Ir al contenido principal

¿Qué es el amor?....Una pregunta complicada


En una de estas tardes sabatinas de internet, me encontré con una amiga, una que es como si fuera mi hija (aunque sólo nos llevamos por 10 años). Siempre hablamos de muchos temas y me hizo la pregunta tan básica, pero tan complicada de explicar: "César: ¿Qué es el amor?". No soy un gurú, ni mucho menos, pero quizá las experiencias de la vida te hacen tener una idea. La verdad, con una separación a cuestas, y una serie de relaciones rotas, no me consideraba la persona más adecuada para contestar. Pero aún así me atreví.


Le dije: ¿A qué viene la pregunta?. Me contestó que ella concebía el amor como un sentimiento y había discutido con unos amigos en que es una cuestión de decisión.


Desde luego, conceptualizar es un buen ejercicio, pero muy pobre al querer encerrar una experiencia, en un concepto. Me arriesgué a un ejercicio de mayéutica, tan útil en estos casos, para responderle en condiciones adecuadas, y ella y yo terminemos satisfechos y claros.


¿Has tenido novio?. NO ¿Tienes hermanos? Soy hija única...Me la ponía difícil. ¿Te has enfadado con tus padres alguna vez? . Uff..ya tenía material. ¿Cuando te enfadaste querías cambiar de papás?. Sabía la respuesta. Desde luego que no.


Partimos entonces, en que el amor, no puede estar supeditado a las emociones, pues, sufríriamos esas subidas y bajadas, en el "ya no te amo porque ya no siento nada por ti", en el caso de sus padres "ya no les amo porque me he enfadado"...muy básico, pero visual.


Si el amor fuera una decisión, más jodido lo tendríamos. "He decidido amarte"...pues ya llegará el día en que diga: "He decidido dejarte".


Entonces : ¿Puede el amor ser una cuestión de emociones, sentimientos o decisiones? Creo rotundamente que no. No puedo concebir un corazón lleno de amor, y que esté lléndose por ahi de caza (la que se practica como deporte), o que un corazón esté lleno de amor, y le importe una mierda el medio ambiente, ensuciar y destruir tu propia casa y la de los demás y mucho peor, decir que amas y te de igual tratar mal a la gente más cercana, amigos, hermanos, padres, hijos....

El amor entonces, tiene necesariamente que tener una sustancia, superior a las emociones, sentimientos o cualquier decisión. Uno puede reconocer una persona que ama cuando de ella brota sin distinguir especie, raza, país, sexo, ideología, carácter, etc....el deseo de dar, de construir, de alimentar, de dar vida...esa fuerza interna indescriptible que nos hemos atrevido a distinguir en : amor de padre, de hermano, de pareja, de amigo...El mismo sol, visto desde distintos ángulos, pero al fin y al cabo, el mismo sol.


¿Qué es el amor?...Al final no se lo dije, pero al menos, no le di un concepto.



Comentarios

  1. Sin llegar a definir has descrito perfectamente lo que es el amor y lo que significa.Me parece que de todo lo que escribes siempre hay algo que te hace reflexionar y eso me parece muy interesante y destacable.Sigue asi,
    Laura Prieto

    ResponderEliminar
  2. no sabia que tenias un blog...Esta muy bueno, y si siempre hay algo que rescatar o reflexionar sobre un tema; este en particular me llamo la atencion.Nunca he escuchado a nadie describir el amor y me parecio bastante interesante leer eso que es una decision (o que podria serlo) yo en realidad nose,no sabria como explicar el amor...supongo que es un sentimiento y muchas emociones revueltas porque tal como te hace feliz, también te hace llorar tal vez de alegria o de pena pero son muchas emociones y muchos sentimientos juntos.Es gracioso y es molesto,te hace reir y te hace enfurecer....es muy confuso, pero en fin suele suceder =)
    Un beso, sigue escribiendo, creo que me hare asidua a tu pagina jeje...Cuidate mucho,besos para tus angelitos!!
    Anaïs Briceño

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por animarte a escribir!!! Gracias a tu comentario otras personas podrán animarse a sumar otros puntos de vista. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

La sonrisa sincera y unos ojos verdes

Una de las cosas que más lamento es haber descuidado este espacio, a mi parecer, demasiados días, pues voy encontrando personas que leen con cariño y atención y me debo a cada uno, sin pretender nada más que compartir a corazón abierto.

Una de las cosas, que me da felicidad, es la sonrisa. La de un niño, transparente, espontánea, natural. Pero la que me da más, es aquella que sale de un rostro duro, hostil y que sea el producto un profundo sentir de alegría, de agradecimiento, de sincero gusto.

Las más hermosas, son aquellas, que van acompañadas de ese brillo especial en los ojos, en donde no tienes ninguna duda que es una sonrisa real...una expresión del alma.

Hace tiempo, transitaba por una zona en Madrid, conocida por ser sitio de exposición del mercado de la carne, de la venta de placer al paso...Es común que te aborden, y desde luego, no hay nada mejor que no mirarle a los ojos , pues es como una aceptación de sus servicio...pero lo que es peor...enfrentarte a ver ojos inexpresivos,…

Ser o creerse religioso

Hablabamos en estos días con D. y A. sobre la influencia de la religión en las personas. Definitivamente, el tema de la "tradición", "costumbre", "la norma"...es un tema que algunos de pequeños, acogimos no con cierta dificultad.

El "niño problema" era el que preguntaba ¿por qué?, ¿para qué?..y la respuesta siempre fue "por qué asi tiene que ser", o "por que lo digo yo", o "por que así siempre se hizo y hay que respetar las costumbres".

Contaba A. que estudiaba en un colegio de monjas y en una prueba de religión, le preguntaron: ¿Quién es Dios? y ella respondió No conozco a ese señor. ¿Qué le dirías a Dios? a lo que ella contestó Mi madre me ha dicho que no hable con desconocidos...Tuvo la suerte que estas madres no le cortaron la libre iniciativa, y mucho menos su madre real, quien respetó siempre su manera de ver y ser en la vida (ella sólo tenía 9 años). Hoy en día esta mujer, vive una espiritualidad, un amor y res…

Discusión célebre de Winston Churchill con Charles de Gaulle

Una historia interesante para sonreir...

Cuentan que Winston Churchill discutía con Charles de Gaulle sobre una operación militar, y que al francés le molestaba que Churchill pusiese tanto hincapié en los costes de la operación y el tema financiero, pues no era "rentable".