".


Pdta: No pienso escribir la moraleja, pues considero que es mejor que cada uno saque sus propias conclusiones...

miércoles, 13 de agosto de 2008

Racismo entre razas

Ayer, en unos de esos momentos nostálgicos en donde el youtube es una manera de reencontrarme con ciertos programas que veía en mi país (me gusta mucho el estilo de Jaime Bayly, por ejemplo) , casualmente tope con unos vídeos que reflejaban lo atrazada que puede ser la mentalidad de las personas que creen que el mundo es su pequeño espacio geográfico o su "clan" en donde otras "razas" resultan una "amenaza"...

Lo primero que ví eran unos cortos argentinos insultando a la gente de Chile, por roces historicos como la "cesión" de la Patagonia...a la par los chilenos haciendo lo mismo contra los argentinos...



Lo segundo, los argentinos y los chilenos hablando con menosprecio de peruanos que llegan a sus paises, tachándolos de ignorantes, sucios, "primitivos", como veía en un spot de un programa de televisión de argentina.





Lo que más me dolió fue ver un programa hecho en el Perú, en donde se trataba el tema del racismo en el propio país, y en donde la gente "caía" ante la pregunta: "¿Dejaría que su hija (o hijo) se casara con una persona de raza negra.....?". La rotunda respuesta: NO, de un grupo de 90 personas, 85 dieron esta respuesta, aproximadamente.


Blancos contra indios, indios contra negros, país contra país por conflictos históricos...Fuen un día en donde me pregunté si ignoraban que ante los paises "desarrollados" todos somos "sudacas". Donde entendí, nuevamente, que la estrechez de mente puede llevarnos a creernos que "ciertas" razas, "ciertas" culturas son mejores que otras (suficiente es pensarlo, aunque no se manifieste abiertamente).

El "racismo", está en todos, desde que concebimos en nuestra cabeza la noción de "raza", y nos diferenciamos...aunque no sea de manera violenta. Cuando esto ocurre, es señal de que se formó en nuestro esquema mental esa "semilla".

Cuando veamos no a una persona de raza "X" sino simplemente a una persona, ganaremos la oportunidad de ver en otro ser, aquellas riquezas que no son exclusivas de nadie, pero si de todos.

Un abrazo a todos los blanquinegrocholoindios, a toda la "raza" humana...
Obs: La fotografía corresponde a la página "VII Jornadas Solidarias - Sin Fronteras"

sábado, 2 de agosto de 2008

Sobre la "VERDAD"

Puede ser un tema un poco trillado, pero en estas alturas, en el contexto actual puede ser un tema fundamental para sentar las bases de nuestra felicidad, de la de nuestra familia, de la gente que nos rodea....me atrevo a ahondar un poco dentro de mí...perdona si resulto algo denso hoy..

Hay guerras en nombre de la verdad, se mata en nombre de la verdad, se condena inocentes en nombre de la verdad, se nos castiga en nombre de la verdad, se nos condena en nombre de la verdad…. Pero..¿Qué es entonces la verdad?...Si respondiera a esta pregunta sería un gran pretencioso, puesto que la verdad, pura en sí no tiene dueño, aunque hallan grupos “religiosos”, sectas, asociaciones, que digan ser dueños de ésta, basta con observar que muchas veces se contradicen entre ellas o se hacen o hicieron barbaridades en nombre de la tan valorada VERDAD.

Nuevamente, me pregunto ¿Qué es la verdad? Alguno dirá: “cada uno tiene su verdad”...sigo sin responderme, puede que la VERDAD se contradiga en sujeto a sujeto: para mí lo blanco puede ser negro y para otro lo negro puede ser blanco.

Si nos observamos, y observamos a los demás hay ciertos valores que son universales, pero no son valores del intelecto sino de la conciencia. Me explico. Matar a otro sujeto, por ejemplo, es a nivel de nuestra conciencia un acto que no es conforme a nuestra “humanidad”. Muy por dentro algo nos dice que no está bien, al margen que nos lo hallan dicho, o lo hallan penalizado. Lo más curioso del asunto es que se pueden utilizar muchas herramientas intelectivas para justificarlo, e incluso darle el valor de bueno o positivo o necesario. La conciencia versus la mente, la conciencia versus nuestras justificaciones.


Observémonos y veremos como en el transcurso del día realizamos cosas que a veces van e contra de nuestra conciencia, pero en seguida aparece “nuestro defensor” los argumentos mentales para callar la conciencia, perdón “calmar la conciencia”.


La verdad, está ligada íntimamente a nuestra conciencia, pero no de una conciencia mental como lo estamos observando sino de una superior a la mente. Podemos darle del calificativo de metafísico, o espiritual. Entonces, debemos estar claros en que si queremos actuar conforme a la verdad, a la verdad pura, a la verdad que rige la vida, la verdad que armoniza todo lo existente, debemos escuchar la voz de la conciencia, y actuar conforme a ella, sin dar cabida a justificar nuestros actos con argumentos, aunque nos suenen lógicos…(muchos argumentos lógicos se contradicen....entre sí).

¿Qué es la verdad?...eso nos toca a nosotros descubrirlo.