Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Creer, esperar y sonreir

Estaba sentado en el avión y no podía creer que en el lapso de unas 12 horas estaría abrazando a mis padres y mis hermanos después de casi 4 años de estar alejados por el gran charco ...
Empezaba a recordar que cuando compré el billete estaba atravezando las secuelas de la separación, también la muerte de mi abuela paterna con quien viví mi infancia, y aunque hubieron sus más y sus menos, la viejita se hizo querer...y se sumó un "cancer" de mi madre (que luego se descartó como tal, con un gran alivio). Era el mes de noviembre, y el día esperado sería el 13 de febrero, para llegar para el cumpleaños de mi hermano el 16 y el de mi madre el 20, ambos del mismo mes...qué días y qué lejano se hacía el día esperado...
Faltan dos horas, ya han puesto casi 4 películas, y la ansiedad intenta asomar...no se lo permito, pues sé que hará se me hará más larga la espera...claro, es difícil hacerlo si tomamos en cuenta que el avión despegó dos horas después de sentarnos en él, por una puerta…

De regreso...

Una semana interesante, intensa y muy rica de experiencias...Después de cuatro años casi, luego de posponerlo en varias ocasiones, puedo viajar a ver a mis padres, a Perú.

La historia que me trajo a este bello país (España) es interesante. Vine a ver a mi hija...a Alma.

Fruto del amor intenso, de ese amor que te lleva a dejar tu tierra, tus seguridades y progresos por estar con tu mujer y tu hija. Me costó un poco dejar mis clases de música, mis alumnos-amigos, mi familia parental... me deslumbraba la idea ver esos ojitos de la niña de mi alma...

Si no se entiende, debo aclarar que la madre de Alma, viajó con el fruto de nuestro amor sin pagar el billete de avión, de polizonte y sin que su madre se enterara, un día 9 de mayo del 2003. Cuando me enteré, estaba yo en mi habitación, tocando la guitarra....un mes después de su viaje.

No sabía si reir, llorar, pegar de saltos o sentarme de culo...y dije: "y ahora qué hacemos"...esa niña era deseada por los dos quizá no para ese momen…

Gracias...y hasta dentro de poco

La verdad, es grato saber que conectas y que puedes aportar algo en la vida de los demás...quien puede entender esta sensación es quien escribe también con y por amor. Es por eso, que esta semana, termino un proceso de restructuración en muchos aspectos de mi vida, por lo que me será imposible escribir y mantener el blog (ya estaba descuidando este espacio, y es como me decuidara de mí mismo).

Regreso la próxima semana, con más fuerza, más cariño, más empuje y con ganas de ser parte de la vida de cada uno de vosotros...pues es todo un honor para mí.

Gracias por vuestros comentarios, los agradezco con el corazón en la palma de mi mano, y espero encontrar a cada uno cuando regrese.

Mil abrazos y hasta dentro de poco.